Jump to content
Caleidoscopio bis

La fotografía viajera. Un antes y después sobre la permanencia de imagen en el tiempo.

Publicaciones recomendadas

Quedan latentes, esas angustiosas sensaciones encontradas con respecto a la permanencia en el paso de los tiempos, de nuestras imágenes fotográficas, transportadas al soporte de papel fotográfico, de nuestras experiencias - pseudo-artísticas -, o no tan artísticas, que nosotros los incombustibles y abnegados aficionados, estábamos sumidos y embebidos de imagen fotográfica transportada desde el acetato con nuestras ampliadoras, para volcarlas sobre ese soporte de papel ya impresionado con su adecuada emulsión. Allí, sumergidos bajo las penumbras de esa raquítica iluminación, más propia de estancias de ultratumba, que de iluminar nuestras endemoniadas visiones de algo que puede ser arte, nos permitía distinguir las diferentes tonalidades de grises, entre  unas idealizadas imágenes, que posiblemente, alguna vez, verán la luz  - la de verdad -  claro está.

 

No había más alternativa ocupacional, como para pararse a pensar, que había que dotar a esos positivados, tan supuestamente perfectos y únicos de la especie, de un - el último -  baño reparador de todas la impurezas que los preparados químicos,, dejaban a su libre albedrío, sin reparar en ello. Este error o desidia, apenas esa considerado por varias razones, que veremos más adelante.

 

Saludos.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

 A pesar de que las factorías de productos químicos dedicadas preparados fotográficos, estaban en auge y, se afanaban para que saliesen puntualmente al mercado, más productos químicos y también más reactivos para la limpieza de los positivados fotográficos, no gozaban de muy buenas perspectivas entre los aficionados y la fotografía y otros gremios que también hacían uso de ella. Los largos procesados en el laboratorio. Las convulsivas sensaciones de espera de ver algo de imagen. Los costes de los viradores, - sí viradores - que se aplicaban, una vez hechos sus correspondientes preparados y algo más que no me acuerdo, hacía de este tan necesario y transcendental uso de los químicos, que se pasase de ello, sin evaluar sus propiedades. en el futuro.

 

No solamente había que achacar a los fotógrafos " amateur " estas desidias. también la prensa, hacía caso omiso de estos procesos de permanencia de la fotografía, ya que por lo general, los laboratorios de los periódicos, los fotógrafos, usaban para sus positivados papel RC, osea plastificado, por su rápido secado y, accesibilidada hacia la fotomecánica, para componer kas planchas del rodillo....

 

Ya desde entonces, cuando la fotografía comienza a pender del galerismo, los artistas fotógrafos, ya se preocupaban de hacer el último baño de permanencia a sus positivos en papel " fibra " baritado, porque internacionalmente, las galerías de arte fotográfico, exigían que los fotografías estuviesen preparadas para le permanencia e el tiempo. Presentadas sobre si " passepartout " adecuado y su visión personal se hacía con guantes blancos de hilo.

 

Cierto es, que el tratamiento de permanencia, fue usado paulatinamente en el tiempo. Recuerdo en una exposición de fotografía de la agencia EFE, que algunas de ellas estaban decrépitas y mal conservadas. Pueda que " Magnum " u otras más de su ámbito, estas prácticas eran muy observadas y exigentes. De ahí que los precios en el coleccionismo actual de fotografía química, está al alza y, muy bien controlados, ya que los galeristas conocen y saben mucho de ello.

 

La mayoría de archivos fotográficos tanto individuales como privados, están resentidos por estas circunstancias y, no digamos el material sensible como las tiras y placas de negativos, que ya de por sí, no se le aplicaban el tratamiento de perrmanencia adecuado.

 

Saludos.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ya, para ir adentrándonos en el aspecto viajero de la fotografía, también ocurría otra de lo mismo, además que que se hacía mucha fotografía en color y, no digamos diapositivas - filminas - que están son las que están sufriendo el látigo del tiempo y, sin retorno. Conforme se iban perfeccionando las cámaras fotográficas u objetivos, también el uso de a fotografía viajera, estaba y está en auge También por éstas épocas, se hablaba y mucho sobre la permanencia en el tiempo de la diapositiva. Era algo incómodo que contrastaba con las ilusiones y prácticas fotográficas que hacíamos durante nuestros viajes. Siempre con la boca pequeña, pero ahí estaba esta inestabilidad latente de nuestras fotografías, que dicho sea de paso son las mejores y únicas que tenemos, según se oía por algunos grupos que publicaban en revistas de postín.

 

No sé que habrá pasado con ella, pero las agencias internacionales de venta de fotografías, me cuesta creer que, guarden en sus archivos tantos centenares de miles de acetato en buenas condiciones de imagen. Si algo permanece de la fotografía impresa, son sus publicaciones, ya que también a los fotolitos, les habrá llegado su hora de despedida. Tanto los libros como el papel impreso, gozan de posibilidades de permanencia a menos que se descuiden sus protecciones.

 

Los museos, como buen ejemplo de ello, son los que mantienen muy bien sus patrimonios, que gran parte de ellos son dádivas privadas que por su sensibilidad al arte, aportan o ceden sis pertenencias en pos de loa sociedad. Pero ¿ qué pasa con la fotografía ? Ya que de por sí, es muy compleja de mantener en buenas condiciones y guardar. Sin entrar en valoraciones de si es arte o no la fotografía, siempre ha sido vilipendiada por los artistas y lo no tan artistas. La museística, generalmente guardaba o compraba arte generalizado. En estos últimos tiempos, desde mediados de la centuria pasada, muchas voces se concentraban en ampliar los museos en España, ya que los históricos u clásicos, no ofrecen el servicio general al público interesado en el arte.

 

Se oían voces de toda índole. Siempre encauzadas en crear una red de museos de Arte Moderno, en que cupiesen las obras de arte contemporáneas. De la fotografía nada de naa. Se hacía ver o creer que los sótanos de los museos, dependientes de la oficialidad estaban rebosantes de obra adquirida y, que no se ofrecía al público por las causas que fueren. La oleada de construcciones de museos de Arte moderno, tiene su impacto en capitales o ciudades. Muchos artistas conceptuales y de vanguardia, se apuntan a esta iniciativa. Las obras que se han ido adquiriendo, paulatinamente en estas últimas décadas del pasado siglo, de este también, ocupan gran parte de los nuevos museos de Arte Contemporáneo, Conversando con algún amigo artista y pintor plástico, sobre la calidad de materiales de las nuevas adquisiciones, deja mucho que desear, y ahora llegan las reparaciones y conservación, que duda que haya presupuesto para ello. 

 

¿ Pero de la fotografía qué hay ? Una vez que los artistas ha encajado parte de alguna de sus trabajos en los citados museos y engordado su curriculum, gracias que algún representante de la oficialidad pruebe su admisión, no queda nada más, más que buscar presupuesto para, al menos, arreglar algunas de las obras de las artes de povera, mixtas o conceptuales, hechas con materiales pobres u otros enseres de difícil catalogación. Poca obra fotográfica abunda por los museos públicos dependientes de la oficialidad, Eso de que la fotografía no goza las simpatías de muchos artistas y responsables de la museística, por algunas razones de conservación y exhibición por que nesesita salas adecuadas  y demás milongas, es una de tantas evasivas que se vuelcan sobre la forografía.

 

Saludos.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ahora miro de reojo, el medio centenar de  cintas de video de cuatro horas de duración, que con entusiasmo y dedicación, las iba grabando de los reportajes que se veían en la cadena de TV 2 a las tres en punto de la tarde. Además, para cuando aparecía la publicidad, retroceder la cinta y esperar a continuar grabando esos exquisitos reportajes viajeros. Cierto es, que las miro de reojo. Aquí me llegan esas sensaciones encontradas con la fotografía que citaba más arriba. Prácticamente, son las mismas. La permanencia en el tiempo para su conservación, parecía ser que había garantías de guardarlas en condiciones normales.  

 

El video, va desapareciendo, los Pc, se proliferan con demasía, ya no se usan cintas magnéticas, ahora son discos. Pero esos disquetes, también tienen la vida contada. Ya no hacen mella, aquellos tratamientos químicos de permanencia que citaba, El video magnetoscopio, que aún guardo, parece ser que lo puedo sustituir, por otro similar que es ambivalente, según veo en eBay por no mucho precio, que puedo pasar a CD mis cintas magnéticas.

 

Amigos expertos en estas áreas, como pueden ser un electrónico, un informático y un programador, sí que me vendieron muy bien - la moto - y, ahí me encuentro practicando la fotografía digital, el ordenador, el escáner, la impresora y, la pantalla, pronto la fotografía infrarroja y, varias cámaras Nikon digitales, y a la espera de alguna más Lo más apasionante es, que ando por aquí en el foro " Nikonistas " dejándome ver por algunos subforos. Las sensaciones que aprecio  por aquí, sobre la inestabilidad de la imagen fotográfica en su más delicado punto de apreciación, son las mismas con que he comenzado este escrito aquí en " Viajes "

 

Las bondades que ofrece el sistema digital en la fotografía, son muy bien bienvenidas y, aún más si llegan a personas , como yo mismo que hemos practicado mucha áreas de la fotografía. Sigo en la tesitura que, el fín de la fotografía es, su publicación o la exposición. Pero que hacemos con tantos discos duros, pendriver, ese bombardeo de imágenes virtuales, nuestros depósitos que guardan nuestras fotografías etc... y, no comento nada sobre la inversión, que también antes hacía.

Los cambios tecnológicos,nos circundan constantemente, la inseguridad de la conservación de nuestra fotografías esta latente. Aquí ya no funciona el tratamiento y conservación de nuestras fotografía actuales. 

 

Desde ahora veo aquellas cintas de video que aún se podían recuperar.  A igual que la museística citada anteriormente, mucha de aquellas fotografías en color, diapositivas, cibachrome, polaroid, que nos anuncian que nada es perpetuo, pero nos lo venden. Que la ofIcialidad acapara mucha obra artística con presupuestos públicos, pero no sabemos de su estado de conservación. Las revistas, libros, parafernalia viajera etc,... viajeras, pienso que ya han rebosado el cupo de iniciativas de viajes y, nuestro planeta, ya ha sido retratado infinidad de ocasiones. Tampoco tenemos otro planeta tierra o parecido, para traernos más fotografías, de diferente punto de visión, como se comenta por aquí en algunos trabajos.. Bueno, el foro se mantiene y, es testigo de nuestras andanzas viajeras, pero ¿ habrá tratamiento de permanencia de nuestras magnánimas fotos ?

 

Saludos.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Todo cambia, de la misma manera que los pintores actuales no utilizan el fresco o el temple para pintar, seguramente llegará un momento en que ya no se utilice la fotografía química y probablemente dentro de cincuenta años la fotografía digital que se realice no tendrá nada que ver con la que nosotros realizamos o incluso puede que nisiquiera se realicen fotografías digitales.

En su momento la aparición de la pintura al óleo también supuso una revolución tecnológica en el arte y transformó completamente la manera de concebir la pintura, lo mismo ha pasado en fotografía con la irrupción de las nuevas tecnologías, ¿era mejor antes o ahora? ni una cosa ni la otra, simplemente son momentos diferentes.

¿Que se han perdido negativos, copias o fotolitos? Tal vez si que en aquellos casos en los que no se ha tenido ningún tipo de precaución para conservar los trabajos, pero piensa también que en los últimos años han ido apareciendo fotógrafos de los que nadie sabía nada con cajas llenas de negativos y copias que nos dejan sorprendidos a todos. De la misma manera que tal vez dentro de 200 años los críticos de arte a lo mejor dirán que Cartier-Bresson o Thomas Struth eran fotógrafos totalmente sobrevalorados y el lugar para sus imágenes es el más oscuro de los sótanos de los museos.

Seguramente no deberías preocuparte tanto porque pasará mañana con tus fotografías, eso nadie lo sabe, y disfruta de esos momentos únicos ya sea con una polaroid, con una cámara digital, en una pantalla, una exposición o bajo la luz roja, e incluso de aquellos momentos en los que durante el viaje decidimos aparcar la cámara y simplemente observar con detenimiento lo que vemos.

 

Lo que no comparto contigo para nada es el siguiente párrafo de tu texto: "Poca obra fotográfica abunda por los museos públicos dependientes de la oficialidad, Eso de que la fotografía no goza las simpatías de muchos artistas y responsables de la museística, por algunas razones de conservación y exhibición por que nesesita salas adecuadas  y demás milongas, es una de tantas evasivas que se vuelcan sobre la forografía."

Hace ya bastante años que la fotografía ha entrado por la puerta grande de los museos de arte contemporáneo, los artistas conceptuales desde los años 60 y 70 utilizaron en una gran cantidad de sus trabajos la fotografía como soporte para sus trabajos, a mediados de los 90 se produjo el gran boom de la fotografía artística y todas las galerías importantes pasaron a tener entre los artistas de su galería fotógrafos y los museos a comprar obra fotográfica. Algunos de los artistas visuales actuales más importantes utilizan como medio preferente la fotografía o una parte muy importante de su trabajo es en soporte fotográfico: Cindy Sherman, Thomas Struth, Candida Hofer, Thomas Ruff, Andres Serrano, Jeff Wall, Andreas Gursky, Joan Fontcuberta.... Incluso artistas de otras disciplinas en los que es imposible comprender el corpus de su obra sin referirse a la fotografía como Chuck Close, Gerhard Richter, Luc Tuymans, Francis Alÿs, Thomas Hirschhorn, Richard Long, Sophie Calle...

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora

  • Explorando recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

×