Nikon COOLPIX P1000 | ¡De sorpresa en sorpresa!
Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Nikon COOLPIX P1000 | ¡De sorpresa en sorpresa!
Con @fpmato (Federico Pérez Mato) moderador desde los inicios del foro Nikonistas y fotógrafo aficionado
Opinión

1

Mar2019
 
 
Nikon COOLPIX P1000, 180mm, f/5,6, 1/1600s, ISO-640 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 180mm, f/5,6, 1/1600s, ISO-640 | © Federico Pérez Mato
De caja de sorpresas podríamos calificar a esta cámara, que lleva el concepto de ultra-zoom a una dimensión, que podríamos calificar de hiperbólica e inédita, dado su descomunal rango focal (4,3-539 mm. reales, 24-3.000 mm. equivalentes en FX y una apertura de f/2,8-5,6), pero que resulta sorprendentemente eficaz en su desempeño.
© Federico Pérez Mato © Federico Pérez Mato
Otro aspecto que sorprende son su peso (en torno a 1,4 kg.) y dimensiones, más propios de una réflex que de lo que viene siendo habitual en este concepto de cámaras, aunque ello trae aparejada una continuidad de sensaciones y gran familiaridad en el manejo para el usuario habitual de aquellas. Puede verse a continuación, la comparación con una D500 equipada con un 18-200DX, lo más parecido a un ultrazoom que he encontrado para esta cámara, aunque no se puedan equiparar en alcance ni rango efectivo.
© Federico Pérez Mato © Federico Pérez Mato
Además de lo indicado sobre su amplio y extremo rango focal, que constituye su principal rasgo característico, tenemos un eficaz visor electrónico de alta resolución, con los pros y contras habituales en este tipo de dispositivos, pantalla trasera articulada de 3,2”, un automatismo para realizar panorámicas de 180 o 360º muy interesante y útil, estabilización óptica (muy eficaz), soporte RAW, conectividad Wi-Fi/Bt y una gran capacidad en video, con su zoom motorizado específico y opciones de grabación hasta 4K. La lista de especificaciones es larga y señalo aquí lo que me parece esencial.
© Federico Pérez Mato © Federico Pérez Mato
De las cifras a los resultados

Una de las cosas que uno se pregunta, y de los muchos apriorismos a resolver, estriba en como resultará en la práctica esta combinación de un sensor pequeño y distancias largas, para amplificar el alcance de las focales, de por sí generosas en amplitud de rango y distancia. Cuestiones como difracción, trepidación, estabilización, apertura y sensibilidad, enfoque y manejo, plantean interrogantes y hacen aflorar dudas.

¿Cómo se resuelven las dudas citadas?, adelanto que los resultados, una vez más, sorprenden, aunque, como en todo, hay compromisos, luces y sombras y conviene ir por partes, como intentaremos hacer a continuación.

Manejo

La cámara, como he comentado al principio, es más grande y pesada de lo habitual en su tipología, con el añadido de lo que aporta su enorme zoom en extensión, y su fisonomía y proporciones recuerdan a las réflex de la marca, lo que no resulta un inconveniente para su manejo, sino al contrario, especialmente para quienes son, o han sido, usuarios de la marca y están familiarizados con sus productos.

La ergonomía, por lo tanto, es buena, los controles son efectivos y, en mi opinión, suficientes para este tipo de cámara, se siente bien en la mano y mantiene un buen equilibrio si no se se despliega más allá de ¼ aproximadamente de su rango focal; a partir de ahí, el equilibrio se desplaza, de forma inevitable y progresiva hacia el frontal “narigudo”, lo que obliga a desplazar la mano izquierda buscando apoyo en esa dirección, lo que no siempre es fácil sin interferir con alguno de los controles situados en esa zona, al menos hasta que uno se acostumbra; nada grave, ni determinante en el manejo, en cualquier caso.

En cuanto al enfoque, resulta preciso y eficaz para sujetos estáticos pero no puede competir con el de sus parientes réflex, si hablamos de sujetos en movimiento, especialmente con focales largas. En este terreno, cámaras como la D500 y sus hermanas reinan y dominan este predio, sin discusión posible.

Rendimiento y calidad de imagen

Con un sensor pequeño (1/2.3”) combinado con focales tan largas y una luminosidad máxima de f/5,6 en los tramos finales del zoom, lo que obliga a trabajar con velocidades de obturación también altas y subir isos, a poco que las condiciones de luz no acompañen, las perspectivas, a priori, no resultan muy halagüeñas.

Sin embargo, siempre y cuando no se pretenda hacer uso, y menos aún abuso, de recortes, los resultados sorprenden, una vez más, con una calidad más que digna, y mejor de lo que cabría esperar, incluso en circunstancias no especialmente favorables, aunque no hay que esperar milagros, ni plantear desafíos a las leyes más elementales de la física.

No obstante, para ilustrar lo de los resultados en condiciones difíciles, pongo dos ejemplos con tomas dinámicas, en zona de sombra, a 1600 ISO, algo de recorte y levantado de +1EV en edición
Nikon COOLPIX P1000, 539mm, f/8, 1/1600s, ISO-1600 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 539mm, f/8, 1/1600s, ISO-1600 | © Federico Pérez Mato
Nikon COOLPIX P1000, 539mm, f/8, 1/1600s, ISO-1600 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 539mm, f/8, 1/1600s, ISO-1600 | © Federico Pérez Mato
En el campo y trabajando a pulso

Aunque las enormes distancias focales hacen aconsejable el uso de apoyos, creo que la principal razón de ser de este tipo de cámaras, haciendo valer su versatilidad, es el trayecto caminero, transporte pedestre y uso manual.

Con ese objetivo, he decidido poner a prueba, en diversas salidas de campo y también trayectos más urbanitas, las aptitudes y vocación pajarera, reportera y paisajista que a una cámara como esta se le suponen.

Hay dos dificultades que, de entrada, se adivinan como previsibles en una herramienta de este tipo; la primera de ellas, por transportar un equipo con este tamaño y peso y la segunda, derivada del equilibrio y la dificultad intrínseca de manejar focales de la envergadura que esta cámara puede desplegar.

En el primer caso, aunque el equipo no es pequeño ni ligero, tampoco presenta un tamaño ni peso que, objetivamente, puedan considerarse excesivos para este uso y manejo, mucho menos si consideramos su rango focal y posibilidades derivadas.

En el segundo, el despliegue del zoom, desplazando el punto de equilibrio hacia el frontal, y la falta de apoyos específicos, junto con las dificultades derivadas del manejo de grandes distancias focales y gigantescos aumentos, lo complican, mientras que la indudable eficacia del mecanismo de estabilización y las astucias del zoom motorizado ayudan a mitigar sus efectos.

En la práctica, aunque no son equipos directamente comparables, ni alternativos, podríamos decir que la principal ventaja frente a un equipo réflex es el poder reunir, todo en uno, herramientas tan dispares como un supertele, un angular y un macro, en un conjunto ligero, compacto y manejable.

La desventaja más clara, aparte de las obvias de compromisos de calidad, frente a equipos más especializados y mejor dotados, es el desempeño en tomas dinámicas y situaciones con mucho movimiento y cambios rápidos, algo que pone a prueba a cualquier equipo, incluyendo al camarógrafo, y que, definitivamente, hay que concluir que no es el territorio idóneo para éste, que, sin embargo, se desenvuelve sorprendentemente bien en situaciones más tranquilas y escenas menos dinámicas.

Nikon COOLPIX P1000, 539mm, f/8, 1/320s, ISO-400 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 539mm, f/8, 1/320s, ISO-400 | © Federico Pérez Mato
Nikon COOLPIX P1000, 432mm, f/7,1, 1/1600s, ISO-800 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 432mm, f/7,1, 1/1600s, ISO-800 | © Federico Pérez Mato
Otro aspecto ilustrativo de esta diversidad y complementariedad es la opción de realizar panorámicas a pulso, gestionadas por la propia cámara de forma automática, con opción de 180 y 360º, tanto en formato horizontal como vertical y siempre a mínima focal y en jpg. Resulta muy fácil y práctico hacerlas y el resultado, de nuevo, más que digno.
Nikon COOLPIX P1000, 5mm, f/2,8, 1/250s, ISO-800 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 5mm, f/2,8, 1/250s, ISO-800 | © Federico Pérez Mato
Nikon COOLPIX P1000, 5mm, f/2,8, 1/250s, ISO-140 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 5mm, f/2,8, 1/250s, ISO-140 | © Federico Pérez Mato
Nikon COOLPIX P1000, 5mm, f/2,8, 1/250s, ISO-450 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 5mm, f/2,8, 1/250s, ISO-450 | © Federico Pérez Mato
Sobre trípode y "focalizando"

Aunque la razón de ser de esta cámara es llevarla de paseo y aprovechar su versatilidad todoterreno, o de cámara para todo, podemos aprovechar el enorme alcance que permite su extremo focal largo, también utilizando apoyos, con lo que conseguiremos, a su vez, reducir potenciales problemas de trepidación, con velocidades de obturación relativamente (y comparativamente) bajas.

La principal debilidad sigue siendo captar imágenes aprovechables en escenas con movimiento y acción, fundamentalmente por la menor capacidad del AF para esos menesteres, en relación con el de diferencia de fase de las réflex. La principal fortaleza, la versatilidad y alcance del zoom, que destaca también en estas condiciones.

Ilustro con algunos ejemplos y la colaboración de otros tantos modelos emplumados.
Nikon COOLPIX P1000, 359mm, f/6,3, 1/500s, ISO-560 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 359mm, f/6,3, 1/500s, ISO-560 | © Federico Pérez Mato
Nikon COOLPIX P1000, 270mm, f/5,6, 1/500s, ISO-1600 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 270mm, f/5,6, 1/500s, ISO-1600 | © Federico Pérez Mato
Nikon COOLPIX P1000, 234mm, f/5,6, 1/500s, ISO-720 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 234mm, f/5,6, 1/500s, ISO-720 | © Federico Pérez Mato
Nikon COOLPIX P1000, 288mm, f/6,3, 1/500s, ISO-1600 | © Federico Pérez Mato Nikon COOLPIX P1000, 288mm, f/6,3, 1/500s, ISO-1600 | © Federico Pérez Mato
Conclusiones

He de confesar que empecé la prueba entre escéptico y curioso, en cuanto a los apriorismos que este tipo de cámara y las limitaciones de un sensor de este tamaño me suscitan y, por otra parte, las peculiaridades de un rango focal tan extremo e inaudito (24-3000 mm de equivalencia en FF).

Sin embargo, la adaptación al manejo ha sido rápida, propiciado en parte por contar en sus configuraciones con muchos de los rasgos que caracterizan y constituyen el ADN de la marca y el desarrollo de la prueba ha ido destruyendo algunos de esos prejuicios y apriorismos, al tiempo que proporcionando sorpresas, la mayor parte de ellas positivas, y reforzando argumentos favorables.

Como antes señalaba, las principales fortalezas de esta cámara estriban en su carácter todo-terreno y en proporcionar un paquete que aúna características y condiciones imposibles de reunir, todo en uno, en equipos, más especializados, indudablemente mejor dotados, pero que requieren acarrear un considerable volumen, peso y tamaño de artefactos variados (además de la inversión económica), además de requerir cambios de ópticas e incorporación de accesorios diversos…

Para ciertos propósitos, que requieren de un extraordinario alcance, puede llegar a convertirse en un “must” (se acabó el “digiscoping”) y para tareas de documentación, una herramienta inigualable. Para mayores exigencias y propósitos especializados, ¡larga vida a las réflex!.
Comentarios
Isidre Bafino
02/03/2019
Como puedo procesar los ficheros .NRW de la Coolpix P1000 con Lightroom???
Envianos tu comentario
Opine sobre la notícia que acaba de leer y en breve será publicada.
* Campos obligatorios
Microsite
Serie Nikon Z
Foto de la semana
Participa Foto de la semana
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Lo más Nikon
Últimos posts Nikonistas Foro
Últimos posts
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.