Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Aplicamos el Tercer Grado a Zigor Aldama

1

Jul2014
 
 
Zigor Aldama Zigor Aldama
Zigor Aldama (Bilbao, 1980), estudió Periodismo en la Universidad del País Vasco y en 2001 comenzó a colaborar desde Asia con el diario regional Deia. En 2003 realizó prácticas en el periódico El Correo y dos años más tarde comenzó a colaborar con El País. Actualmente, es el periodista español con más experiencia en China, trabaja como corresponsal para el Grupo Vocento, con base en Shanghái, y como colaborador de El País para la región de Extremo Oriente. En 2004 publicó Asia, burdel del mundo, y en 2011 recibió el Premio Diageo Joven y Brillante de Periodismo Económico. Sus fotografías se han podido ver en exposiciones individuales y colectivas en España y en Hong Kong.

¿Cuánto tiempo hace que se dedica a la fotografía como profesión?

En realidad no me dedico profesionalmente en exclusiva a la fotografía. Es sólo un complemento de mi trabajo como periodista, que desarrollo desde hace 13 años.

¿De dónde viene su vocación?

La imagen siempre me ha gustado. Recuerdo de niño ver películas y pensar en cómo estaban hechos los planos, incluso en las focales con las que se habían rodado. Recuerdo también tocar con admiración la robusta Nikon F2 de mi padre, y escuchar historias sobre los fotógrafos de la Guerra de Vietnam. A los 17 años, mi padre me regaló una Nikon F601-Manual de segunda mano, y con ella me introduje en el mundo de la fotografía réflex. No obstante, mi madre puso un poco de cordura en los castillos que hacía en el aire, y de ella aprendí a escribir. "Una fotografía puede valer mil palabras, que no siempre es así, pero mejor es saber escribir esas mil palabras si no tienes la fotografía", creo que me dijo. En la carrera de periodismo descubrí que tenía razón y que la combinación de palabra e imagen me daba un valor añadido importante, así que decidí cultivar ambas como periodista. Además, confirmé que la fotografía es el mejor antídoto para la pereza que suele atacar a los ?plumillas', porque nos obliga a ir a los lugares de los que hablamos. No se puede hacer una foto por teléfono.

¿Cuál es el género fotográfico al que más se ha dedicado?

Trato de ofrecer siempre el material completo para mis reportajes. Texto y fotografía. Por eso, me toca hacer casi de todo. Hay mucho retrato para entrevistas, fotografía de eventos, incluso fotografía de estudio y bodegones con productos. Pero la fotografía que más me interesa es la social. Es la que más me llena como persona porque me obliga a acercarme a la gente de la que escribo. Es también la que más tiempo y dedicación requiere, pero creo que el resultado justifica el esfuerzo extra.

¿Cuáles considera que son sus referencias fotográficas? ¿Quién o qué ha inspirado su forma de ver la fotografía?

Las primeras fotografías que recuerdo que me impactaron fueron de Robert Capa. Y aprendí mucho de los libros de Sebastiao Salgado, de quien recuerdo, casi como una pesadilla, sus fotografías de mineros y de trabajadores del sector del petróleo. En el campo del fotoperiodismo creo que marcan tendencia, por su buen hacer, Steve McCurry o Emilio Morenatti, pero me gusta también ver el trabajo de jóvenes talentos que creo que no les están lejos en cuanto a talento se refiere. De hecho, algunos de los viajes los hago con Miguel Candela, un fotógrafo alicantino con base en Hong Kong que, aunque todavía no ha conseguido dar el gran salto, creo que no tardará en hacerlo. De él he aprendido mucho, y viajar juntos me sirve de aliciente para esforzarme más con la cámara.

¿Recuerda su primera foto profesional?

Recuerdo que, como siempre, no fue una foto sino un ?paquete': texto y fotos de un reportaje de viajes por Marruecos que vendí al diario DEIA el año 2001. Es curioso porque creo que es la única pieza que he publicado que no está relacionada con Asia, y fue con la que me estrené como periodista cuando estaba en segundo de carrera.

¿Recuerda cuánto le pagaron por ella?

No recuerdo cuánto fue exactamente, pero muy poco. Y ahora creo que sería incluso menos.

¿Cuáles son las ventajas que encuentra en la fotografía digital?

Lógicamente, la posibilidad de disparar cuanto uno quiera sin tener que cargar con mochilas llenas de rollos de Provia y de Velvia como hice hasta que en 2005 tuve la Nikon D-100. Los discos duros pesan mucho menos. Luego está la rapidez a la hora de ver el resultado y, sobre todo, de enviarlo a los periódicos o las revistas.

¿Qué echa de menos de las analógicas?

Sinceramente, nada.

¿Qué pieza de su equipo valora más?

Utilizo mucho el Nikkor 50 mm. 1/1.4 para retrato y me encantan los efectos que se pueden hacer con él. Pero, sin duda, el que más utilizo es el 24-70 1/2.8.

¿Qué foto le gustaría hacer que todavía no haya conseguido?

El problema es que no creo que haya conseguido hacer todavía ninguna foto que me satisfaga al 100%. De hecho, me cuesta considerarme fotógrafo aunque la imagen forma parte de mi trabajo. Así que me faltan por hacerlas todas.

¿Qué destacaría con orgullo del mundo de la fotografía?

Del mundo de la fotografía me gusta precisamente que los buenos fotógrafos son sufridos y, generalmente, buena gente. No se andan con milongas. Son gente directa y rápida, pero a la vez paciente, porque saben que el momento preciso a veces tarda en llegar. Y muchas veces no llega nunca, pero hay que intentarlo.

¿Qué le gustaría eliminar, si pudiese?

Creo que la precariedad de la profesión es el mayor lastre que arrastra ahora la fotografía. Y me temo que eso conlleva una mayor competitividad entre los compañeros, quizá no siempre en el mejor sentido de la palabra.

Nos puede decir, qué exposición fotográfica de las que ha visto más le ha impactado?

El World Press Photo, sin duda. En el ámbito de la fotografía artística, Hylemorpho, de Gabriel Caneda.

Por favor, explíquenos alguna anécdota curiosa que le haya ocurrido realizando alguno de sus trabajos.

Con la guerrilla maoísta de Nepal, en 2006, tuve un pequeño contratiempo estomacal, por culpa de algo que comí en mal estado. Había conseguido el permiso para seguir por la jungla a uno de sus pelotones, y sentí que se avecinaba un desastre que jamás me perdonaría, porque había que caminar por arrozales muy estrechos haciendo malabarismos. Así que me tomé media tableta de Fortasec que salvó el reportaje. De hecho, la historieta dio incluso para hacer una última página de la desaparecida revista Altaïr.

¿Hacia dónde cree que camina la fotografía?

Creo que nunca ha habido tanto talento en la fotografía como lo hay ahora, pero me temo que la precariedad la está matando de hambre. Espero que los medios de comunicación vuelvan a apreciar la fotografía como el arte que es, y no como algo que sirve para llenar un hueco en una página.



Muchas gracias!
Comentarios
José Manuel Polo Larrondo
07/07/2014
Estoy de acuerdo con mi paisano. También coincidimos en que ambos disfrutamos con la fotografía y la escritura. Me gusta su sencillez de expresión y la sinceridad que destilan sus respuestas. Tomo nota de los fotógrafos que cita, aunque algunos ya conocía. Le deseo que mantenga esa pasión que trasmite con ilusión la de fotografiar y relatar. Le deseo que triunfe; está en edad de ir por sus objetivos y tiempo de alcanzarlos. Incluyo también su nombre, a ver si puedo ver sus obras por hacer desde si septentena. ¡Ánimo y trabajo!
Envianos tu comentario
Opine sobre la notícia que acaba de leer y en breve será publicada.
* Campos obligatorios
Sobre el autor
Logo Nikonistas (Toni)
Equipo Nikonistas
Eclético grupo de profesionales especializados en varias disciplinas, con un pasión en común por la fotografía digital y las nuevas tecnologías.
Ver más
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Microsite
Microsite Nikon KeyMission
Foto de la semana
Participa Foto de la semana
Lo más Nikon
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.