Jump to content
Chuchón

No entiendo qué pasa con el mercadillo.

Recommended Posts

Vivimos en España, uno de los paises de la Union con mas desigualdad respecto a los otros miembros.

No tengo la chuleta a mano pero ahi va,

 

Estamos en la cola en sueldos, de los mas bajos, si no el que mas. Entonces, como es posible que la mortadela la paguemos mas cara que Alemania, Francia etc? La luz, gas, gasolina. La estafa del impuesto de Sucesiones.

Como es posible que 1kg de patata nueva este a 1,25 y el agricultor obtenga 15 centimos por ese kg en el mejor de los casos y asi un largo eccetera.

 

No nos bajamos los pantalones en el mercadillo ofreciendo gangas, vamos de gallitos peleones :) , sin en cambio, somos corderitos frente al Estado.

 

Muchos creimos que el movimiento 15M seria la revolucion deseada. No lo fue porque seguimos igual... cobrando limosna por nuestro trabajo, mientras los de arriba cada vez mas ricos.

 

Confia en ti mismo, porque si confias todo en las administraciones y prestaciones sociales del Estado eres muy optimista.... y no solo aqui, en toda la CE encontramos esta tendencia! La llamada "sociedad del bienestar" esta en un momento muy delicado y la culpa tiene la globalizacion economica, hoy en dia hay gente (por ejemplo en China) que esta dispuesta a trabajar 80 horas la semana por 100€ y con esto no podemos competir, el modelo Europeo esta cambiando y adaptandose (como puede) y habra menos dinero y prestaciones en general (sueldos, seguros, pensiones etc.) y tambien habra cada vez menos para los caprichos, incluido el material fotografico, ya vemos aqui lo que pasa, muy pocas compra/ventas....

Y mucha gente debe ahorrar meses para poder comprarse alguna lente o cam de 2. mano, no olvidamos este factor.... y los que compramos y vendemos tenemos una responsabilidad importante en las ventas (funcionamiento y estado general) y tenemos que acostumbrarnos vender/cambiar cada vez menos y mas economico!

Edited by lensreporter

Share this post


Link to post
Share on other sites

Resumiendo, compañeros, pérdida importante de poder adquisitivo (y como dice Rai, esto irá a más).

Mi nómina actual es ligeramente inferior a la de hace unos 8 años (y aún así, sé que comparado con mucha gente soy incluso afortunado). Y los precios... pues ya sabemos. Eso queda mucho menos para aficiones y caprichos.

  • Like 3

Share this post


Link to post
Share on other sites

Lo marco yo, 1400.

Es un objetivo que nuevo estara sobre los 1.700 en mercado chino. Si lo miras en españa estara sobre los 2000.

 

La posible razon de que no se pague 1500 por este objetivo sera por los Tamron pero si un Tamronadipto probara un pata negra de estos dejaria su tamron como pisapapeles :) Y la otra posible razon es porque ya se a visto alguno a 1200. 

Si nos guiamos por esta segunda razon, podiamos siguir la de otros equipos como un 135mm a 500. D3 a 500 y otros chollos vistos en la red puntualmente.

 

Por tu parte, ofreces 1200 no porque creas que vale eso, sabes que vale mas. Lo ofreces porque estas pensando el cuando lo vendas no perder nada o poco.

 

Al lio,

Volvere a ponerlo y sera a 1.400 o quizas se revaloriza con mis fotones  :bravo: y se cotizan a 1800  :wub:

 

Entiendo tu postura perfectamente como vendedor, pero también tienes que entender al comprador (en este caso que soy yo) nunca compro para revender, me dedico a otras cosas ,y en principio compro para que mi hijo lo herede, así que no me veras a mi comprar y vender por comprar y vender, y como comprador se como está el mercado y se que lo puedo conseguir a ese precio cuando quiera, lo que ocurre es que me he encaprichado del tuyo y no quiero otro, jejeje.

 

Aquí se ha hablado alguna vez de los jetas, oportunistas y vividores "que los hay" que hacen ofertas ridículas, te aseguro que no es mi caso, de hecho me dan asco este tipo de gente.

 

Yo también me puedo convertir en vendedor, de hecho creo que lo seré en breve para vender mi D750, una cámara que está nueva con 7000 disparos +- que pague por ella 1925 euros... En Andorra la tienes por 1800, en Amazon por 1500 y en Ebay comunidad Europea por 1250 con dos años de garantía, de los chinos no quiero ni el rollito de primavera... viendo el mercado me pregunto, por cuanto la puedo vender, 1250 euros? pues va a ser que no porque a ese precio te la compras nueva... En fin, con esto quiero decir que para comprar y vender hay que darse una vuelta y ser realistas.

 

Saludos.

Edited by fffrancis

Share this post


Link to post
Share on other sites

Entiendo tu postura perfectamente como vendedor, pero también tienes que entender al comprador (en este caso que soy yo) nunca compro para revender, me dedico a otras cosas ,y en principio compro para que mi hijo lo herede, así que no me veras a mi comprar y vender por comprar y vender, y como comprador se como está el mercado y se que lo puedo conseguir a ese precio cuando quiera, lo que ocurre es que me he encaprichado del tuyo y no quiero otro, jejeje.

 

Aquí se ha hablado alguna vez de los jetas, oportunistas y vividores "que los hay" que hacen ofertas ridículas, te aseguro que no es mi caso, de hecho me dan asco este tipo de gente.

 

Yo también me puedo convertir en vendedor, de hecho creo que lo seré en breve para vender mi D750, una cámara que está nueva con 7000 disparos +- que pague por ella 1925 euros... En Andorra la tienes por 1800, en Amazon por 1500 y en Ebay comunidad Europea por 1250 con dos años de garantía, de los chinos no quiero ni el rollito de primavera... viendo el mercado me pregunto, por cuanto la puedo vender, 1250 euros? pues va a ser que no porque a ese precio te la compras nueva... En fin, con esto quiero decir que para comprar y vender hay que darse una vuelta y ser realistas.

 

Saludos.

 

Excelente analisis! :1ok:

Y lo peor, por 1250€ muy dificilmente encontraras comprador.... quizas por +-1125, pero la tendencia de la D 750 va claramente a los 1000 (2. midad de 2018)....

Hoy en dia cambiar a un modelo superior es una ruina! :o

Para mi lo tengo claro, mi D 750 quedara con migo incluso para años.... no voy a participar en la locura de los Megapixel y prestaciones wifi, opino que 24 Megas son mas que suficientes y al carajo el wifi y los rafagas de 20 fotos por segundo! ;)

 

Saludos! :smile:

Edited by lensreporter

Share this post


Link to post
Share on other sites

Y lo peor, por 1250€ muy dificilmente encontraras comprador.... quizas por +-1125, pero la tendencia de la D 750 va claramente a los 1000 (2. midad de 2018)....

Hoy en dia cambiar a un modelo superior es una ruina! :o

Para mi lo tengo claro, mi D 750 quedara con migo incluso para años.... saludos! :smile:

 

Exacto Lens, esa es la cruda realidad.

Share this post


Link to post
Share on other sites

La D750 por 1250€ no creo que se venda de segunda mano aun teniendo solo 7000 y pico disparos que es nada.

 

Llevo varios meses considerando cambiar mi equipo para viajes, y esperando estoy desde entonces el movimiento que hará Nikon en este nuevo año con respecto a las mirroless, pero ayer leí en Nikonrumors los objetivos que están patentando para las próximas mirroless y no me está molando nada por ser zooms.

Entonces ayer mismo me dí una vuelta por el mercado gris para ver los precios de la D500, D610 y D750.... y ésta última tiene un precio excelente.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Bueno, pues el puto foro de los cojones vuelve a hacer de las suyas y a recortar los mensajes que intento cargar, dejando solo las primeras líneas.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Bueno, pues el xxx vuelve a hacer de las suyas y a recortar los mensajes que intento cargar, dejando solo las primeras líneas.

 

Tranqui amigo.... :lol: hay cosas peores en este mundo.... feliz Reyes! :1ok:

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

La D750 por 1250€ no creo que se venda de segunda mano aun teniendo solo 7000 y pico disparos que es nada.

 

Llevo varios meses considerando cambiar mi equipo para viajes, y esperando estoy desde entonces el movimiento que hará Nikon en este nuevo año con respecto a las mirroless, pero ayer leí en Nikonrumors los objetivos que están patentando para las próximas mirroless y no me está molando nada por ser zooms.

Entonces ayer mismo me dí una vuelta por el mercado gris para ver los precios de la D500, D610 y D750.... y ésta última tiene un precio excelente.

 

Con la D 750 me paso una pequeña odisea.... la compre por internet de una conocida empresa Francesa (FNAC) por en su momento economicos 1850....

Empezo a fallar despues unos meses con el famoso error del obturador, ya desde principio sobre- o infraexpuso muchas fotos, especialmente con los manuales....

Pasado un año empezo el bloqueo total y el "err" en la pantalla y tambien salieron aqui las primeras quejas con el hilo especifico.... me fui al FNAC para el tema de reparacion y gran sorpresa, la garantia era de solo 1! año (a partir del 2. año el cliente debe enviar por su cuenta la cam a Nikon Europe, nada de garantia nacional)!

Tambien fallo mio por no haber leido los detalles de la garantia.... siempre se aprende algo! Empeze a odiar la cam y la deje casi un año sin usar esperando que acaba la garantia.... hace poco la entrege en el SAT Finicon aqui en Barna y estupendo todo, buen trato, rapida reparacion y ahora esta como nueva.... :lol:

Asi me he enamorado otra vez en ella y se ha hecho imprescindible para mi.... y eso que pense venderla despues del arreglo por desconfianza hacia el modelo, pero nooooooo :saludar: seria absurdo perder 700-800€ por la cara tonta, pues, ahora si funciona de 1000 maravillas y se quedara con migo.....

Edited by lensreporter

Share this post


Link to post
Share on other sites

El precio de compra-venta (no hay compra sin venta, y no hay venta sin compra) no lo pone (salvo en casos muy especiales*) ni el comprador ni el vendedor, sino que lo marca el mercado. Voy a explicarlo con ejemplo:

a. Eres propietario de una estación de servicio en la autovía que va de la ciudad A, a la ciudad B. Dices, “como el gasóleo es mío, decido que lo vendo a 3 €/L (en el momento de escribir estas líneas, en cualquier estación de servicio se encuentra por debajo de 1,5 €/L, según Comunidad Autónoma), porque el vendedor soy yo, y yo pongo el precio de venta”. Pues bien, ese gasóleo tuyo te lo comes con patatas, porque los automovilistas lo que hacen es repostar en la estación de servicio que hay 10 km más adelante.

b. Eres conductor, y dices “el precio que estoy dispuesto a pagar por el gasóleo no es más de 0,5 €/L”. Pues bien, acabarás con el coche parado en el arcén, ya que nadie te venderá gasóleo a ese precio, si puede vendérselo a otros por más del doble (y no importa el precio de coste para la estación de servicio, sino por cuánto es capaz de venderlo).

Es decir, que si hay otra estación de servicio que oferta su gasóleo a 1,4 €/L, vas a tener muy complicado venderlo por más; Y si hay otros conductores dispuestos a pagar el precio “de mercado”, vas a tener muy difícil conseguir una rebaja.

(*) Como casos muy especiales, me refiero a que se trate de un artículo único o muy escaso, del que apenas haya oferta (o sea muy inferior a la demanda), o el comprador esté desesperado por conseguirlo (por ejemplo, un drogadicto). En ese caso, sí que pondría el precio el vendedor; o por el contrario, si el vendedor está desesperado por vender, tiene una necesidad imperiosa de dinero… En ese caso, el precio lo marcaría el comprador.


A mi modo de ver, tras 138 páginas de mensajes y dos años y medio más tarde, voy teniendo una idea de cuál es la situación en el mercadillo:

El problema de base es que la banda de precios de reserva de los vendedores está por encima de la de los precios de reserva de los compradores, siendo muy pocos los casos en los que se produce solapamiento de ambas (el precio de reserva es aquella cantidad de dinero, mínima en el caso del vendedor, máxima en el caso del comprador, que se está dispuesto a intercambiar como pago por el producto). Evidentemente, para que haya transacción tiene que darse el caso de que el precio de reserva del comprador supere, o al menos iguale, el precio de reserva del vendedor. En caso de no producirse esta circunstancia, la compra-venta no tiene lugar (aunque ambos piensen que son ellos los que han puesto el precio).
La situación no es solo que la mayoría de los anuncios de venta languidecen, hasta cerrarse solos por aburrimiento/falta de actividad, sino que algo parecido sucede con buena parte de los anuncios “Compro”. Porque digo yo ¿cómo es posible que coexistan un anuncio de “compro X” con uno de “Vendo X” sin que haya un acuerdo?. Pues porque el que quiere vender no quiere hacerlo por la cantidad que está dispuesto a pagar el que quiere comprar, y el que quiere comprar no está dispuesto a pagar la cantidad que pide el que quiere vender.

Voy a citar unos ejemplos reales de este mercadillo:

1. Hace no mucho salió a la venta un objetivo ya descatalogado, pero de calidad contrastada, cuyo precio habitual es en torno a 700 – 750 €, por 500 €, en perfecto estado. Tardó media hora en venderse. Y un mensaje en el hilo: la primera respuesta ya fue “me lo quedo”.

2. Lleva bastante tiempo un anuncio en el que un compañero quiere comprar un artículo, en prefecto estado, y dice la cantidad que está dispuesto a pagar (a mi juicio, poco). Y nadie se lo vende. Por cierto, ese mismo artículo está en otros hilos de venta, pero por más dinero del que está dispuesto a pagar.


Y ahora podemos iniciar un “brainstorming” acerca de por qué las cosas están así:

• Influye la oferta de gran cantidad de productos puestos en el mercado por suministradores “no convencionales” (valga el eufemismo) a precios reducidos. Cada vez más reducidos. Y esos productos grises suponen una competencia por incremento de la oferta respecto al mercado de segunda mano. Y que gran cantidad de estos productos acaban engrosando la oferta de segunda mano.

• Influye que hace no mucho esos mismos productos estaban más caros, por lo que el ahora vendedor de segunda mano, antes comprador, no está dispuesto a asumir una pérdida monetaria de esa magnitud. Y piensa que la solución es marcarse un precio de reserva demasiado alto. Me viene a la memoria cuando Sigma pegó un bajonazo de precio a su 17-50 f/2.8 OS, que de la noche a la mañana bajó entre un 30 y un 40% su precio (no es que apareciese un chino casi regalándolo: es que bajó en Amazon, tiendas físicas…). Y claro, los que lo habían comprado caro y querían venderlo salieron muy mal parados “Es que lo compré hace solo 4 meses por 500. Ya pierdo 100” “Sí, pero ahora en Amazon está, nuevo, por 300. No te voy a dar 400 ni loco”…

• En el caso del material DX se juntan el hambre con las ganas de comer: muchos compañeros han cambiado su cámara DX por una FX, y por un lado han puesto a la venta sus objetivos DX, y por otro lado, han dejado de ser potenciales comparadores de objetivos DX, desplazando el equilibrio del mercado (si se incrementa la oferta, y se reduce la demanda, los precios caen)

• Los consumidores tenemos memoria a corto plazo (un par de años), y somos conscientes de que la tendencia del mercado es bajista, y pensamos, “si no compro ahora, ya compraré más adelante por menos”. Y si más adelante lo podré conseguir por menos, no voy a pagar ahora lo que me piden. Y la venta no se produce. Y quien estaba metido en el círculo “comprar-probar-vender-comprar otra cosa…”, al ver que la bajada de precio en el intervalo que transcurre entre que compra y vende se le hace excesivamente oneroso, decide salir del círculo. Y en algunos casos, se dedica a quejarse de que no vende para poder volver a comprar.

Se ha comentado que el problema es la poca cantidad de dinero de la que disponemos el común de los españoles. No creo que sea ese el motivo, ya que quien esté muy afectado por falta de dinero para otros menesteres más importantes (comida, vivienda…), a mi modo de ver debieran estar dispuestos a vender por menos. Pero quien prefiere mantener el objetivo guardado en el armario antes que venderlo por menos de lo que él considera adecuado, es que no necesita el dinero. Y si no, fijaos en las tiendas de “Compro Oro”: hicieron su agosto hasta que la gente que necesitaba dinero se quedó sin joyas que vender.

  • Like 10

Share this post


Link to post
Share on other sites

Compañero 500MMMC, ni mas ni menos, ni menos ni mas, lo has explicado a la perfección.  ;) 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Despues del analisis del compañero 500MMMC, ademas de quitarme el sombrero, creo que hay poco mas que decir.

Saludos

Share this post


Link to post
Share on other sites

Creo que después del análisis de 500MMC, puede cerrarse el hilo y ponerle una chincheta para que si algún estudiante de economía necesita que alguien le explique las cositas claras claras claras, pueda encontrarlo fácilmente...

  • Like 2

Share this post


Link to post
Share on other sites

Tengo la solución al mercadillo!!!

Aquí son perros viejos casi todos y ya no pasan por el aro :)

La solución? Hay que atraer a novatos. Qué no sepan nada de fotografía y venderles todo nuestro excede nte. Sobre todo por Lens, que tiene un montón de hojalata que nadie quiere ja ja.

 

En fins, que no falte la risa.

Os faltó decir Feliz Año.

 

Au

  • Like 3

Share this post


Link to post
Share on other sites

El precio de compra-venta (no hay compra sin venta, y no hay venta sin compra) no lo pone (salvo en casos muy especiales*) ni el comprador ni el vendedor, sino que lo marca el mercado. Voy a explicarlo con ejemplo:

 

a. Eres propietario de una estación de servicio en la autovía que va de la ciudad A, a la ciudad B. Dices, “como el gasóleo es mío, decido que lo vendo a 3 €/L (en el momento de escribir estas líneas, en cualquier estación de servicio se encuentra por debajo de 1,5 €/L, según Comunidad Autónoma), porque el vendedor soy yo, y yo pongo el precio de venta”. Pues bien, ese gasóleo tuyo te lo comes con patatas, porque los automovilistas lo que hacen es repostar en la estación de servicio que hay 10 km más adelante.

 

b. Eres conductor, y dices “el precio que estoy dispuesto a pagar por el gasóleo no es más de 0,5 €/L”. Pues bien, acabarás con el coche parado en el arcén, ya que nadie te venderá gasóleo a ese precio, si puede vendérselo a otros por más del doble (y no importa el precio de coste para la estación de servicio, sino por cuánto es capaz de venderlo).

 

Es decir, que si hay otra estación de servicio que oferta su gasóleo a 1,4 €/L, vas a tener muy complicado venderlo por más; Y si hay otros conductores dispuestos a pagar el precio “de mercado”, vas a tener muy difícil conseguir una rebaja.

 

(*) Como casos muy especiales, me refiero a que se trate de un artículo único o muy escaso, del que apenas haya oferta (o sea muy inferior a la demanda), o el comprador esté desesperado por conseguirlo (por ejemplo, un drogadicto). En ese caso, sí que pondría el precio el vendedor; o por el contrario, si el vendedor está desesperado por vender, tiene una necesidad imperiosa de dinero… En ese caso, el precio lo marcaría el comprador.

 

 

A mi modo de ver, tras 138 páginas de mensajes y dos años y medio más tarde, voy teniendo una idea de cuál es la situación en el mercadillo:

 

El problema de base es que la banda de precios de reserva de los vendedores está por encima de la de los precios de reserva de los compradores, siendo muy pocos los casos en los que se produce solapamiento de ambas (el precio de reserva es aquella cantidad de dinero, mínima en el caso del vendedor, máxima en el caso del comprador, que se está dispuesto a intercambiar como pago por el producto). Evidentemente, para que haya transacción tiene que darse el caso de que el precio de reserva del comprador supere, o al menos iguale, el precio de reserva del vendedor. En caso de no producirse esta circunstancia, la compra-venta no tiene lugar (aunque ambos piensen que son ellos los que han puesto el precio).

La situación no es solo que la mayoría de los anuncios de venta languidecen, hasta cerrarse solos por aburrimiento/falta de actividad, sino que algo parecido sucede con buena parte de los anuncios “Compro”. Porque digo yo ¿cómo es posible que coexistan un anuncio de “compro X” con uno de “Vendo X” sin que haya un acuerdo?. Pues porque el que quiere vender no quiere hacerlo por la cantidad que está dispuesto a pagar el que quiere comprar, y el que quiere comprar no está dispuesto a pagar la cantidad que pide el que quiere vender.

 

Voy a citar unos ejemplos reales de este mercadillo:

 

1. Hace no mucho salió a la venta un objetivo ya descatalogado, pero de calidad contrastada, cuyo precio habitual es en torno a 700 – 750 €, por 500 €, en perfecto estado. Tardó media hora en venderse. Y un mensaje en el hilo: la primera respuesta ya fue “me lo quedo”.

 

2. Lleva bastante tiempo un anuncio en el que un compañero quiere comprar un artículo, en prefecto estado, y dice la cantidad que está dispuesto a pagar (a mi juicio, poco). Y nadie se lo vende. Por cierto, ese mismo artículo está en otros hilos de venta, pero por más dinero del que está dispuesto a pagar.

 

 

Y ahora podemos iniciar un “brainstorming” acerca de por qué las cosas están así:

 

• Influye la oferta de gran cantidad de productos puestos en el mercado por suministradores “no convencionales” (valga el eufemismo) a precios reducidos. Cada vez más reducidos. Y esos productos grises suponen una competencia por incremento de la oferta respecto al mercado de segunda mano. Y que gran cantidad de estos productos acaban engrosando la oferta de segunda mano.

 

• Influye que hace no mucho esos mismos productos estaban más caros, por lo que el ahora vendedor de segunda mano, antes comprador, no está dispuesto a asumir una pérdida monetaria de esa magnitud. Y piensa que la solución es marcarse un precio de reserva demasiado alto. Me viene a la memoria cuando Sigma pegó un bajonazo de precio a su 17-50 f/2.8 OS, que de la noche a la mañana bajó entre un 30 y un 40% su precio (no es que apareciese un chino casi regalándolo: es que bajó en Amazon, tiendas físicas…). Y claro, los que lo habían comprado caro y querían venderlo salieron muy mal parados “Es que lo compré hace solo 4 meses por 500. Ya pierdo 100” “Sí, pero ahora en Amazon está, nuevo, por 300. No te voy a dar 400 ni loco”…

 

• En el caso del material DX se juntan el hambre con las ganas de comer: muchos compañeros han cambiado su cámara DX por una FX, y por un lado han puesto a la venta sus objetivos DX, y por otro lado, han dejado de ser potenciales comparadores de objetivos DX, desplazando el equilibrio del mercado (si se incrementa la oferta, y se reduce la demanda, los precios caen)

 

• Los consumidores tenemos memoria a corto plazo (un par de años), y somos conscientes de que la tendencia del mercado es bajista, y pensamos, “si no compro ahora, ya compraré más adelante por menos”. Y si más adelante lo podré conseguir por menos, no voy a pagar ahora lo que me piden. Y la venta no se produce. Y quien estaba metido en el círculo “comprar-probar-vender-comprar otra cosa…”, al ver que la bajada de precio en el intervalo que transcurre entre que compra y vende se le hace excesivamente oneroso, decide salir del círculo. Y en algunos casos, se dedica a quejarse de que no vende para poder volver a comprar.

 

Se ha comentado que el problema es la poca cantidad de dinero de la que disponemos el común de los españoles. No creo que sea ese el motivo, ya que quien esté muy afectado por falta de dinero para otros menesteres más importantes (comida, vivienda…), a mi modo de ver debieran estar dispuestos a vender por menos. Pero quien prefiere mantener el objetivo guardado en el armario antes que venderlo por menos de lo que él considera adecuado, es que no necesita el dinero. Y si no, fijaos en las tiendas de “Compro Oro”: hicieron su agosto hasta que la gente que necesitaba dinero se quedó sin joyas que vender.

 

Naturalmente estoy bien de acuerdo con tus laboriosos esfuerzos y verdad, en casi todo no hay nada que añadir a tus conclusiones... ahora entiendo tambien tu cabreo que no has podido escribir bien las lineas.... fastidia si quieres transmitir algo bien pensado y importante y justamente en este momento falla el sistema....

Lo que me temo con esta brutal tendencia hacia la baja (igual que nuestra economia domestica que al menos como empleado u pequeño autonomo nos prepara cada vez mas dolores de cabeza) es que la gente ya no haran muchos cambios en su equipo, simplemente por el hecho de no tener dinero sobrante para una optica o camara y los mercadillos dejaran de funcionar - como por ejemplo el "mercadillo-cadaver" de Ojo Digital y lo mismo con Fotonatura y Manualens, incluso Canonistas se esta estancando muchisimo y la actividad de nuestro querido mercadillo tambien se esta reduciendo cada año un poco mas - Canonistas y Ojo Digital y luego Nikonistas eran hace 5-10 años los mercadillos con mas exito en la escena española de fotografia!

 

Saludos! :1ok:

Edited by lensreporter

Share this post


Link to post
Share on other sites

Creo que después del análisis de 500MMC, puede cerrarse el hilo y ponerle una chincheta para que si algún estudiante de economía necesita que alguien le explique las cositas claras claras claras, pueda encontrarlo fácilmente...

Totalmente de acuerdo.

Ha quedado todo cristalino y meridiano.

 

Enviado desde mi SM-G955F mediante Tapatalk

Share this post


Link to post
Share on other sites

El precio de compra-venta (no hay compra sin venta, y no hay venta sin compra) no lo pone (salvo en casos muy especiales*) ni el comprador ni el vendedor, sino que lo marca el mercado. Voy a explicarlo con ejemplo:

 

a. Eres propietario de una estación de servicio en la autovía que va de la ciudad A, a la ciudad B. Dices, “como el gasóleo es mío, decido que lo vendo a 3 €/L (en el momento de escribir estas líneas, en cualquier estación de servicio se encuentra por debajo de 1,5 €/L, según Comunidad Autónoma), porque el vendedor soy yo, y yo pongo el precio de venta”. Pues bien, ese gasóleo tuyo te lo comes con patatas, porque los automovilistas lo que hacen es repostar en la estación de servicio que hay 10 km más adelante.

 

b. Eres conductor, y dices “el precio que estoy dispuesto a pagar por el gasóleo no es más de 0,5 €/L”. Pues bien, acabarás con el coche parado en el arcén, ya que nadie te venderá gasóleo a ese precio, si puede vendérselo a otros por más del doble (y no importa el precio de coste para la estación de servicio, sino por cuánto es capaz de venderlo).

 

Es decir, que si hay otra estación de servicio que oferta su gasóleo a 1,4 €/L, vas a tener muy complicado venderlo por más; Y si hay otros conductores dispuestos a pagar el precio “de mercado”, vas a tener muy difícil conseguir una rebaja.

 

(*) Como casos muy especiales, me refiero a que se trate de un artículo único o muy escaso, del que apenas haya oferta (o sea muy inferior a la demanda), o el comprador esté desesperado por conseguirlo (por ejemplo, un drogadicto). En ese caso, sí que pondría el precio el vendedor; o por el contrario, si el vendedor está desesperado por vender, tiene una necesidad imperiosa de dinero… En ese caso, el precio lo marcaría el comprador.

 

 

A mi modo de ver, tras 138 páginas de mensajes y dos años y medio más tarde, voy teniendo una idea de cuál es la situación en el mercadillo:

 

El problema de base es que la banda de precios de reserva de los vendedores está por encima de la de los precios de reserva de los compradores, siendo muy pocos los casos en los que se produce solapamiento de ambas (el precio de reserva es aquella cantidad de dinero, mínima en el caso del vendedor, máxima en el caso del comprador, que se está dispuesto a intercambiar como pago por el producto). Evidentemente, para que haya transacción tiene que darse el caso de que el precio de reserva del comprador supere, o al menos iguale, el precio de reserva del vendedor. En caso de no producirse esta circunstancia, la compra-venta no tiene lugar (aunque ambos piensen que son ellos los que han puesto el precio).

La situación no es solo que la mayoría de los anuncios de venta languidecen, hasta cerrarse solos por aburrimiento/falta de actividad, sino que algo parecido sucede con buena parte de los anuncios “Compro”. Porque digo yo ¿cómo es posible que coexistan un anuncio de “compro X” con uno de “Vendo X” sin que haya un acuerdo?. Pues porque el que quiere vender no quiere hacerlo por la cantidad que está dispuesto a pagar el que quiere comprar, y el que quiere comprar no está dispuesto a pagar la cantidad que pide el que quiere vender.

 

Voy a citar unos ejemplos reales de este mercadillo:

 

1. Hace no mucho salió a la venta un objetivo ya descatalogado, pero de calidad contrastada, cuyo precio habitual es en torno a 700 – 750 €, por 500 €, en perfecto estado. Tardó media hora en venderse. Y un mensaje en el hilo: la primera respuesta ya fue “me lo quedo”.

 

2. Lleva bastante tiempo un anuncio en el que un compañero quiere comprar un artículo, en prefecto estado, y dice la cantidad que está dispuesto a pagar (a mi juicio, poco). Y nadie se lo vende. Por cierto, ese mismo artículo está en otros hilos de venta, pero por más dinero del que está dispuesto a pagar.

 

 

Y ahora podemos iniciar un “brainstorming” acerca de por qué las cosas están así:

 

• Influye la oferta de gran cantidad de productos puestos en el mercado por suministradores “no convencionales” (valga el eufemismo) a precios reducidos. Cada vez más reducidos. Y esos productos grises suponen una competencia por incremento de la oferta respecto al mercado de segunda mano. Y que gran cantidad de estos productos acaban engrosando la oferta de segunda mano.

 

• Influye que hace no mucho esos mismos productos estaban más caros, por lo que el ahora vendedor de segunda mano, antes comprador, no está dispuesto a asumir una pérdida monetaria de esa magnitud. Y piensa que la solución es marcarse un precio de reserva demasiado alto. Me viene a la memoria cuando Sigma pegó un bajonazo de precio a su 17-50 f/2.8 OS, que de la noche a la mañana bajó entre un 30 y un 40% su precio (no es que apareciese un chino casi regalándolo: es que bajó en Amazon, tiendas físicas…). Y claro, los que lo habían comprado caro y querían venderlo salieron muy mal parados “Es que lo compré hace solo 4 meses por 500. Ya pierdo 100” “Sí, pero ahora en Amazon está, nuevo, por 300. No te voy a dar 400 ni loco”…

 

• En el caso del material DX se juntan el hambre con las ganas de comer: muchos compañeros han cambiado su cámara DX por una FX, y por un lado han puesto a la venta sus objetivos DX, y por otro lado, han dejado de ser potenciales comparadores de objetivos DX, desplazando el equilibrio del mercado (si se incrementa la oferta, y se reduce la demanda, los precios caen)

 

• Los consumidores tenemos memoria a corto plazo (un par de años), y somos conscientes de que la tendencia del mercado es bajista, y pensamos, “si no compro ahora, ya compraré más adelante por menos”. Y si más adelante lo podré conseguir por menos, no voy a pagar ahora lo que me piden. Y la venta no se produce. Y quien estaba metido en el círculo “comprar-probar-vender-comprar otra cosa…”, al ver que la bajada de precio en el intervalo que transcurre entre que compra y vende se le hace excesivamente oneroso, decide salir del círculo. Y en algunos casos, se dedica a quejarse de que no vende para poder volver a comprar.

 

Se ha comentado que el problema es la poca cantidad de dinero de la que disponemos el común de los españoles. No creo que sea ese el motivo, ya que quien esté muy afectado por falta de dinero para otros menesteres más importantes (comida, vivienda…), a mi modo de ver debieran estar dispuestos a vender por menos. Pero quien prefiere mantener el objetivo guardado en el armario antes que venderlo por menos de lo que él considera adecuado, es que no necesita el dinero. Y si no, fijaos en las tiendas de “Compro Oro”: hicieron su agosto hasta que la gente que necesitaba dinero se quedó sin joyas que vender.

Muchísimas gracias por poner negro sobre blanco (blanco sobre negro si tienes Tapatalk en modo nocturno... ;-)), la realidad de las cosas desde un análisis exhaustivo, profundo e incluso ameno.

 

Imagino que eres un profesional de la economía o cuando menos, formado en la materia.

 

(De pastelero estarías echando a perder tu talento)

 

Saludos.

 

Enviado desde mi SM-G955F mediante Tapatalk

Share this post


Link to post
Share on other sites

El precio de compra-venta (no hay compra sin venta, y no hay venta sin compra) no lo pone (salvo en casos muy especiales*) ni el comprador ni el vendedor, sino que lo marca el mercado. Voy a explicarlo con ejemplo:

 

a. Eres propietario de una estación de servicio en la autovía que va de la ciudad A, a la ciudad B. Dices, “como el gasóleo es mío, decido que lo vendo a 3 €/L (en el momento de escribir estas líneas, en cualquier estación de servicio se encuentra por debajo de 1,5 €/L, según Comunidad Autónoma), porque el vendedor soy yo, y yo pongo el precio de venta”. Pues bien, ese gasóleo tuyo te lo comes con patatas, porque los automovilistas lo que hacen es repostar en la estación de servicio que hay 10 km más adelante.

 

b. Eres conductor, y dices “el precio que estoy dispuesto a pagar por el gasóleo no es más de 0,5 €/L”. Pues bien, acabarás con el coche parado en el arcén, ya que nadie te venderá gasóleo a ese precio, si puede vendérselo a otros por más del doble (y no importa el precio de coste para la estación de servicio, sino por cuánto es capaz de venderlo).

 

Es decir, que si hay otra estación de servicio que oferta su gasóleo a 1,4 €/L, vas a tener muy complicado venderlo por más; Y si hay otros conductores dispuestos a pagar el precio “de mercado”, vas a tener muy difícil conseguir una rebaja.

 

(*) Como casos muy especiales, me refiero a que se trate de un artículo único o muy escaso, del que apenas haya oferta (o sea muy inferior a la demanda), o el comprador esté desesperado por conseguirlo (por ejemplo, un drogadicto). En ese caso, sí que pondría el precio el vendedor; o por el contrario, si el vendedor está desesperado por vender, tiene una necesidad imperiosa de dinero… En ese caso, el precio lo marcaría el comprador.

 

 

A mi modo de ver, tras 138 páginas de mensajes y dos años y medio más tarde, voy teniendo una idea de cuál es la situación en el mercadillo:

 

El problema de base es que la banda de precios de reserva de los vendedores está por encima de la de los precios de reserva de los compradores, siendo muy pocos los casos en los que se produce solapamiento de ambas (el precio de reserva es aquella cantidad de dinero, mínima en el caso del vendedor, máxima en el caso del comprador, que se está dispuesto a intercambiar como pago por el producto). Evidentemente, para que haya transacción tiene que darse el caso de que el precio de reserva del comprador supere, o al menos iguale, el precio de reserva del vendedor. En caso de no producirse esta circunstancia, la compra-venta no tiene lugar (aunque ambos piensen que son ellos los que han puesto el precio).

La situación no es solo que la mayoría de los anuncios de venta languidecen, hasta cerrarse solos por aburrimiento/falta de actividad, sino que algo parecido sucede con buena parte de los anuncios “Compro”. Porque digo yo ¿cómo es posible que coexistan un anuncio de “compro X” con uno de “Vendo X” sin que haya un acuerdo?. Pues porque el que quiere vender no quiere hacerlo por la cantidad que está dispuesto a pagar el que quiere comprar, y el que quiere comprar no está dispuesto a pagar la cantidad que pide el que quiere vender.

 

Voy a citar unos ejemplos reales de este mercadillo:

 

1. Hace no mucho salió a la venta un objetivo ya descatalogado, pero de calidad contrastada, cuyo precio habitual es en torno a 700 – 750 €, por 500 €, en perfecto estado. Tardó media hora en venderse. Y un mensaje en el hilo: la primera respuesta ya fue “me lo quedo”.

 

2. Lleva bastante tiempo un anuncio en el que un compañero quiere comprar un artículo, en prefecto estado, y dice la cantidad que está dispuesto a pagar (a mi juicio, poco). Y nadie se lo vende. Por cierto, ese mismo artículo está en otros hilos de venta, pero por más dinero del que está dispuesto a pagar.

 

 

Y ahora podemos iniciar un “brainstorming” acerca de por qué las cosas están así:

 

• Influye la oferta de gran cantidad de productos puestos en el mercado por suministradores “no convencionales” (valga el eufemismo) a precios reducidos. Cada vez más reducidos. Y esos productos grises suponen una competencia por incremento de la oferta respecto al mercado de segunda mano. Y que gran cantidad de estos productos acaban engrosando la oferta de segunda mano.

 

• Influye que hace no mucho esos mismos productos estaban más caros, por lo que el ahora vendedor de segunda mano, antes comprador, no está dispuesto a asumir una pérdida monetaria de esa magnitud. Y piensa que la solución es marcarse un precio de reserva demasiado alto. Me viene a la memoria cuando Sigma pegó un bajonazo de precio a su 17-50 f/2.8 OS, que de la noche a la mañana bajó entre un 30 y un 40% su precio (no es que apareciese un chino casi regalándolo: es que bajó en Amazon, tiendas físicas…). Y claro, los que lo habían comprado caro y querían venderlo salieron muy mal parados “Es que lo compré hace solo 4 meses por 500. Ya pierdo 100” “Sí, pero ahora en Amazon está, nuevo, por 300. No te voy a dar 400 ni loco”…

 

• En el caso del material DX se juntan el hambre con las ganas de comer: muchos compañeros han cambiado su cámara DX por una FX, y por un lado han puesto a la venta sus objetivos DX, y por otro lado, han dejado de ser potenciales comparadores de objetivos DX, desplazando el equilibrio del mercado (si se incrementa la oferta, y se reduce la demanda, los precios caen)

 

• Los consumidores tenemos memoria a corto plazo (un par de años), y somos conscientes de que la tendencia del mercado es bajista, y pensamos, “si no compro ahora, ya compraré más adelante por menos”. Y si más adelante lo podré conseguir por menos, no voy a pagar ahora lo que me piden. Y la venta no se produce. Y quien estaba metido en el círculo “comprar-probar-vender-comprar otra cosa…”, al ver que la bajada de precio en el intervalo que transcurre entre que compra y vende se le hace excesivamente oneroso, decide salir del círculo. Y en algunos casos, se dedica a quejarse de que no vende para poder volver a comprar.

 

Se ha comentado que el problema es la poca cantidad de dinero de la que disponemos el común de los españoles. No creo que sea ese el motivo, ya que quien esté muy afectado por falta de dinero para otros menesteres más importantes (comida, vivienda…), a mi modo de ver debieran estar dispuestos a vender por menos. Pero quien prefiere mantener el objetivo guardado en el armario antes que venderlo por menos de lo que él considera adecuado, es que no necesita el dinero. Y si no, fijaos en las tiendas de “Compro Oro”: hicieron su agosto hasta que la gente que necesitaba dinero se quedó sin joyas que vender.

Claro, para que lo entendamos todos!!!

Share this post


Link to post
Share on other sites

El precio de compra-venta (no hay compra sin venta, y no hay venta sin compra) no lo pone (salvo en casos muy especiales*) ni el comprador ni el vendedor, sino que lo marca el mercado. Voy a explicarlo con ejemplo:

a. Eres propietario de una estación de servicio en la autovía que va de la ciudad A, a la ciudad B. Dices, “como el gasóleo es mío, decido que lo vendo a 3 €/L (en el momento de escribir estas líneas, en cualquier estación de servicio se encuentra por debajo de 1,5 €/L, según Comunidad Autónoma), porque el vendedor soy yo, y yo pongo el precio de venta”. Pues bien, ese gasóleo tuyo te lo comes con patatas, porque los automovilistas lo que hacen es repostar en la estación de servicio que hay 10 km más adelante.

b. Eres conductor, y dices “el precio que estoy dispuesto a pagar por el gasóleo no es más de 0,5 €/L”. Pues bien, acabarás con el coche parado en el arcén, ya que nadie te venderá gasóleo a ese precio, si puede vendérselo a otros por más del doble (y no importa el precio de coste para la estación de servicio, sino por cuánto es capaz de venderlo).

Es decir, que si hay otra estación de servicio que oferta su gasóleo a 1,4 €/L, vas a tener muy complicado venderlo por más; Y si hay otros conductores dispuestos a pagar el precio “de mercado”, vas a tener muy difícil conseguir una rebaja.

(*) Como casos muy especiales, me refiero a que se trate de un artículo único o muy escaso, del que apenas haya oferta (o sea muy inferior a la demanda), o el comprador esté desesperado por conseguirlo (por ejemplo, un drogadicto). En ese caso, sí que pondría el precio el vendedor; o por el contrario, si el vendedor está desesperado por vender, tiene una necesidad imperiosa de dinero… En ese caso, el precio lo marcaría el comprador.

A mi modo de ver, tras 138 páginas de mensajes y dos años y medio más tarde, voy teniendo una idea de cuál es la situación en el mercadillo:

El problema de base es que la banda de precios de reserva de los vendedores está por encima de la de los precios de reserva de los compradores, siendo muy pocos los casos en los que se produce solapamiento de ambas (el precio de reserva es aquella cantidad de dinero, mínima en el caso del vendedor, máxima en el caso del comprador, que se está dispuesto a intercambiar como pago por el producto). Evidentemente, para que haya transacción tiene que darse el caso de que el precio de reserva del comprador supere, o al menos iguale, el precio de reserva del vendedor. En caso de no producirse esta circunstancia, la compra-venta no tiene lugar (aunque ambos piensen que son ellos los que han puesto el precio).

La situación no es solo que la mayoría de los anuncios de venta languidecen, hasta cerrarse solos por aburrimiento/falta de actividad, sino que algo parecido sucede con buena parte de los anuncios “Compro”. Porque digo yo ¿cómo es posible que coexistan un anuncio de “compro X” con uno de “Vendo X” sin que haya un acuerdo?. Pues porque el que quiere vender no quiere hacerlo por la cantidad que está dispuesto a pagar el que quiere comprar, y el que quiere comprar no está dispuesto a pagar la cantidad que pide el que quiere vender.

Voy a citar unos ejemplos reales de este mercadillo:

1. Hace no mucho salió a la venta un objetivo ya descatalogado, pero de calidad contrastada, cuyo precio habitual es en torno a 700 – 750 €, por 500 €, en perfecto estado. Tardó media hora en venderse. Y un mensaje en el hilo: la primera respuesta ya fue “me lo quedo”.

2. Lleva bastante tiempo un anuncio en el que un compañero quiere comprar un artículo, en prefecto estado, y dice la cantidad que está dispuesto a pagar (a mi juicio, poco). Y nadie se lo vende. Por cierto, ese mismo artículo está en otros hilos de venta, pero por más dinero del que está dispuesto a pagar.

Y ahora podemos iniciar un “brainstorming” acerca de por qué las cosas están así:

• Influye la oferta de gran cantidad de productos puestos en el mercado por suministradores “no convencionales” (valga el eufemismo) a precios reducidos. Cada vez más reducidos. Y esos productos grises suponen una competencia por incremento de la oferta respecto al mercado de segunda mano. Y que gran cantidad de estos productos acaban engrosando la oferta de segunda mano.

• Influye que hace no mucho esos mismos productos estaban más caros, por lo que el ahora vendedor de segunda mano, antes comprador, no está dispuesto a asumir una pérdida monetaria de esa magnitud. Y piensa que la solución es marcarse un precio de reserva demasiado alto. Me viene a la memoria cuando Sigma pegó un bajonazo de precio a su 17-50 f/2.8 OS, que de la noche a la mañana bajó entre un 30 y un 40% su precio (no es que apareciese un chino casi regalándolo: es que bajó en Amazon, tiendas físicas…). Y claro, los que lo habían comprado caro y querían venderlo salieron muy mal parados “Es que lo compré hace solo 4 meses por 500. Ya pierdo 100” “Sí, pero ahora en Amazon está, nuevo, por 300. No te voy a dar 400 ni loco”…

• En el caso del material DX se juntan el hambre con las ganas de comer: muchos compañeros han cambiado su cámara DX por una FX, y por un lado han puesto a la venta sus objetivos DX, y por otro lado, han dejado de ser potenciales comparadores de objetivos DX, desplazando el equilibrio del mercado (si se incrementa la oferta, y se reduce la demanda, los precios caen)

• Los consumidores tenemos memoria a corto plazo (un par de años), y somos conscientes de que la tendencia del mercado es bajista, y pensamos, “si no compro ahora, ya compraré más adelante por menos”. Y si más adelante lo podré conseguir por menos, no voy a pagar ahora lo que me piden. Y la venta no se produce. Y quien estaba metido en el círculo “comprar-probar-vender-comprar otra cosa…”, al ver que la bajada de precio en el intervalo que transcurre entre que compra y vende se le hace excesivamente oneroso, decide salir del círculo. Y en algunos casos, se dedica a quejarse de que no vende para poder volver a comprar.

Se ha comentado que el problema es la poca cantidad de dinero de la que disponemos el común de los españoles. No creo que sea ese el motivo, ya que quien esté muy afectado por falta de dinero para otros menesteres más importantes (comida, vivienda…), a mi modo de ver debieran estar dispuestos a vender por menos. Pero quien prefiere mantener el objetivo guardado en el armario antes que venderlo por menos de lo que él considera adecuado, es que no necesita el dinero. Y si no, fijaos en las tiendas de “Compro Oro”: hicieron su agosto hasta que la gente que necesitaba dinero se quedó sin joyas que vender.

Casi podían ponerle una chintecha a tu intervención y cerrar el tema.

 

Lo has clavado compañero

Edited by chema_64

Share this post


Link to post
Share on other sites
Guest
This topic is now closed to further replies.

  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

×