Jump to content
NIVOLA

In memoriam

Recommended Posts

Ya llevo un tiempo, en este foro desde 2010, no soy de los lideres, como ahora los han llamado, ni Nikonista pro, ni ninguna de esas zarandajas, ni lo pretendo, mis metas, son mas modestas, ayudar al despistado, al perdido, para que no cometa los mismos errores que he cometido yo, si por lo meno he ayudado a una persona, me doy por satisfecho, el foro debería ser lugar de encuentro, no de desencuentros. por el propio sistema que tiene de post, lo que hoy tiene importancia, mañana ha caído totalmente por un agujero, y ya nadie se acuerda, por eso este In memoriam, para recordar no la temática, sino las personas, que estuvieron detrás de esas temáticas, los buenos ratos que nos hicieron pasar, sus batallas dialécticas, la originalidad, y la personalidad que desplegaron, para que sepan que no fue en vano, todo ello, y que muchos los seguíamos, aunque no comulgáramos con todo lo que decían lógicamente, pero si nos parecía interesante,  yo tenia a tres,  Bost, Baskerville, y Monteraz, los tres ya no están muy activos en el foro, yo diría casi de retiro, Bost, el mas moderado, creo el rincón del Glorius club, y dio vida a la parte clásica de Nikon, las cámaras y el equipo antiguo, por el que Nikon, es nikon, aparte de multiples post, donde el denominador común era hablar de fotografía, Baskerville, yo diría que es un filosofo de la fotografía, se lo toma muy en serio, sabe mucho, no hay duda, por eso sufre, y por eso siempre teme, que los foreros vayan a su casa a darle una paliza, después de los duelos mantenidos, por mi puede estar tranquilo. Y Monteraz, es caso aparte, en el tiempo que estuvo repartió estopa, a base de bien, yo también recibí lo  mio, no os creáis, pero es un tipo muy original, y que tiene un estilo fotográfico propio, sabe lo que hace, y tiene un sentido del marketing muy bueno,  gracias a los tres.

Y vosotros a que forero, queréis dedicarle un In memoriam.

Saludos.

  • Like 2
  • Thanks 2

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 8 horas, NIVOLA dijo:

Ya llevo un tiempo, en este foro desde 2010, no soy de los lideres, como ahora los han llamado, ni Nikonista pro, ni ninguna de esas zarandajas, ni lo pretendo, mis metas, son mas modestas, ayudar al despistado, al perdido, para que no cometa los mismos errores que he cometido yo, si por lo meno he ayudado a una persona, me doy por satisfecho, el foro debería ser lugar de encuentro, no de desencuentros. por el propio sistema que tiene de post, lo que hoy tiene importancia, mañana ha caído totalmente por un agujero, y ya nadie se acuerda, por eso este In memoriam, para recordar no la temática, sino las personas, que estuvieron detrás de esas temáticas, los buenos ratos que nos hicieron pasar, sus batallas dialécticas, la originalidad, y la personalidad que desplegaron, para que sepan que no fue en vano, todo ello, y que muchos los seguíamos, aunque no comulgáramos con todo lo que decían lógicamente, pero si nos parecía interesante,  yo tenia a tres,  Bost, Baskerville, y Monteraz, los tres ya no están muy activos en el foro, yo diría casi de retiro, Bost, el mas moderado, creo el rincón del Glorius club, y dio vida a la parte clásica de Nikon, las cámaras y el equipo antiguo, por el que Nikon, es nikon, aparte de multiples post, donde el denominador común era hablar de fotografía, Baskerville, yo diría que es un filosofo de la fotografía, se lo toma muy en serio, sabe mucho, no hay duda, por eso sufre, y por eso siempre teme, que los foreros vayan a su casa a darle una paliza, después de los duelos mantenidos, por mi puede estar tranquilo. Y Monteraz, es caso aparte, en el tiempo que estuvo repartió estopa, a base de bien, yo también recibí lo  mio, no os creáis, pero es un tipo muy original, y que tiene un estilo fotográfico propio, sabe lo que hace, y tiene un sentido del marketing muy bueno,  gracias a los tres.

Y vosotros a que forero, queréis dedicarle un In memoriam.

Saludos.

Coincido plenamente con la elección de esos tres foreros. Si no recuerdo mal, y creo que no, ninguno de ellos como se suele decir vulgarmente "perdía el culo" por las últimas novedades tecnológicas, ni en cámaras ni en objetivos.

Grandes compañeros y buenos fotógrafos

Share this post


Link to post
Share on other sites
Posted (edited)

A mi alguno de éstos que nombras me dió más de una ostia, fotográficamente hablando, y con razón.

Sus post, sus comentarios, su forma de ser y de hacer fotos me enseñaron que la fotografía es algo muy personal, una forma de ser y una actitud ante la vida, independientemente de las aptitudes que cada uno tenga, y que es un proceso largo de aprender y de desarrollar, que dura toda la vida.

Yo suelo mirar y leer mucho, pero hablar y escribir poco, y releer comentarios y opiniones de hace 10 años, y de hace menos, el foro es una buena herramienta para ello, y para mi son un claro ejemplo de lo que es ser un "fotógrafo" con mayúsculas, una forma de ver la vida que no se aprende, se lleva dentro y se exterioriza a través de las fotos y con el paso de los años, se va cociendo poco a poco...

Aunque por aquí ya apenas si se ven, yo intento seguirlos por sus redes sociales y ver lo poquito que de vez en cuando nos muestran.

Como ya dije alguna vez: !BRAVO MAESTROS!

Edited by Pedalier

Share this post


Link to post
Share on other sites
Posted (edited)

Bueno, Nívola, pues muchas gracias por este mensaje, aunque lo de in memoriam se aplique, normalmente, a personas fallecidas :unsure::lol:. Muchas gracias, insisto, pero muertos, lo que se dice muertos, aún no estamos. Todavía no.

He sabido de este hilo por un amigo, y creo que lo menos que puedo hacer es contestar y dar las gracias a quien lo ha abierto y a quien ha respondido. No sé qué escribirán aquí, si es que escriben algo, los restantes aludidos. Yo te puedo decir que retirarme, lo que se dice retirarme, no me he retirado. Aparezco muy poco y normalmente más para echar un vistazo que por otro motivo, y normalmente también sólo por el Glorious Club, que a fin de cuentas es por donde solía andar siempre. Cuando veo algún hilo en el que puedo decir algo útil lo digo y ya está, pero es cierto que muy, muy poco en comparación con etapas anteriores.

En mi caso particular, mi "despego" por estas cuestiones responde a tres motivos: el primero es que hace un par de años tuve serios problemas con la vista, y en unos meses pasé de ver mal a prácticamente no ver un pimiento. Tuve suerte y el motivo fue un tipo muy particular de cataratas que corren mucho y de muy mala manera, de tal forma que tuve que poner en el dique seco las cámaras durante una temporada más bien larga. Eso, sumado a una prolongada y preocupante sequía de ideas fotográficas, me ha hecho aparcar el asunto fotero durante bastante tiempo. Afortunadamente el asunto visual se resolvió bien con unos meses de espera, un buen cirujano y un par de ojos postizos. El asunto fotográfico está volviendo muy lentamente (lo estoy retomando ahora).

El segundo es que, la verdad, llegó un momento en que no tenía muy claro si tenía algo que decir y si podía interesar a alguien lo que dijera. Jamás me he tenido por un maestro de nada y menos en cuestiones fotográficas, ni mucho menos por algo ni remotamente parecido a eso que ahora llaman un influencer (ah, qué sería de nosotros sin esas palabras pastizadas del inglés). Me gusta un tipo de fotografía y un tipo de planteamientos fotográficos, y la fotografía actual no parece discurrir por ellos, así que me encontraba fuera de lugar. Además me di cuenta de que esto del interneteo requiere una cantidad inmensa de tiempo, y tampoco ando sobrado de él. Cuando reduje el tiempo que pasaba leyendo foros, consultando páginas de fotografía, leyendo comentarios de éste y de aquél y al tanto de por dónde andaba tal o cual, el tiempo apareció como por ensalmo para dedicarlo a otras cosas que también me gustan, como la lectura o la carpintería manual.

Y el tercero y más importante con diferencia es que me repatea el hígado el derrotero que ha cogido el asunto de internet como relación social. No estoy en ninguna red social. En ninguna. Ni Feisbuk, ni Tuiter, ni Instagram ni su puñetera madre. Ninguna. Todas, sin excepción, me parecen una absoluta pérdida de tiempo, un gigantesco altavoz para las chorradas. Pero lo grave no es eso, sino que ha llegado un momento en que todo lo que cualquiera dice, sobre cualquier cosa, en cualquier tono, se puede convertir de forma automática en algo ofensivo, insultante, poco respetuoso o lo que se quiera. Las redes sociales y sus derivados -y los foros encajan en esto- están llenos de gente que está a la que salta, dispuestos a sentirse ofendidos en carne propia o por delegación, por cualquier motivo real o percibido. Policías reguladores de lo que es justo, ofensivo, admisible o tolerable, que ve ofensas en cualquier cosa que se diga o se haga. Y como resulta que cualquier cosa que se diga puede resultar ofensiva para alguien en cualquier indeterminado momento, la conclusión inevitable es que no se puede hablar nunca de nada en ninguna parte, porque siempre habrá quien esté dispuesto a sacarle la punta o la maldad. Y eso es algo que me resulta insoportable. Las redes son, hoy por hoy, el más dictatorial de los estados, y en ellas los guardianes de la corrección, la ortodoxia y el pensamiento dirigido imponen su punto de vista, así que las dejo para quienes estén dispuestos a soportar esa continua vigilancia de lo que se hace o lo que se dice. Acaba uno hartándose de gente que ve una ofensa en cualquier cosa que se escriba, que ve faltas de respeto en cualquier palabra de más de dos sílabas o en cualquier párrafo, aunque la realidad sea que lea las líneas de tres en tres. Cuando matizar, puntualizar o simplemente dar una opinión personal se convierte en algo inútil o motivo de ataque cabe hacer varias cosas, y la más higiénica del asunto es dejar por completo el asunto correr. Me resulta imposible entender que si uno dice, por ejemplo, que las fotos de Chema Madoz le parecen tomaduras de pelo, salga alguien como una hidra a decirle que está faltando al respeto o insultando a los que tienen a Madoz como un maestro y que su comentario no es admisible ni tolerable. Y gente así vez hay cada día más y por todas partes, así que lo mejor es hacer mutis y allá cada cual con su película. Más que nada, porque el final es mandar a alguien a hacer puñetas diciéndole por el camino, esta vez sí, que su visión ofendida del asunto te importa un carajo y que si le molesta doble trabajo tiene.

Así que, de nuevo, muchas gracias, pero creo de verdad que exageras. No soy ningún filósofo de la fotografía, sino simplemente alguien que, para bien o para mal, ya no encaja en estos "nuevos espacios" por mucho que lime sus aristas (que, la verdad, estoy dispuesto a limar más bien poco). Sigo asomándome por el Glorious y dándole a la tecla cuando hay con qué, pero para la mayor parte de lo demás me he hecho viejo.

Un cordial saludo a todos y perdón por el rollo.

Edited by Baskerville
  • Like 6
  • Thanks 4

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 7 horas, Baskerville dijo:

Bueno, Nívola, pues muchas gracias por este mensaje, aunque lo de in memoriam se aplique, normalmente, a personas fallecidas :unsure::lol:. Muchas gracias, insisto, pero muertos, lo que se dice muertos, aún no estamos. Todavía no.

He sabido de este hilo por un amigo, y creo que lo menos que puedo hacer es contestar y dar las gracias a quien lo ha abierto y a quien ha respondido. No sé qué escribirán aquí, si es que escriben algo, los restantes aludidos. Yo te puedo decir que retirarme, lo que se dice retirarme, no me he retirado. Aparezco muy poco y normalmente más para echar un vistazo que por otro motivo, y normalmente también sólo por el Glorious Club, que a fin de cuentas es por donde solía andar siempre. Cuando veo algún hilo en el que puedo decir algo útil lo digo y ya está, pero es cierto que muy, muy poco en comparación con etapas anteriores.

En mi caso particular, mi "despego" por estas cuestiones responde a tres motivos: el primero es que hace un par de años tuve serios problemas con la vista, y en unos meses pasé de ver mal a prácticamente no ver un pimiento. Tuve suerte y el motivo fue un tipo muy particular de cataratas que corren mucho y de muy mala manera, de tal forma que tuve que poner en el dique seco las cámaras durante una temporada más bien larga. Eso, sumado a una prolongada y preocupante sequía de ideas fotográficas, me ha hecho aparcar el asunto fotero durante bastante tiempo. Afortunadamente el asunto visual se resolvió bien con unos meses de espera, un buen cirujano y un par de ojos postizos. El asunto fotográfico está volviendo muy lentamente (lo estoy retomando ahora).

El segundo es que, la verdad, llegó un momento en que no tenía muy claro si tenía algo que decir y si podía interesar a alguien lo que dijera. Jamás me he tenido por un maestro de nada y menos en cuestiones fotográficas, ni mucho menos por algo ni remotamente parecido a eso que ahora llaman un influencer (ah, qué sería de nosotros sin esas palabras pastizadas del inglés). Me gusta un tipo de fotografía y un tipo de planteamientos fotográficos, y la fotografía actual no parece discurrir por ellos, así que me encontraba fuera de lugar. Además me di cuenta de que esto del interneteo requiere una cantidad inmensa de tiempo, y tampoco ando sobrado de él. Cuando reduje el tiempo que pasaba leyendo foros, consultando páginas de fotografía, leyendo comentarios de éste y de aquél y al tanto de por dónde andaba tal o cual, el tiempo apareció como por ensalmo para dedicarlo a otras cosas que también me gustan, como la lectura o la carpintería manual.

Y el tercero y más importante con diferencia es que me repatea el hígado el derrotero que ha cogido el asunto de internet como relación social. No estoy en ninguna red social. En ninguna. Ni Feisbuk, ni Tuiter, ni Instagram ni su puñetera madre. Ninguna. Todas, sin excepción, me parecen una absoluta pérdida de tiempo, un gigantesco altavoz para las chorradas. Pero lo grave no es eso, sino que ha llegado un momento en que todo lo que cualquiera dice, sobre cualquier cosa, en cualquier tono, se puede convertir de forma automática en algo ofensivo, insultante, poco respetuoso o lo que se quiera. Las redes sociales y sus derivados -y los foros encajan en esto- están llenos de gente que está a la que salta, dispuestos a sentirse ofendidos en carne propia o por delegación, por cualquier motivo real o percibido. Policías reguladores de lo que es justo, ofensivo, admisible o tolerable, que ve ofensas en cualquier cosa que se diga o se haga. Y como resulta que cualquier cosa que se diga puede resultar ofensiva para alguien en cualquier indeterminado momento, la conclusión inevitable es que no se puede hablar nunca de nada en ninguna parte, porque siempre habrá quien esté dispuesto a sacarle la punta o la maldad. Y eso es algo que me resulta insoportable. Las redes son, hoy por hoy, el más dictatorial de los estados, y en ellas los guardianes de la corrección, la ortodoxia y el pensamiento dirigido imponen su punto de vista, así que las dejo para quienes estén dispuestos a soportar esa continua vigilancia de lo que se hace o lo que se dice. Acaba uno hartándose de gente que ve una ofensa en cualquier cosa que se escriba, que ve faltas de respeto en cualquier palabra de más de dos sílabas o en cualquier párrafo, aunque la realidad sea que lea las líneas de tres en tres. Cuando matizar, puntualizar o simplemente dar una opinión personal se convierte en algo inútil o motivo de ataque cabe hacer varias cosas, y la más higiénica del asunto es dejar por completo el asunto correr. Me resulta imposible entender que si uno dice, por ejemplo, que las fotos de Chema Madoz le parecen tomaduras de pelo, salga alguien como una hidra a decirle que está faltando al respeto o insultando a los que tienen a Madoz como un maestro y que su comentario no es admisible ni tolerable. Y gente así vez hay cada día más y por todas partes, así que lo mejor es hacer mutis y allá cada cual con su película. Más que nada, porque el final es mandar a alguien a hacer puñetas diciéndole por el camino, esta vez sí, que su visión ofendida del asunto te importa un carajo y que si le molesta doble trabajo tiene.

Así que, de nuevo, muchas gracias, pero creo de verdad que exageras. No soy ningún filósofo de la fotografía, sino simplemente alguien que, para bien o para mal, ya no encaja en estos "nuevos espacios" por mucho que lime sus aristas (que, la verdad, estoy dispuesto a limar más bien poco). Sigo asomándome por el Glorious y dándole a la tecla cuando hay con qué, pero para la mayor parte de lo demás me he hecho viejo.

Un cordial saludo a todos y perdón por el rollo.

Doble alegría..................1º .leerte y ver que sigues siendo.............coherente e irónico. Y coincidimos..........con la edad uno se vuelve más selectivo.

Y 2º....anoche vi................."el nombre de la rosa"................que sagaz eres.

Salu2

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 7 horas, Baskerville dijo:

Bueno, Nívola, pues muchas gracias por este mensaje, aunque lo de in memoriam se aplique, normalmente, a personas fallecidas :unsure::lol:. Muchas gracias, insisto, pero muertos, lo que se dice muertos, aún no estamos. Todavía no.

He sabido de este hilo por un amigo, y creo que lo menos que puedo hacer es contestar y dar las gracias a quien lo ha abierto y a quien ha respondido. No sé qué escribirán aquí, si es que escriben algo, los restantes aludidos. Yo te puedo decir que retirarme, lo que se dice retirarme, no me he retirado. Aparezco muy poco y normalmente más para echar un vistazo que por otro motivo, y normalmente también sólo por el Glorious Club, que a fin de cuentas es por donde solía andar siempre. Cuando veo algún hilo en el que puedo decir algo útil lo digo y ya está, pero es cierto que muy, muy poco en comparación con etapas anteriores.

En mi caso particular, mi "despego" por estas cuestiones responde a tres motivos: el primero es que hace un par de años tuve serios problemas con la vista, y en unos meses pasé de ver mal a prácticamente no ver un pimiento. Tuve suerte y el motivo fue un tipo muy particular de cataratas que corren mucho y de muy mala manera, de tal forma que tuve que poner en el dique seco las cámaras durante una temporada más bien larga. Eso, sumado a una prolongada y preocupante sequía de ideas fotográficas, me ha hecho aparcar el asunto fotero durante bastante tiempo. Afortunadamente el asunto visual se resolvió bien con unos meses de espera, un buen cirujano y un par de ojos postizos. El asunto fotográfico está volviendo muy lentamente (lo estoy retomando ahora).

El segundo es que, la verdad, llegó un momento en que no tenía muy claro si tenía algo que decir y si podía interesar a alguien lo que dijera. Jamás me he tenido por un maestro de nada y menos en cuestiones fotográficas, ni mucho menos por algo ni remotamente parecido a eso que ahora llaman un influencer (ah, qué sería de nosotros sin esas palabras pastizadas del inglés). Me gusta un tipo de fotografía y un tipo de planteamientos fotográficos, y la fotografía actual no parece discurrir por ellos, así que me encontraba fuera de lugar. Además me di cuenta de que esto del interneteo requiere una cantidad inmensa de tiempo, y tampoco ando sobrado de él. Cuando reduje el tiempo que pasaba leyendo foros, consultando páginas de fotografía, leyendo comentarios de éste y de aquél y al tanto de por dónde andaba tal o cual, el tiempo apareció como por ensalmo para dedicarlo a otras cosas que también me gustan, como la lectura o la carpintería manual.

Y el tercero y más importante con diferencia es que me repatea el hígado el derrotero que ha cogido el asunto de internet como relación social. No estoy en ninguna red social. En ninguna. Ni Feisbuk, ni Tuiter, ni Instagram ni su puñetera madre. Ninguna. Todas, sin excepción, me parecen una absoluta pérdida de tiempo, un gigantesco altavoz para las chorradas. Pero lo grave no es eso, sino que ha llegado un momento en que todo lo que cualquiera dice, sobre cualquier cosa, en cualquier tono, se puede convertir de forma automática en algo ofensivo, insultante, poco respetuoso o lo que se quiera. Las redes sociales y sus derivados -y los foros encajan en esto- están llenos de gente que está a la que salta, dispuestos a sentirse ofendidos en carne propia o por delegación, por cualquier motivo real o percibido. Policías reguladores de lo que es justo, ofensivo, admisible o tolerable, que ve ofensas en cualquier cosa que se diga o se haga. Y como resulta que cualquier cosa que se diga puede resultar ofensiva para alguien en cualquier indeterminado momento, la conclusión inevitable es que no se puede hablar nunca de nada en ninguna parte, porque siempre habrá quien esté dispuesto a sacarle la punta o la maldad. Y eso es algo que me resulta insoportable. Las redes son, hoy por hoy, el más dictatorial de los estados, y en ellas los guardianes de la corrección, la ortodoxia y el pensamiento dirigido imponen su punto de vista, así que las dejo para quienes estén dispuestos a soportar esa continua vigilancia de lo que se hace o lo que se dice. Acaba uno hartándose de gente que ve una ofensa en cualquier cosa que se escriba, que ve faltas de respeto en cualquier palabra de más de dos sílabas o en cualquier párrafo, aunque la realidad sea que lea las líneas de tres en tres. Cuando matizar, puntualizar o simplemente dar una opinión personal se convierte en algo inútil o motivo de ataque cabe hacer varias cosas, y la más higiénica del asunto es dejar por completo el asunto correr. Me resulta imposible entender que si uno dice, por ejemplo, que las fotos de Chema Madoz le parecen tomaduras de pelo, salga alguien como una hidra a decirle que está faltando al respeto o insultando a los que tienen a Madoz como un maestro y que su comentario no es admisible ni tolerable. Y gente así vez hay cada día más y por todas partes, así que lo mejor es hacer mutis y allá cada cual con su película. Más que nada, porque el final es mandar a alguien a hacer puñetas diciéndole por el camino, esta vez sí, que su visión ofendida del asunto te importa un carajo y que si le molesta doble trabajo tiene.

Así que, de nuevo, muchas gracias, pero creo de verdad que exageras. No soy ningún filósofo de la fotografía, sino simplemente alguien que, para bien o para mal, ya no encaja en estos "nuevos espacios" por mucho que lime sus aristas (que, la verdad, estoy dispuesto a limar más bien poco). Sigo asomándome por el Glorious y dándole a la tecla cuando hay con qué, pero para la mayor parte de lo demás me he hecho viejo.

Un cordial saludo a todos y perdón por el rollo.

No te conozco, pero de entrada ya me gustas, así que haz el favor de no abandonarnos.  :1ok:

Share this post


Link to post
Share on other sites

Muy bueno el post. La gran ventaja de los foros es que en estos siempre hay gente que le está dispuesta a ayudar a uno. 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Me sumo a tu mensaje. Yo llevo por estos lares desde 2011 y confirmo tus palabras. Son muchos los foreros que me enseñaron cosas, queriendo o sin querer, y estos tres que has nombrado son de los que más. 

Por cierto, a Monteraz le sigo por otros lugares de la Red, y sigue igual de impecable e inalcanzable fotográficamente hablando. Su buen gusto ha ido en aumento, si cabe.

Yo echo de menos también los buenos momentos pasados en el foro de B&N, con grandes personas como José Santiago, Manuel Ruiz, Majela, Olafbender (hace poco estuvo por aquí, fugazmente), Daniel, echassi, José Antonio, lasso, Marantz, Yann.... y muchos otros de los que aprendí lo poquito que sé de este asunto. 

 

Un saludo

Share this post


Link to post
Share on other sites
En 11/8/2019 a las 14:10, Baskerville dijo:

Bueno, Nívola, pues muchas gracias por este mensaje, aunque lo de in memoriam se aplique, normalmente, a personas fallecidas :unsure::lol:. Muchas gracias, insisto, pero muertos, lo que se dice muertos, aún no estamos. Todavía no.

He sabido de este hilo por un amigo, y creo que lo menos que puedo hacer es contestar y dar las gracias a quien lo ha abierto y a quien ha respondido. No sé qué escribirán aquí, si es que escriben algo, los restantes aludidos. Yo te puedo decir que retirarme, lo que se dice retirarme, no me he retirado. Aparezco muy poco y normalmente más para echar un vistazo que por otro motivo, y normalmente también sólo por el Glorious Club, que a fin de cuentas es por donde solía andar siempre. Cuando veo algún hilo en el que puedo decir algo útil lo digo y ya está, pero es cierto que muy, muy poco en comparación con etapas anteriores.

En mi caso particular, mi "despego" por estas cuestiones responde a tres motivos: el primero es que hace un par de años tuve serios problemas con la vista, y en unos meses pasé de ver mal a prácticamente no ver un pimiento. Tuve suerte y el motivo fue un tipo muy particular de cataratas que corren mucho y de muy mala manera, de tal forma que tuve que poner en el dique seco las cámaras durante una temporada más bien larga. Eso, sumado a una prolongada y preocupante sequía de ideas fotográficas, me ha hecho aparcar el asunto fotero durante bastante tiempo. Afortunadamente el asunto visual se resolvió bien con unos meses de espera, un buen cirujano y un par de ojos postizos. El asunto fotográfico está volviendo muy lentamente (lo estoy retomando ahora).

El segundo es que, la verdad, llegó un momento en que no tenía muy claro si tenía algo que decir y si podía interesar a alguien lo que dijera. Jamás me he tenido por un maestro de nada y menos en cuestiones fotográficas, ni mucho menos por algo ni remotamente parecido a eso que ahora llaman un influencer (ah, qué sería de nosotros sin esas palabras pastizadas del inglés). Me gusta un tipo de fotografía y un tipo de planteamientos fotográficos, y la fotografía actual no parece discurrir por ellos, así que me encontraba fuera de lugar. Además me di cuenta de que esto del interneteo requiere una cantidad inmensa de tiempo, y tampoco ando sobrado de él. Cuando reduje el tiempo que pasaba leyendo foros, consultando páginas de fotografía, leyendo comentarios de éste y de aquél y al tanto de por dónde andaba tal o cual, el tiempo apareció como por ensalmo para dedicarlo a otras cosas que también me gustan, como la lectura o la carpintería manual.

Y el tercero y más importante con diferencia es que me repatea el hígado el derrotero que ha cogido el asunto de internet como relación social. No estoy en ninguna red social. En ninguna. Ni Feisbuk, ni Tuiter, ni Instagram ni su puñetera madre. Ninguna. Todas, sin excepción, me parecen una absoluta pérdida de tiempo, un gigantesco altavoz para las chorradas. Pero lo grave no es eso, sino que ha llegado un momento en que todo lo que cualquiera dice, sobre cualquier cosa, en cualquier tono, se puede convertir de forma automática en algo ofensivo, insultante, poco respetuoso o lo que se quiera. Las redes sociales y sus derivados -y los foros encajan en esto- están llenos de gente que está a la que salta, dispuestos a sentirse ofendidos en carne propia o por delegación, por cualquier motivo real o percibido. Policías reguladores de lo que es justo, ofensivo, admisible o tolerable, que ve ofensas en cualquier cosa que se diga o se haga. Y como resulta que cualquier cosa que se diga puede resultar ofensiva para alguien en cualquier indeterminado momento, la conclusión inevitable es que no se puede hablar nunca de nada en ninguna parte, porque siempre habrá quien esté dispuesto a sacarle la punta o la maldad. Y eso es algo que me resulta insoportable. Las redes son, hoy por hoy, el más dictatorial de los estados, y en ellas los guardianes de la corrección, la ortodoxia y el pensamiento dirigido imponen su punto de vista, así que las dejo para quienes estén dispuestos a soportar esa continua vigilancia de lo que se hace o lo que se dice. Acaba uno hartándose de gente que ve una ofensa en cualquier cosa que se escriba, que ve faltas de respeto en cualquier palabra de más de dos sílabas o en cualquier párrafo, aunque la realidad sea que lea las líneas de tres en tres. Cuando matizar, puntualizar o simplemente dar una opinión personal se convierte en algo inútil o motivo de ataque cabe hacer varias cosas, y la más higiénica del asunto es dejar por completo el asunto correr. Me resulta imposible entender que si uno dice, por ejemplo, que las fotos de Chema Madoz le parecen tomaduras de pelo, salga alguien como una hidra a decirle que está faltando al respeto o insultando a los que tienen a Madoz como un maestro y que su comentario no es admisible ni tolerable. Y gente así vez hay cada día más y por todas partes, así que lo mejor es hacer mutis y allá cada cual con su película. Más que nada, porque el final es mandar a alguien a hacer puñetas diciéndole por el camino, esta vez sí, que su visión ofendida del asunto te importa un carajo y que si le molesta doble trabajo tiene.

Así que, de nuevo, muchas gracias, pero creo de verdad que exageras. No soy ningún filósofo de la fotografía, sino simplemente alguien que, para bien o para mal, ya no encaja en estos "nuevos espacios" por mucho que lime sus aristas (que, la verdad, estoy dispuesto a limar más bien poco). Sigo asomándome por el Glorious y dándole a la tecla cuando hay con qué, pero para la mayor parte de lo demás me he hecho viejo.

Un cordial saludo a todos y perdón por el rollo.

No he tenido el placer de tratar contigo. Pero me da que se confirma lo que se apuntaba al inicio. El foro se está perdiendo algo sin ti. Así que te ánimo a que participes más.

Saludos y gracias por tus reflexiones en las que estoy 120% de acuerdo

Share this post


Link to post
Share on other sites
Posted (edited)
En 11/8/2019 a las 7:10, Baskerville dijo:

Bueno, Nívola, pues muchas gracias por este mensaje, aunque lo de in memoriam se aplique, normalmente, a personas fallecidas :unsure::lol:. Muchas gracias, insisto, pero muertos, lo que se dice muertos, aún no estamos. Todavía no.

He sabido de este hilo por un amigo, y creo que lo menos que puedo hacer es contestar y dar las gracias a quien lo ha abierto y a quien ha respondido. No sé qué escribirán aquí, si es que escriben algo, los restantes aludidos. Yo te puedo decir que retirarme, lo que se dice retirarme, no me he retirado. Aparezco muy poco y normalmente más para echar un vistazo que por otro motivo, y normalmente también sólo por el Glorious Club, que a fin de cuentas es por donde solía andar siempre. Cuando veo algún hilo en el que puedo decir algo útil lo digo y ya está, pero es cierto que muy, muy poco en comparación con etapas anteriores.

En mi caso particular, mi "despego" por estas cuestiones responde a tres motivos: el primero es que hace un par de años tuve serios problemas con la vista, y en unos meses pasé de ver mal a prácticamente no ver un pimiento. Tuve suerte y el motivo fue un tipo muy particular de cataratas que corren mucho y de muy mala manera, de tal forma que tuve que poner en el dique seco las cámaras durante una temporada más bien larga. Eso, sumado a una prolongada y preocupante sequía de ideas fotográficas, me ha hecho aparcar el asunto fotero durante bastante tiempo. Afortunadamente el asunto visual se resolvió bien con unos meses de espera, un buen cirujano y un par de ojos postizos. El asunto fotográfico está volviendo muy lentamente (lo estoy retomando ahora).

El segundo es que, la verdad, llegó un momento en que no tenía muy claro si tenía algo que decir y si podía interesar a alguien lo que dijera. Jamás me he tenido por un maestro de nada y menos en cuestiones fotográficas, ni mucho menos por algo ni remotamente parecido a eso que ahora llaman un influencer (ah, qué sería de nosotros sin esas palabras pastizadas del inglés). Me gusta un tipo de fotografía y un tipo de planteamientos fotográficos, y la fotografía actual no parece discurrir por ellos, así que me encontraba fuera de lugar. Además me di cuenta de que esto del interneteo requiere una cantidad inmensa de tiempo, y tampoco ando sobrado de él. Cuando reduje el tiempo que pasaba leyendo foros, consultando páginas de fotografía, leyendo comentarios de éste y de aquél y al tanto de por dónde andaba tal o cual, el tiempo apareció como por ensalmo para dedicarlo a otras cosas que también me gustan, como la lectura o la carpintería manual.

Y el tercero y más importante con diferencia es que me repatea el hígado el derrotero que ha cogido el asunto de internet como relación social. No estoy en ninguna red social. En ninguna. Ni Feisbuk, ni Tuiter, ni Instagram ni su puñetera madre. Ninguna. Todas, sin excepción, me parecen una absoluta pérdida de tiempo, un gigantesco altavoz para las chorradas. Pero lo grave no es eso, sino que ha llegado un momento en que todo lo que cualquiera dice, sobre cualquier cosa, en cualquier tono, se puede convertir de forma automática en algo ofensivo, insultante, poco respetuoso o lo que se quiera. Las redes sociales y sus derivados -y los foros encajan en esto- están llenos de gente que está a la que salta, dispuestos a sentirse ofendidos en carne propia o por delegación, por cualquier motivo real o percibido. Policías reguladores de lo que es justo, ofensivo, admisible o tolerable, que ve ofensas en cualquier cosa que se diga o se haga. Y como resulta que cualquier cosa que se diga puede resultar ofensiva para alguien en cualquier indeterminado momento, la conclusión inevitable es que no se puede hablar nunca de nada en ninguna parte, porque siempre habrá quien esté dispuesto a sacarle la punta o la maldad. Y eso es algo que me resulta insoportable. Las redes son, hoy por hoy, el más dictatorial de los estados, y en ellas los guardianes de la corrección, la ortodoxia y el pensamiento dirigido imponen su punto de vista, así que las dejo para quienes estén dispuestos a soportar esa continua vigilancia de lo que se hace o lo que se dice. Acaba uno hartándose de gente que ve una ofensa en cualquier cosa que se escriba, que ve faltas de respeto en cualquier palabra de más de dos sílabas o en cualquier párrafo, aunque la realidad sea que lea las líneas de tres en tres. Cuando matizar, puntualizar o simplemente dar una opinión personal se convierte en algo inútil o motivo de ataque cabe hacer varias cosas, y la más higiénica del asunto es dejar por completo el asunto correr. Me resulta imposible entender que si uno dice, por ejemplo, que las fotos de Chema Madoz le parecen tomaduras de pelo, salga alguien como una hidra a decirle que está faltando al respeto o insultando a los que tienen a Madoz como un maestro y que su comentario no es admisible ni tolerable. Y gente así vez hay cada día más y por todas partes, así que lo mejor es hacer mutis y allá cada cual con su película. Más que nada, porque el final es mandar a alguien a hacer puñetas diciéndole por el camino, esta vez sí, que su visión ofendida del asunto te importa un carajo y que si le molesta doble trabajo tiene.

Así que, de nuevo, muchas gracias, pero creo de verdad que exageras. No soy ningún filósofo de la fotografía, sino simplemente alguien que, para bien o para mal, ya no encaja en estos "nuevos espacios" por mucho que lime sus aristas (que, la verdad, estoy dispuesto a limar más bien poco). Sigo asomándome por el Glorious y dándole a la tecla cuando hay con qué, pero para la mayor parte de lo demás me he hecho viejo.

Un cordial saludo a todos y perdón por el rollo.

Ya veo, Baskerville, en estado puro, hombre no me riñas por lo de In memorian, porque también significa en recuerdo, que era lo que yo quería expresar en este hilo, un recuerdo, un gesto de agradecimiento, por los buenos ratos que me han hecho pasar, a las personas que para mi, han tenido una importancia dentro de lo que "era", el foro, y ya pues no participan como antes, o no participan nada, pero vamos que esta abierto justamente para que otros añadan también aquellas personas que ven que han aportado cosas, o que se acuerdan de ellas por cualquier motivo, siempre que sea de manera positiva, a ser posible, y ya ves que has despertado interés, en personas que no te conocían, y ya ves como quieren que vuelvas a participar mas, ahora cono ojos nuevos. 

Evidentemente lo expuesto, en tu largo mensaje, pues es el pan nuestro de cada día, pero yo creo que forma parte de la vida, en si, las personas que tienen unas forma de ver las cosas, siempre chocaran con otras personas que tienen otra forma de ver esas mismas cosas, pero eso es lo bueno el debate, siempre enriquece, pero para que sea así hace falta un poquito de inteligencia también.

En cuanto a la nueva ola de las redes sociales, yo si tengo facebook, y pertenezco a Nikonistas del Peru, claro esta que la edad se nota, no participo como un chaval de 20 años, ni mucho menos y no tengo mi vida puesta ahi, entre otras cosas, y lo que  me mosquea bastante, es que los creadores de todas estas plataformas informáticas, llevan a sus hijos a colegios donde no se utilizan ninguna de ellas,  y dado que mi trabajo esta relacionado con la informática, y el único ordenador seguro es aquel que esta bajo tierra, desconectado, y vigilado por guardias armados hasta los dientes, aunque claro no dudo de la utilidad de esas herramientas, y de lo mucho que pueden unir a las personas, sobre todo yo que estoy fuera de España, al final nada es bueno o malo, sino depende como se use, son los tiempos que nos ha tocado vivir, aunque estoy seguro que serias mas feliz en otros tiempos.

 

Bueno saludos, y por aquí estamos, para lo que gustes.

 

Edited by NIVOLA

Share this post


Link to post
Share on other sites
Posted (edited)
En 26/8/2019 a las 15:49, NIVOLA dijo:

Ya veo, Baskerville, en estado puro

 

Hum. No sé cómo tomármelo... <_<:lol:.

Un par de cosas: aunque el que uno, diez o cien ahuequemos el ala carezca de importancia, puesto que un foro es lo que es, no estaría de más preguntarse por qué muchos de los que andábamos por aquí de forma más o menos continuada hemos hecho mutis. Yo he expuesto mis motivos más arriba, otros tendrán los suyos. Después de que hayas abierto este hilo me he dado una vuelta por algunos hilos en los que participé, y sigo viendo en ellos lo que vi en ese momento: mucha vocación policial y reguladora, mucha ofensa que no sé de dónde salió y mucha confusión entre el respeto a la expresión de las opiniones y la discusión del contenido de las mismas. No sé si la cosa seguirá igual, pero algo me dice que no habrá cambiado mucho.

Y la segunda: en los foros no sé, pero en las redes sociales lo que yo veo no es debate. Es mayormente un montón de gente usándolas como amplificador de su mala hostia, su perpetua indignación -con motivo real o sin él- y su intención de acosar y callar a la fuerza a todo el que no piensa como ellos. Es linchamiento y censura. Y eso que dices sobre los creadores de esas plataformas es, para mí, una de las pruebas más evidentes -una de ellas, que no la única ni mucho menos- de que las redes sociales son una puñetera mierda. Eso sí, quien quiera usarlas que las use, por supuesto. Faltaría más. Allá cada cual con su película.

Un cordial saludo.

Edited by Baskerville
  • Like 1
  • Thanks 2

Share this post


Link to post
Share on other sites
hace 1 hora, Baskerville dijo:

Hum. No sé cómo tomármelo... <_<:lol:.

Un par de cosas: aunque el que uno, diez o cien ahuequemos el ala carezca de importancia, puesto que un foro es lo que es, no estaría de más preguntarse por qué muchos de los que andábamos por aquí de forma más o menos continuada hemos hecho mutis. Yo he expuesto mis motivos más arriba, otros tendrán los suyos. Después de que hayas abierto este hilo me he dado una vuelta por algunos hilos en los que participé, y sigo viendo en ellos lo que vi en ese momento: mucha vocación policial y reguladora, mucha ofensa que no sé de dónde salió y mucha confusión entre el respeto a la expresión de las opiniones y la discusión del contenido de las mismas. No sé si la cosa seguirá igual, pero algo me dice que no habrá cambiado mucho.

Y la segunda: en los foros no sé, pero en las redes sociales lo que yo veo no es debate. Es mayormente un montón de gente usándolas como amplificador de su mala hostia, su perpetua indignación -con motivo real o sin él- y su intención de acosar y callar a la fuerza a todo el que no piensa como ellos. Es linchamiento y censura. Y eso que dices sobre los creadores de esas plataformas es, para mí, una de las pruebas más evidentes -una de ellas, que no la única ni mucho menos- de que las redes sociales son una puñetera mierda. Eso sí, quien quiera usarlas que las use, por supuesto. Faltaría más. Allá cada cual con su película.

Un cordial saludo.

Hombre por lo menos has aparecido, fuera del Glorius, claro, y te han conocido otros que no sabias que existías, ciertamente la cosa esta mal, hay mucha agresividad y al final por cosas que no tienen mucha importancia, y que en nada va a cambiar nuestras vidas, tampoco soy yo el rey de las participaciones en el foro, ya uno tiene experiencia y sabe donde se puede meter y donde no, precisamente porque los foros no tienen tanta importancia como para ponerse con el cuchillo entre los dientes, pero yo a pesar de esta no importancia, hecho de menos a los nombrados, y otros mas, que daban un cierto toque de distinción, al foro, este o no de acuerdo con lo publicaban en lo que si estoy contigo, es que también tengo ojos postizos, mira que cosas.

Un abrazo.

 

 

 

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

Que lindo que exista gente como la que está en este foro!!!! Primero AMIGOS ,después fotógrafos.Un abrazo en la distancia a todos .

Gracias por permitirme pertenecer a él.

Daniel

Share this post


Link to post
Share on other sites

Personalmente, no quiero joder el hilo con el pequeño detalle de que sigamos todos vivos. 

Es sólo que me hacía ilusión volver a publicar al lado de Basker. 

  • Like 2

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

×