Nikon Z 50 | Te acerca a la naturaleza
Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Nikon Z 50 | Te acerca a la naturaleza

9

Jun2020
Explicaremos las innovaciones de la Nikon Z 50, la primera mirrorless de formato APS-C de Nikon y haremos hincapié en las más útiles para fotografía de la naturaleza.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
Aunque sea una mirrorless, la Z 50 permite usar los objetivos réflex, como este ojo de pez AF Fisheye NIKKOR 10.5 mm 1:2.8 G ED (DX)
Nikon Z 50 con el NIKKOR Z DX 16-50mm f/3.5-6.3 VR y el NIKKOR Z DX 50-250mm f/4.5-6.3 VR Nikon Z 50 con el NIKKOR Z DX 16-50mm f/3.5-6.3 VR y el NIKKOR Z DX 50-250mm f/4.5-6.3 VR
Para constatar cómo nos podemos ir acercando, trataremos primero el paisaje, después la fauna y finalmente las distintas formas de aproximación. De esta última especialidad veremos las ventajas para la Macro de campo, pero profundizaremos en la Macro de estudio mostrando más imágenes porque es la modalidad que se ha analizado menos y el gran público desconoce las posibilidades de la Z 50 en este terreno.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
El objetivo estándar NIKKOR Z DX 16-50mm f/3.5-6.3 VR, el del kit básico, es lo suficientemente angular para tomar buenas fotos de paisaje.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
Con nuestro tele-objetivo habitual podremos captar la fauna salvaje como siempre, y con un macro, los detalles más cercanos.


Principales características técnicas

Esta cámara posee las siguientes particularidades que mejoran la calidad y las prestaciones en cualquier tipo de fotografía:
  • La ausencia de espejo elimina las vibraciones que se producen en las cámaras réflex, por lo que podemos tomar fotos a pulso a velocidades de obturación más bajas sin que salgan trepidadas.
  • Más calidad de imagen por la cercanía de las lentes al sensor, lo que repercute en todas las fotos. En efecto, al ser el cuerpo más estrecho por la eliminación del espejo inclinado, la luz se dispersa menos, con el consiguiente aumento del poder de resolución. Además, permite el diseño de ópticas más tele-céntricas, es decir, que los rayos llegan más perpendiculares al sensor.
  • El mayor diámetro de la bayoneta Z con respecto a las réflex. También se consigue mejor sujeción y solidez.
  • El sensor es un CMOS de 21 Mp de gran calidad y poco ruido (RAW a 12 o 14 bits). Por desgracia, no posee estabilizador de imagen, por lo que para esta función se confía en las ópticas.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
La Z 50 te proporciona muchas ventajas en el mundo de la aproximación, tanto en el campo como en estudio.
  • Visor electrónico de gran definición y del 100% de imagen que permite apreciar los más pequeños detalles de todo lo que aparece en la escena.
  • Dispone de conexiones USB de alta velocidad, HDMI, audio, wifi y bluetooth (alcance: 10 m).
  • Lleva una unidad de flash con todos los efectos de sincronización con las cortinillas del obturador, función de relleno, etc. Además, puedes poner cualquier flash más potente en la zapata.
  • El HDR (High Dynamic Range) permite que las escenas de gran contraste se vean bien tanto en las altas luces como en las sombras. También disponemos de la multi-exposición.
  • El sistema de AF es ultra-rápido y posee 209 puntos de enfoque.
  • La pantalla (8 cm, 3,2”) es de 1 Mp y se ve desde 170º, todo lo cual proporciona una excelente visualización. Además, es abatible, invertible y táctil, lo que proporciona una gran rapidez en la observación, borrado y gestión de fotos. Asimismo, al tocar un punto, enfoca el elemento correspondiente de la escena y, al soltar el dedo, dispara.
  • Finalmente, con el adaptador FTZ, la combinación de la bayoneta Z con el formato APS-C (DX) permite usar ópticas de Nikon ya sean para mirrorless o réflex, sean FF o DX, incluso algunas antiguas de la época analógica.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
La mayor sorpresa se ha producido en la aproximación extrema, llegando a la alta macro y captando las diminutas escamas ¡de centésimas de milímetro!



Ventajas para captar la naturaleza


La Z 50 posee las siguientes características y funciones ventajosas para las distintas modalidades de Fotografía de Naturaleza:
  • Menor peso. Con sus 395 gr. (el cuerpo solo) es el más ligero que conozco. Se agradece cuando hay que hacer seguimiento de animales, llegar a un punto elevado para la mejor toma de paisaje, hacer un montaje complicado para macro o simplemente en los viajes.
  • Todos los sistemas funcionan perfectamente desde el punto de congelación hasta 40º C, y soporta una humedad del 85%, lo que es una garantía para las condiciones extremas.
  • Aparte del obturador mecánico, con todas sus ventajas, posee uno electrónico que proporciona un disparo silencioso que evita que se asuste un animal cuando estamos cerca.
  • Ráfagas más veloces, alcanzando las 11 fps (disparos por segundo), lo que resulta genial para conseguir el instante más adecuado en fotografía de fauna en acción.
  • Video con códec H.264/MPEG 4 que abarca toda el área del sensor, por lo que no se producen recortes al filmar, y en 4K graba hasta 30 fps y ofrece varios modos de grabación directa a cámara lenta alcanzando los 120 fps en Full HD. Ello permite obtener filmaciones que capten los detalles de una maniobra rápida de un animal.
  • Función de focus peaking, que permite apreciar la situación del plano de enfoque y distribuir mejor la profundidad de campo. Es muy útil tanto para utilizar la hiperfocal en fotografía de paisaje como para conseguir el enfoque preciso en una macro o el ojo de un animal con la máxima nitidez.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
PAISAJE: El objetivo estándar NIKKOR Z DX 16-50mm f/3.5-6.3 VR, colocado a 16 mm, puede mostrar una visión global del bosque.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
Su cortísima distancia mínima de enfoque facilita la hiperfocal, que permite poner un árbol en primer término, lo que produce una mayor sensación de profundidad.


Captar el paisaje

El paso de la bayoneta Z al formato APS-C, que tantas ventajas proporciona en general como veremos más adelante, precisamente en paisaje representa un inconveniente. Ello es debido al factor de conversión de 1,5, lo que implica que, al usar cualquier óptica, se reduce el ángulo de visión precisamente en ese factor. En consecuencia, la distancia focal equivalente será un 50% mayor o, en otras palabras, “más tele”. Por lo tanto, si tenemos un angular de 24 mm que en Full Frame (FF) nos captaba perfectamente un paisaje, ahora con la Z 50 tendremos un ángulo equivalente a 36 mm, por lo que no nos cabrá toda la escena.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
Colocado en la posición de máxima distancia focal (75 mm equivalentes), la óptica del kit puede captar un detalle, como esta cascada, que a alta velocidad congela el agua; y a baja, le confiere este aspecto “algodonoso” (izquierda). Sin embargo, debe utilizarse trípode para que no quede movido el fondo (derecha).
Para compensar esto, el objetivo standard que se proporciona con el kit ya es muy angular: 16-50 mm (f/ 3.5-6.3), por lo que nos proporciona una equivalencia de 24-75 mm. Una característica buenísima es la de su estabilizador de 4 pasos, que permitirá tirar a pulso muchas fotos que requerirían trípode. Y una última gran ventaja: la distancia de trabajo (la que hay entre la lente frontal y el primer elemento enfocado) es extraordinariamente corta: 2 cm. Esto permite tomas muy espectaculares con una gran sensación de profundidad que permite captar el relieve del paisaje.
Asimismo, también podemos resolver la pérdida de ángulo –y mejor aún- si disponemos de un buen zoom de bayoneta réflex, por ejemplo el AF-S NIKKOR 12-24 mm 1:4 G ED (DX), de gran calidad. Lo acoplaremos con el adaptador y conseguiremos 18-36 mm efectivos. Por supuesto, podemos adaptar cualquier objetivo, como el excelente ojo de pez AF Fisheye NIKKOR 10.5 mm 1:2.8 G ED (DX), con el que hemos hecho las fotos con distorsión de barrilete para este reportaje.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
Si esperamos el momento oportuno, cuando el Sol se está poniendo, podremos conseguir imágenes como esta de doble cromatismo: el frío nocturno y el cálido crepuscular (no tiene ningún truco de Photoshop, al igual que las demás fotos de este reportaje).
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
El ojo de pez proporciona una visión muy original del paisaje que se complementa con las tomas normales. Además, produce una gran profundidad de campo que aumenta la percepción del relieve.


Fotografía de fauna en libertad

De entrada, se agradece el poco peso de la Z 50 cuando hay que hacer phototrekking siguiendo a fauna salvaje. Sin embargo, la principal ventaja del formato APS-C es el ya comentado factor de conversión que permite captar animales más lejanos ya que la distancia focal equivalente aumenta un 50%. Por ello, el tele-zoom que ha producido la Nikon para esta cámara resulta muy acertado porque es pequeño y ligero y sus 50-250 mm (f/4.5-6.3) cunden mucho, pues llega a los 375 mm equivalentes.

Y hay que remarcar algo muy importante: alcanza esa distancia focal manteniendo la luminosidad, lo que es esencial porque así puede alcanzar velocidades más altas para “congelar” el movimiento del animal. Finalmente, otro aspecto fundamental es que posee un estabilizador de hasta 5 pasos, lo que permite disparar a pulso a velocidades más bajas sin que la foto salga trepidada (siempre que el animal esté quieto).
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
FAUNA: Utilizando el mismo tele-zoom (AF-S NIKKOR 80-400 mm 1:4.5-5.6 G ED) podemos tomar estas dos imágenes simultáneamente. La segunda se ha re-encuadrado, ya que los 21 Mp lo permiten.
Con todo esto, el disparo silencioso y la ráfaga de 11 fps, el porcentaje de fotos buenas aumentará mucho y regresaremos del safari con un reportaje de más calidad con imágenes que pillan el instante más oportuno.
Otra opción es utilizar un teleobjetivo de réflex con el adaptador, como el famoso AF-S NIKKOR 80-400 mm 1:4.5-5.6 G ED (FF con el último estabilizador VR y nanocristales), con el que se han hecho las fotos de fauna de este reportaje, alcanzando los 600 mm equivalentes. También es posible añadir un tele-convertidor, si bien para mantener la calidad ha de ser NIKKOR y de última generación.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
MACRO DE CAMPO: Desde el mismo sitio podemos hacer una toma angular con un relevante primer término y luego una mucho más ampliada del liquen con un Micro NIKKOR.


Macro de campo


Aquí, una vez más, el formato APS-C nos favorece porque, al tener el factor de conversión, tendremos la posibilidad de fotografiar elementos más pequeños con la misma óptica. Por ejemplo, la mayoría de objetivos Micro NIKKOR alcanzan una ratio 1 (tamaño real). Pues bien, con ellos podemos captar un sujeto de 3 cm en Full Frame, mientras que con la Z 50 podrá ser de 2 cm.

Finalmente, otra gran ventaja es que si usamos ópticas de más distancia focal también es mayor la distancia de trabajo, por lo que, al estar más lejos, el insecto no se asustará tanto. Asimismo, el factor de conversión nos favorece porque se mantiene la luminosidad y en Macro siempre se pierde luz.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
Con un AF-S Micro NIKKOR 105mm 1:2.8 G ED podemos captar los insectos que veamos en el campo sin asustarlos porque la distancia de trabajo es muy grande.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
Para conseguir una nitidez completa con un diafragma de calidad (no demasiado cerrado) debemos hacer la toma con perpendicularidad al plano principal del ejemplar fotografiado.


La pantalla posterior es abatible, lo que resulta muy útil para las tomas que requieran posturas forzadas, como por ejemplo las fotos a ras de suelo de setas, líquenes, musgo, pequeñas plantas… En estos casos no será necesario colocar nuestra cara en frente del visor, sino que bastará con girar lo que convenga la pantalla. Además, podremos aprovecharnos del disparo táctil tocando la pantalla.

Una última opción para ciertas aproximaciones al aire libre que no requieran una gran ampliación (ratio no muy alta) es usar el propio objetivo standard del kit (el 16-50 mm), ya que podemos aprovecharnos de la cortísima distancia mínima de enfoque para lograr tomas de pequeños animales o plantas pero captando a la vez el entorno donde viven.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
MACRO DE ESTUDIO: Con cualquier óptica NIKKOR normal, o con un angular, podemos conseguir buenas fotos de macro –incluso pequeños detalles- cuando los sujetos son estáticos.
Macro de estudio

Aunque todavía no disponemos de un objetivo Macro específicamente diseñado para esta cámara, razón por la que no se ven muchas fotos de este tipo en las redes sociales, es un terreno perfectamente válido para la Z 50. En efecto, gracias al adaptador, podremos usar las ópticas Micro NIKKOR, de gran calidad y que soportan distintos accesorios, como por ejemplo el AF-S Micro NIKKOR 105 mm 1:2.8 G ED (FF) de nanocristales, una de las mejores ópticas que se han diseñado nunca para Macro. En efecto, posee un alto poder de resolución, al tiempo que una gran profundidad de campo (en comparación con otros objetivos Macro) y una más que notable distancia de trabajo. Con ella se han hecho las fotos de ese tipo del presente reportaje.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
ALTA MACRO: Con cualquier objetivo Micro NIKKOR podemos ir incrementando la extensión del fuelle Nikon Bellows PB-6 y fotografiar cada vez sectores más diminutos... Aquí podemos descubrir por qué esta mariposa se llama “tau” (la letra griega).
A esta óptica se le puede añadir una lente de aproximación enroscada a la lente frontal o, trabajando en manual, eso sí, un anillo inversor (Nikon BR-2A), un tubo de extensión de la serie PK (o varios), un fuelle (Nikon Bellows PB-6), incluso un suplemento de fuelle (Nikon Extension Bellows PB-6E). Con estos accesorios es con los que se han obtenido las imágenes que ilustran los apartados de Macro de este artículo. Utilizando técnicas de iluminación sencillas, hemos conseguido tomas de Alta Macro con una calidad que inicialmente los colegas no creían que se hubiesen conseguido con esta cámara. Podéis apreciar la definición con que se distinguen los más pequeños detalles.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
Una mariposa es ideal para calibrar la calidad de las fotografías de esta cámara en macro porque la pilosidad y las escamas de las alas son tan pequeñas, que si la nitidez no fuese máxima, no se apreciarían con tanta definición los diseños alares.
Nikon Z 50 | ©Albert Masó Nikon Z 50 | ©Albert Masó
Podremos fotografiar hasta el más pequeño detalle, y alguno nos sorprenderá, como la delicadeza y precisión con que esta mariposa, cual pintor impresionista, ha conseguido este inquietante dibujo. La Nikon Z 50 nos permitirá captar “el mundo invisible”: más allá de lo visible a simple vista.
Comentarios
Envianos tu comentario
Opine sobre la notícia que acaba de leer y en breve será publicada.
* Campos obligatorios
Sobre el autor
Albert Masó
Albert Masó
Licenciado en Biología por UB, doctor en Ecología y Evolución (director: Ramon Margalef). Investigaciones: biogeografía, faunística, taxonomía, morfología (microscopio electrónico scanning), generación nuevas especies por duplicación celular...
Profesor de Fotografía macro, micro, fauna, paisaje, científica, técnica y forense del Centro Tecnologías Avanzadas, UNESCO, IEFC, Nikon school, plataforma Witcamp, CITM (UPC), museos, escuelas, jardines botánicos, universidades, algunas internacionales.
Fundador de: Sociedad Catalana Fotógrafos Naturaleza, Vision Agency, AEFONA, Sociedad Catalana Lepidopterología, Naturaleza salvaje, Asociación Española Técnicos Especialistas Fotografía Científica, International Wildlife Photography Society.
Coordinador de AUSTRALphoto, guía de safaris al Kruger NP, Yellowstone, Cuba, Ruta seda, Rif.
Archivo: 100.000 imágenes (50 países), 15 premios (fotografía, biología), 30 congresos (10 países), 12 exposiciones (Museo Ciencia, Sonimag…).
Elaborando Fauna Ibérica de macrolepidópteros (encargo CSIC), estancia en Department Entomology (British Museum)
Autor 12 libros, fascículos, enciclopedias, guías de campo sobre mariposas, aves, insectos, anfibios y reptiles... 200 artículos de investigación (Arthropod Structure&Developement) y divulgación científica. Asesor científico de revistas, editoriales y National Geographic.

albertmaso.com/
Ver más
Nikon Mirrorless
Nikon Mirrorless - Montura Z
Foto de la semana
Foto de la semana 2020
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Lo más Nikon
Últimos posts Nikonistas Foro
Últimos posts
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.