Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Aplicamos el Tercer Grado a Antonio Aragón Renuncio

22

Feb2017
 
 
Antonio Aragón Renuncio Antonio Aragón Renuncio
Desde mediados de los 90, Antonio Aragón Renuncio siempre ha estado relacionado con el medio fotográfico: funda y preside la Asociación de Fotógrafos Nostromo de Santander. Es profesor durante más de quince años de fotografía en el Aula de Fotografía de la Universidad de Cantabria, de la Universidad Americana (UAM), de la Universidad Centroamericana (UCA), de la URACCAN (Nicaragua), del Gobierno de Cantabria y del Ayuntamiento de Santander. Organiza y dirige los Encuentros de Fotografía de Santander. Escribe sobre Fotografía en diferentes publicaciones. Es editor y coordinador general de la Revista Xplorer (Nicaragua). Trabaja como Free-lance para diferentes Agencias Internacionales de Prensa. Director de Xtreme PWS (Burkina Faso, África), en 2003 funda, y preside la ONGD OASIS (www.ongoasis.org) con la que desarrolla proyectos médicos de forma ininterrumpida en algunas de las zonas más deprimidas del Golfo de Guinea en África. Ha expuesto obra de forma individual y colectiva -más de ochenta exposiciones en total- en importantes Salas y Museos. Viajero incansable, ejerce el fotoperiodismo de forma free-lance. En los últimos años ha cubierto historias en diversos lugares del planeta, publicando sus reportajes de actualidad en medios internacionales. Actualmente reside en Nicaragua.



¿Cuánto tiempo hace que se dedica a la fotografía como profesión?

Casi veinte años. Aunque la verdad es que nunca he sentido la fotografía como una profesión. Por lo menos es lo que llevo intentando toda mi vida. Ya que desde pequeño, oía hablar a mis abuelos y demás familia y siempre que salía la palabra “profesión” denotaba aburrimiento, sonaba a algo tedioso y obligado. Siempre he creído que las pasiones si se vuelven obligatorias dejan de serlo, además de mucho menos divertidas. Imagino que por estas razones me sigo viendo como alguien enamorado de su pasión que intenta vivir de ella. Espero que así siga por siempre.

¿De dónde viene su vocación?

Creo que probablemente de la consecuencia de ser un inconformista, curioso e hiperactivo con muy pocas ganas de acabar trabajando en una oficina con horario de 8 a 5… eso, y que de repente un día descubrí la maravillosa y perfecta división de un segundo en mágicas fracciones de luz y color… La verdad es que no me apetecería nada de nada -no sé si pudiera a estas alturas del partido- dedicarme a otra cosa.

¿Cuál es el género fotográfico al que más se ha dedicado?

Suelo distinguir entre dos vertientes claramente diferenciadas dentro de mi trabajo fotográfico. Por un lado la que me hace feliz. Mi única y gran pasión ha sido, es y creo que seguirá siendo la fotografía documental. Me encanta descubrir historias, recorrer rostros, caminos, luces y sombras… Por el otro, la que me da de comer, paga las facturas y me permite estar viajando y haciendo lo que realmente amo unos cinco meses al año. Para ello hago de casi todo. Últimamente mucha foto aérea, foto de comida, hoteles de lujo, fotos de producto en estudio… y mis clases en la universidad por supuesto. Ya ves, de todo un poco.

¿Cuáles considera que son sus referencias fotográficas? 

Siempre he admirado a la gente comprometida con su trabajo y su mirada. Bebí de los clásicos y me seguirán gustando siempre. Demasiados nombres y demasiadas fotos para enumerar… aunque siempre alucinaré con Capa y Natchwey. Esos tíos son de otra galaxia. La quintaesencia del fotoperiodismo. Si alguien me preguntara qué quiero ser de mayor, diría que la centésima parte de buen fotógrafo que ellos. Capa por ser el padre, por cambiar los conceptos, por acercarse a la acción como nadie había hecho antes. Natchwey, por su ojo, su exquisita composición y su ilimitada capacidad de trabajo.

Me encanta la fotografía, la buena fotografía. Y seguir aprendiendo de lo que se está haciendo en estos días. La ventaja de esta época de excesiva democratización de la imagen (con lo bueno y lo malo que ella conlleva) es que se están haciendo cosas terriblemente buenas (también terriblemente malas por ese acceso total) que hace que el medio esté viviendo un momento (según mi punto de vista claro está) espectacular en términos de calidad. Los buenos son muy buenos y da gusto ver su mirada. Los malos… bueno con los malos simplemente hay que dar a la tecla suprimir… Ventajas de la tecnología.

¿Quién o qué ha inspirado su forma de ver la fotografía?

Sonará pretencioso y manido pero la respuesta es la vida. Mi vida. Y lo que he ido viendo y aprendiendo durante el viaje en ese maravilloso regalo del que disfruto cada instante como si fuera el último.
Si te levantas cada mañana con alegría, pones atención a lo que te rodea, aprendes a leer entre líneas, eres curioso, te ríes hasta de tu sombra, disfrutas de la luz del atardecer, nunca te conformas, trabajas como un loco y le pones buena letra… al final aprendes a ver el mundo (y la fotografía) de otra, y siempre de la misma, forma.

¿Recuerda su primera foto profesional?

Si entendemos por “profesional” una foto “publicada”, sí. Un reportaje -con foto de portada incluida- en un diario de mi ciudad sobre el incendio de un inmueble vecino. Fotos muy malas, por cierto, pero que me mantuvieron toda la noche en vela positivando las copias y secándolas con el secador de pelo de mi madre para poder llegar “a tiempo” al día siguiente al periódico. ¡Qué época! ¡Y qué recuerdos!...

¿Recuerda cuánto le pagaron por ella?

No recuerdo pero imagino que bastante poco… jajaja… casi igualito a como nos pagan (si es que consigues que te paguen, claro) ahora. La verdad es que en este medio documental intentar llegar a fin de mes sin morir en el intento se convierte en una aventura harto complicada.

¿Cuál es su óptica favorita?

Soy de gran angular y de ópticas fijas, luminosas. Siempre me he sentido muy cómodo con la visión de un veinticuatro -o veintiocho- milímetros. El 95% de las fotos de mi vida las he realizado con estas ópticas.
Me gusta la cercanía. Oler las escenas. Es mi forma particular de vivir mis fotos.

¿Qué foto le gustaría hacer que todavía no haya conseguido?

Demasiadas… jajaja. La ventaja de este medio es que siempre estás en el punto de partida. Y regresas a él cada vez que terminas una historia. Si encima no te sueles conformar con nada y el perfeccionismo te obsesiona, acabas entendiendo que no eres nadie y eso creo te motiva a superarte. Soy fiel defensor de esa máxima que dice que vales lo que vale la última de tus imágenes. Me gusta creer en ese tipo de democracia…

¿Cuánto tiempo dedica a la edición y organización de sus fotografías?

La verdad es que lo menos posible. Soy muy ordenado dentro de mi más absoluto y personal caos. Procuro editar mis imágenes en menos de un minuto (enseño mi flujo de trabajo en mis talleres y los alumnos se quedan sorprendidos) para así poder destinar el tiempo a otras cosas más productivas y placenteras.
Mi archivo está organizado -a mi extraña manera- aunque solo sea para no perder mil horas buscando algo que necesito. Odio perder el tiempo.

¿Qué destacaría con orgullo del mundo de la fotografía?

Que siempre me ha hecho feliz y nunca me dejó tirado. No entendería mi vida sin ella. Además, es de los pocos vicios que me quedan… jajaja.

¿Qué le gustaría eliminar, si pudiese?

Para eso está la tecla “delete”, no yo… jajaja

¿Cuánto esfuerzo dedica a su presencia profesional en Internet?

Soy de la vieja escuela. Ese creo que es mi hándicap ya que no soy muy bueno en eso de promocionar mi presencia profesional en Internet. Soy muy malo además de dárseme muy mal eso de “venderme”. Mucho peor si encima es virtual… ya que a veces me lio con las teclas… jajaja.

¿Cuánto tiempo dedica a las redes sociales profesionalmente?

Absolutamente nada. Soy pesimamente malo con la promoción de mi trabajo en general y con las redes sociales en particular. Uso el Facebook más para seguir el trabajo de los demás fotógrafos y estar al día de lo que pasa en el mundillo fotográfico que para promocionar el mío propio. Siempre ha sido mi asignatura pendiente. Creo que necesito un manager… jajaja… que cobre poco eso sí.

¿Qué tres libros de fotografía nos recomienda?

La verdad es que seguiré en mi línea clásica para no decepcionar a nadie: “Exodos” de Salgado, “Inferno” de James Natchwey y “Magnum Contact Sheets” de la agencia del mismo nombre que muestra algunas de sus fotografías más icónicas y las hojas de contactos que las acompañan de sus laureados fotógrafos. Una verdadera delicia para descubrir el porqué de la edición de sus autores.

Nos puede decir, qué exposición fotográfica de las que ha visto más le ha impactado…

Durante muchos años, cuando vivía en España, era ávido consumidor de exposiciones. He visto cientos de ellas. Me encantaba pasear entre a los positivos y disfrutar de su característico olor… Pero digamos que mi “top three” siempre ha estado bien claro: Hiroshi Sugimoto, Robert Capa y Sebastião Salgado. Esas tres están frescas en mi memoria como si de ayer se tratara.
La que más me ha sorprendido en mi vida fue una de Sugimoto y sus “mares”. Me abrió la mente, descubrió un mundo que hasta el día de hoy me alucina, divierte y sorprende y sobretodo me demostró que “pensarme” innovador era muy estúpido además de demasiado pretencioso.
A Capa le debo descubrirme el mundo del fotoperiodismo y su máxima de “si tus fotos no son suficientemente buenas es porque no estas suficientemente cerca” que me acompañará siempre y el blanco y negro que me enamoró durante mis primeros años y al que ahora vuelvo poco a poco…
Y a Salgado la envidia que me corroía al ver sus positivos impecables, sus luces de otro planeta y los destinos exóticos que siempre quise conocer y fotografiar…

Por favor, explíquenos alguna anécdota curiosa que le haya ocurrido realizando alguno de sus trabajos.

Ufff… Miles. Imposible contar solo una. Me ha pasado de casi todo. Tras tantos años saliendo de casa en busca de la “buena” luz, uno acaba metiéndose en más líos de los que se pueda acordar. El cuaderno de bitácora está repleto de aventuras. Unas alegres. Otras no tanto. Numerosas de vida. Otras tantas, o más, de muerte. Algunas de muchas risas. Otras de muchos nervios… Todas increíblemente alucinantes. Eso es lo bueno de “esta” vida que elegimos. No queda demasiado tiempo para el aburrimiento… Aunque si mi madre se enterara de algunas, no me volvería a dejar salir de casa… jajaja. Así que mejor te lo cuento en otro rato.

¿Hacia dónde cree que camina la fotografía?

Esta es una de las grandes discusiones entre fotógrafos (además de la típica y aburrida de si eres Nikon o Canon…) al calor de los tragos en alguna barra de bar mal iluminado… Siempre desde mi humilde punto de vista, la fotografía camina hacia donde ha caminado desde sus orígenes. Y con muy buena salud, por cierto. A la busca y captura de la buena luz. La fotografía creo que sigue siendo la misma que cuando nació hace apenas doscientos años, lo que ha cambiado -y seguirá cambiando- es la tecnología de cada época. Aunque a la postre, para mí, lo importante sigue siendo esa “mágica” luz, se capte donde se capte. La mayoría de las veces nos gusta perder el tiempo en baldías conversaciones antes que utilizar ese precioso tiempo en intentar hacer mejores fotos. En fin. Tapamos el sol con el dedo y nos quedamos ensimismados mirando el dedo. Al final, por mucho que demos vueltas y vueltas sin parar, siempre acabamos en el mismo sitio…



Muchas gracias!
 
Comentarios
Envianos tu comentario
Opine sobre la notícia que acaba de leer y en breve será publicada.
* Campos obligatorios
Sobre el autor
Logo Nikonistas (Toni)
Equipo Nikonistas
Eclético grupo de profesionales especializados en varias disciplinas, con un pasión en común por la fotografía digital y las nuevas tecnologías.
Ver más
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Microsite
Microsite Nikon KeyMission
Foto de la semana
Participa Foto de la semana
Lo más Nikon
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.