Jump to content
xavier_1

Interesantisimo documento de ADOBE para impresión

Publicaciones recomendadas

Me ha parecido tan claro e interesante este documento de ADOBE, que creo merece la pena reproducirlo para aclarar muchas dudas.

 

Merece la pena leerlo tranquilamente

 

Para aclarar dudas, seguro que en el foro estamos unos cuantos colegas para ayudar.

 

1saludo.

 

----

 

¿Qué es la gestión de color?

La gestión de color se refiere a la tecnología y los procesos que se utilizan para asegurar que los colores se presenten de la manera más fiel posible a la que se pretende en diferentes dispositivos. No existe ninguna pantalla de dispositivo ni impresora capaces de presentar la gama de brillo y color que percibe el ojo humano; no hay dos dispositivos, incluidos tipos diferentes de papel de impresión, que puedan presentar la misma gama de brillo y color.

 

Además, varios dispositivos de la misma clase responden de manera diferente: si desenchufa un modelo de monitor y enchufa otro sin cambiar ni una sola configuración de software, las imágenes tendrán un aspecto distinto en el nuevo monitor. Si cambia el papel de la impresora sin cambiar ni una sola configuración de software, las imágenes tendrán un aspecto distinto en el nuevo papel.

La gestión de color tiene en cuenta estas cuestiones. Es posible obtener resultados bastante razonables con un equipo mínimo y dedicando un poco de tiempo a algunos procedimientos sencillos. Si lo que busca son resultados con una precisión muy alta y que se pueda medir, hacen falta equipos y procedimientos más complejos. Este documento se centra mayoritariamente en la parte más baja de esa escala. La gestión de color puede aproximarse tanto como lo permita la física, pero siempre habrá una diferencia entre lo que se ve en pantalla y lo que se imprime (consulte a continuación). Y lo más importante: la gestión de color hace que esa diferencia sea coherente y predecible. Las impresiones no serán verdes unas veces y rosas en otras, ni inesperadamente oscuras o brillantes.

 

¿Qué son los perfiles de color?

La gestión de color se basa en el uso de perfiles de color. Para nuestros objetivos, hay dos clases de perfiles de color:

  • Los perfiles de color se asocian con un dispositivo, por ejemplo una pantalla o una impresora, y tinta y papel de un modelo determinado. Describen cómo muestra el color el dispositivo, incluidos los colores que puede y no puede mostrar.
     
  • Los perfiles de trabajo se asocian con un documento en Photoshop, por ejemplo una imagen capturada por una cámara digital. Describen el modo en que los valores RGB del documento se corresponden con los colores reales que vemos; asimismo, determina los colores que se pueden representar en el documento. El perfil de trabajo de un documento se define al crearse un documento, ya sea un archivo JPEG de una cámara digital o un escáner, un documento nuevo creado en Photoshop o un documento creado al abrir una imagen digital de Camera RAW en Adobe Camera Raw. Los dos perfiles de trabajo más comunes son sRGB y AdobeRGB.

1. ProPhotoRGB. Este espacio de color lo utilizan quienes desean asegurarse de retener el máximo de información sobre el color posible de sus capturas de imagen. Es una de esas funciones que probablemente solo se utilizan si se sabe por qué se quieren utilizar y es más adecuada para las impresoras de la gama más alta. Lo más importante que debe saberse sobre el uso de ProPhotoRGB como espacio de trabajo es que, para evitar pagar por esos colores extra con un riesgo mayor de aparición de bandas (pasos visibles entre colores) en las imágenes, es aconsejable trabajar en modo de 16 bits. ProPhotoRGB puede representar muchos más colores que incluso AdobeRGB, incluido un sector relativamente pequeño de colores que las impresoras de chorro de tinta de gama alta pueden imprimir que no se pueden representar en AdobeRGB. Incluye también una cantidad enorme de colores que las cámaras digitales pueden capturar pero que no se pueden ver en ningún dispositivo de salida o impresora, e incluso más colores de los que puede ver el ojo pero que no se pueden capturar con ningún dispositivo de entrada ni ver en ningún dispositivo de salida. ¿Qué sentido tienen todos estos colores si no se pueden ver ni imprimir? En primer lugar, puede estar seguro de no haber descartado ningún dato que la cámara ha capturado hasta que sea absolutamente necesario (al imprimir el archivo). Por ejemplo, podría efectuar un cambio importante de tono o saturación que mueva un rango de rojos púrpura que antes no se podían ver ni imprimir a un rango de azules oscuros que se pueden ver en pantalla. O a lo mejor podría realizar una secuencia de pasos de edición que, momentáneamente, crease colores extremos que no pueden imprimirse para después restaurarlos a un rango imprimible (por ejemplo, aumentando la saturación general del color y después reducirla en determinadas áreas). Disponer de todos esos colores extra permite realizar todo esto sin destruir diferencias de color en la imagen. Sin embargo, ProPhotoRGB tiene un precio: para evitar las bandas, debe trabajarse en modo de 16 bits, lo cual dobla los tamaños de archivo, los requisitos de memoria y los tiempos de operación. La mayoría de las operaciones de Photoshop están disponibles en modo de 16 bits, pero no lo están muchas de las operaciones de filtros creativos.

 

AdobeRGB puede representar más colores que sRGB; en concreto, más colores saturados de los que pueden imprimir las impresoras de chorro de tinta. Este perfil es el más adecuado para las impresoras de gama media. Así pues, si tiene previsto imprimir las imágenes en una impresora de chorro de tinta, quizá desee utilizar AdobeRGB como espacio de trabajo. Para ello, debe configurar el software de la cámara digital o de la impresora para que genere archivos AdobeRGB, definir la configuración de salida de Adobe Camera Raw para que genere archivos AdobeRGB o, si se crean documentos desde cero en Photoshop, seleccionar Adobe RGB en el menú emergente Perfil de color en la sección de opciones avanzadas del cuadro de diálogo Nuevo documento.

 

sRGB puede representar menos colores que AdobeRGB y las impresoras de chorro de tinta pueden imprimir muchos de esos colores. Este es el perfil más adecuado para las impresoras All-In-One (que incluyen un escáner y un fax). Por lo tanto, si utiliza sRGB, nunca verá algunos de los colores más saturados que la cámara digital o el escáner pueden capturar y que la impresora podría imprimir. No obstante, sRGB incluye una inmensa mayoría de colores de una inmensa mayoría de imágenes. Gran parte de los monitores conectados a Internet no tienen ninguna gestión de color; sin embargo, cuentan con perfiles de dispositivo cercanos a sRGB y muchos servicios de impresión en línea requieren que archivos que imprimen tengan un perfil de trabajo de sRGB. Eso significa que, en los archivos que se publican en Internet o que se envían a esta clase de servicios en línea, debe utilizarse un espacio de trabajo de sRGB o convertir el archivo a sRGB antes de publicarlo o enviarlo. Para convertir un documento a sRGB, elija Editar > Convertir en perfil y seleccione sRGB como Espacio de destino (sin modificar las otras opciones), o bien seleccione la casilla de verificación Convertir a SRGB del cuadro de diálogo Guardar para Web y dispositivos al guardar un archivo JPEG para Internet.

 

Sugerencias para mejorar las impresiones en color:

 

A continuación se presentan algunas sugerencias fundamentales para la gestión de color. Las dos primeras son las más importantes:

 

Configure un entorno de iluminación razonable y coherente para el monitor que se utiliza en la edición.

  • Una iluminación baja que no cambia demasiado durante el día y sin fuentes de luz que inciden directamente en la pantalla son condiciones ideales (no ver reflejos de luz ni objetos brillantes en la pantalla cuando está apagada). Por el contrario, la configuración menos adecuada es la luz solar sobre el monitor por la mañana y sobre su rostro por la tarde.

Configure el perfil y calibre el monitor aproximadamente cada 6 meses.

  • Incluso los calibradores de monitor modernos más baratos (por debajo de 150$) producirán resultados más precisos y coherentes que las funciones de calibración de software integradas en los sistemas operativos Mac y Windows. A su vez, estos producirán mejores resultados que no realizar ninguna clase de calibración del monitor.

Sea cual sea el método que se utilice, el resultado será un perfil del monitor con esa configuración. La próxima vez que se inicie Photoshop, utilizará el nuevo perfil creado. No cambie la configuración del monitor tras haberle creado el perfil; en concreto, no cambie los valores configuración de brillo, contraste ni color. Si cambia la configuración o hay cambios significativos en el entorno de iluminación, es aconsejable repetir el proceso de creación del perfil.

 

Las pantallas integradas de los portátiles no son ideales para obtener buenas correspondencias de color con las impresiones.

  • Una gestión de color adecuada precisa un monitor con un perfil creado; sus controles deben definirse del mismo modo que cuando se creó el perfil. Las pantallas de los portátiles pueden ser menos uniformes (con un brillo y color diferentes en distintas partes de la pantalla) que los monitores de sobremesa de alta calidad. Además, se configuran automáticamente con un color y un brillo muy altos que varían según la luz ambiental. Eso es fantástico para navegar por Internet con mucha luz o en un bar; sin embargo, las impresiones siembre tendrán un aspecto oscuro o incluso peor: a veces estarán bien, a veces un poco demasiado oscuras y a veces excesivamente oscuras.

     

    Con todo, durante los últimos años, las pantallas de los portátiles han mejorado mucho. Si tiene previsto utilizar una pantalla de portátil para editar imágenes que se imprimirán, y si el dispositivo de calibración o el software integrado no proporcionan un determinado nivel de brillo, pruebe con aproximadamente de un tercio a la mitad del nivel máximo de brillo.Siempre que edite imágenes, ajuste la pantalla a esa configuración; de lo contrario, obtendrá resultados deficientes e impredecibles. 

Asegúrese de tener perfiles para la impresora y las combinaciones de papel que utilizará
(hágalo la primera vez que utilice una determinada clase nueva de papel de impresora)

  • La mayoría de las impresoras de chorro de tinta actuales, en particular las destinadas a imágenes, más que las utilizadas en empresas, ofrecen unos perfiles razonablemente buenos para diferentes tipos de papel creados por el fabricante de la impresora; dichos perfiles se instalan junto con el software de las impresoras. Si utiliza una clase nueva de papel o un papel no creado por el fabricante de la impresora, deberá obtener un perfil en el sitio web del fabricante de papel o procedente de otra fuente.

No utilice tinta de calidad baja en la impresora de chorro de tinta

  • La tinta de impresión de chorro es cara; sin embargo, para un volumen bajo, la impresión en alta calidad no es una alternativa precisamente barata a la tinta del fabricante de la impresora. Emplee tinta más barata para imprimir documentos de procesadores de texto y hojas de cálculo con gráficos. En cuanto a la precisión y la coherencia del color, utilice la tinta del fabricante de la impresora o una tinta especial para imágenes como la fabricada por Lyson. El uso de una tinta especial también requiere perfiles personalizados: un perfil de impresora es específico de una combinación de impresora, tinta y papel. Las tintas de marcas baratas conllevan un riesgo elevado de resultados de color variables y deficientes, y una longevidad de la impresión considerablemente menor.

Prepare un entorno de iluminación cerca del monitor para ver impresiones
(hágalo tras haber configurado el espacio de trabajo del ordenador).

  • Se necesita un espacio cerca del monitor con iluminación apropiada para ver la impresión, preferiblemente similar a la luz con la que posiblemente se vea y preferiblemente cerca del monitor, para poder mirar de un lugar al otro. En general, no será la luz solar directa, cosa que dificultaría ver en el monitor, ni tampoco en total oscuridad, lo cual puede ser fantástico para ver en el monitor, pero las impresiones no se podrán ver. Lo recomendable suele ser no tener la impresora justo al lado del monitor, puesto que si hay buena iluminación para ver en esa posición, probablemente la luz se reflejará en el monitor, lo cual no es adecuado. En el escritorio a un lado es lo ideal.

     

    Haga lo que haga, las impresiones nunca coincidirán exactamente con lo que se ve en el monitor, porque:

    • El monitor emite luz y la impresión refleja la luz.
    • La impresión tendrá un aspecto diferente según la luz bajo la cual se vea: no se verá igual bajo una bombilla incandescente, la luz solar indirecta o los fluorescentes.
    • El monitor y la impresión no pueden representar todos los mismos colores ni el mismo rango de brillo de claro a oscuro. Por ejemplo, es probable que el monitor produzca algunos azules oscuros y púrpuras rojizos que la impresora no puede imprimir, sobre todo si se imprime en papel mate. El monitor puede mostrar una diferencia de brillo mucho más grande de blanco a negro de lo que puede hacer la impresora, sobre todo si se imprime en papel mate. Lo probable es que la impresora pueda imprimir medios tonos, verdes azul oscuro y verdes que el monitor no puede mostrar. El software de gestión de color modifica muchos de los colores del documento para ofrecer el mejor resultado general posible en cada dispositivo. No solo toma los colores demasiado que están demasiado saturados para representar en un dispositivo concreto y los sustituye por el color más aproximado con el que se pueden mostrar. Eso eliminaría todo el detalle de los colores cerca de los extremos de las capacidades del dispositivo. Lo que hace en realidad es cambiar sutilmente muchos colores para preservar el aspecto general.

Utilice pruebas en pantalla para poder imaginar mejor el aspecto que tendrá la impresión
(hágalo siempre que lo necesite o antes de imprimir)

  • Si ha calibrado el monitor, lo que muestra Photoshop en pantalla es la representación más precisa posible del documento. Si entonces imprime dicho documento mediante un perfil adecuado, se imprimirá la representación más exacta del documento que puede imprimir la impresora. Debido a los factores enumerados antes, en general será bastante diferente.

     

    En lugar de hacer que Photoshop muestre la representación más exacta posible del documento en la pantalla, puede mostrar la representación más exacta posible de lo que será la impresión, teniendo en cuenta los colores que la impresora no puede imprimir y el rango reducido de tonos oscuros a claros que puede producir la impresora. Debido a estas diferencias, una prueba en pantalla de los colores de la impresión siempre tendrá un aspecto más apagado que la imagen original. Quizá desee utilizar esta información para incrementar el contraste o la saturación de determinadas áreas de la imagen para compensar; ahora bien, obviamente si allí no hay un color porque la impresora no puede imprimirlo, nada puede hacerse para que el archivo cree ese color en la impresión. Esta previsualización aún está limitada por el entorno de iluminación, además del hecho de que hay colores que la impresora puede imprimir que el monitor no puede mostrar. Con todo, se tendrá una idea más aproximada del aspecto que tendrá la impresión que la visualización normal (“la mejor imagen posible del documento”).

Para ver una prueba en pantalla del documento, elija Ver > Ajuste de prueba > Personalizado; a continuación, defina los elementos del cuadro de diálogo como se indica del modo siguiente:

  • Dispositivo para simular: designe el perfil para la combinación de impresora y papel que quiere probar.
  • Conservar valores RGB: no seleccionado
  • Interpretación: Perceptual o Colorimétrico relativo (habitualmente no se percibe una diferencia muy grande entre estos, pero el que elija debe coincidir con el que se seleccione en el cuadro de diálogo Imprimir cuando se imprima el documento)
  • Compensación de punto negro: seleccionado
  • Simular color del papel: seleccionado
  • Simular tinta negra: seleccionado

A continuación, haga clic en Aceptar.

 

De este modo, se prepara la configuración para esta combinación de papel e impresora, y se activa la prueba en pantalla. Para activar y desactivar la prueba en pantalla de esta configuración, elija Ver > Colores de prueba. Puede efectuar cualquier operación de edición mientras la prueba en pantalla está activada.

 

  • Like 1

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Acceder

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora

  • Explorando recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

×