Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Fecha de publicación:  28/06/2010
Fotografiando a los más pequeños: ¿caza o pesca?
Gerardo García

Cualquiera puede ser capaz de captar grandes imágenes de los más pequeños. Cada vez es más sencillo tomar fotografías desde el punto de vista del equipo. Y todo gracias a la tecnología. Entonces, ¿qué es lo más relevante cuando documentamos la vida de nuestra familia? Sin duda, la manera en que nos acercamos a ella.


kidy o1 650px

Hay una situación que se repite habitualmente cuando observo a los padres la manera en que fotografían a sus hijos. El proceso siempre es el mismo: lo primero es coger la cámara, a continuación dirigirles e intentar colocarles en algún lugar, sin que importe el entorno, la luz, el fondo ni qué incluir dentro de la imagen. Es en este momento cuando se les empieza a pedir cada vez en un tono más alto (todavía no he entendido por qué se les grita al intentar tomar una fotografía) gestos y sonrisas (siempre la buena, por supuesto) siendo lo único relevante tomar la imagen cuanto antes. Te invito a que lo compruebes en el parque de tu barrio o en cualquier sitio donde puedas observar a padres e hijos juntos.

Siempre sucede lo mismo: “este niño no para”, “es imposible, no se puede”, “mira que gesto más feo”, “esta cámara no vale para nada”, etc. La excusa de la cámara siempre funciona y además nadie te puede decir nada.

¿Por qué ocurre esto? La clave está en que nos olvidamos que los niños son niños y no nos adaptamos a ellos. Un niño quiere libertad para experimentar y nosotros a la hora de fotografiarlo queremos dirigirlo. Un niño desea explorar y descubrir lo que hay a su alrededor y nosotros le pedimos que no se mueva.

kidyart 002 450px

Si al leer esto te sientes identificado no te preocupes. A muchos de los padres que acuden a los talleres que imparto habitualmente les sucede lo mismo. Es fácil pensar que este no es el mejor camino para conseguir un resultado satisfactorio. Lo importante llegado a este punto es considerar la fotografía como otra actividad más junto a tus hijos: pintar, correr, saltar, jugar, etc. Si no tenemos ganas, si queremos acabar pronto, si tu hijo no está disfrutando, no lo intentes, déjalo, te quedan otros 364 días. Es lo mejor para ti y para ellos.

¿Y cuál es el equipo ideal para fotografiar a nuestros pequeños? Dependerá del tipo de fotografía que queramos realizar. No creo que exista un buen o mal equipo, lo que cuenta es el uso que hagamos de él. Para entenderlo veamos primero como podemos aproximarnos a nuestros hijos a la hora de tomar imágenes.

Lo habitual en los padres es disparar siempre como los cazadores. Vemos algo e intentamos capturarlo sin detenernos antes a mirar a nuestro alrededor y decidir. Nuestro objetivo es único y no importa nada más. Cuando cazamos buscamos retratos perfectamente enfocados e imágenes donde los pequeños estén en movimiento y para ello necesitaremos un equipo réflex.

kidyart 003 650px

Si nuestro hijo no permanece quieto ni un instante (que es lo normal) se hace complicado ir tras él para intentar tomar una fotografía. A veces puede funcionar y de hecho cuando lo conseguimos la satisfacción es total pero las posibilidades de éxito normalmente son reducidas. Por eso aconsejo comenzar por algo más tranquilo: la pesca. Te invito a practicarla. Es muy divertida. Además un buen pescador disfruta haya pescado o no, el placer está en el simple hecho de ir a pescar.

La pesca te permitirá observar con tranquilidad y decidir que incluir y que dejar fuera, esto es, la composición de la imagen. Y lo que es seguro es que con los pequeños siempre pasa algo. Solamente hay que dejarles ser ellos mismos. Además se puede practicar con cualquier cámara, una compacta es suficiente. No hay excusa. Funciona siempre. Comienza pescando.

kidyart 04 650px

En el caso de los bebés, durante los primeros meses tienes una oportunidad única para disfrutar fotografiándolo con tranquilidad ya que no se moverá en exceso.

kidyart 05 650px

A la hora de pescar, una de las cosas que me gusta mostrar es la relación entre el tamaño de nuestros pequeños y el entorno. Si optas por un fondo sencillo y dejas a tu pequeño que haga cosas, podrás pescar durante un rato, moverte a su alrededor, mirar y decidir el mejor encuadre en función de la escala.

kidyart 06 650px

Hay otro aspecto que trato de incluir en mis imágenes que es el espacio negativo. Cuando puedas intenta dejar un gran espacio libre de la fotografía sin incluir el sujeto. Esto hace que nuestra vista se dirija directamente al sujeto haciendo la imagen más interesante.

kidyart 007 650px

En definitiva, cada uno se aproximará a los más pequeños de una manera diferente y por tanto el resultado en cada caso será distinto. Pescar o cazar. Lo importante es hacerlo, de forma natural. Lo demás será mucho más fácil.

kidyart 008 650px

Este artículo pertenece al contenido del taller “Cómo capturar imágenes únicas de nuestros hijos”, impartido de manera presencial durante años en España por Gerardo García y también disponible en versión online a través de su web.

Más información: http://www.kidyart.com/ y www.kidyart.com/blog.
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Microsite
Microsite Nikon KeyMission
Foto de la semana
Participa Foto de la semana
Lo más Nikon
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.