Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Fecha de publicación:  25/10/2007
Latidos de fotoperiodista

Entrevista a Sandra Balsells
Núria Gras
Sandra
Sandra Balsells empezó muy joven, cubriendo el desmembramiento de la antigua Yugoslavia, que derivó en una conflicto que desbordó todas sus expectativas y con el que maduró personal y profesionalmente. Su trabajo y su compromiso han convertido a Sandra en uno de los mayores exponentes del fotoperiodismo español contemporáneo.

Nikonistas: En diversas ocasiones has comentado que para ti la fotografía es una herramienta para hacer visibles situaciones de injusticia, ¿Qué te empuja ha realizar este tipo de trabajo?.
Sandra Balsells: Para realizar este tipo de trabajo creo que es necesaria una motivación muy profunda, más allá de la profesional y del objetivo de conseguir imágenes. En mi caso concreto, me motiva conocer y vivir en primera persona situaciones que me interesan mucho y sobretodo me motiva la convicción de que esas imágenes servirán para hacer visible una situación de violencia o de injusticia.
SBalsells06
NKT: Parece que tus fotografías nos dan la medida de hasta qué punto estás cerca de los protagonistas de las historias que fotografías. ¿Cómo consigues conectar así con la gente?
SB: Esto creo que es algo que poco tiene que ver con la profesión de fotógrafo.
Esta proximidad solo te la ganas si te implicas realmente en la historia al 100%, debe interesarte mucho lo que estas documentando y aproximarte con mucho respeto.
No se puede llegar a un lugar y empezar a disparar, y no se trata solo de conseguir imágenes, es necesario hablar, cuando es posible, con esa persona que esta viviendo una situación violenta, abrazarla en un momento determinado, o compartir con ella un café después de haber hecho las fotos.
A veces tendemos a pensar que en medio de determinadas situaciones el fotógrafo está molestando cuando en realidad para los protagonistas de estos dramas es muy importante la presencia de los medios, y son ellos mismos quienes la reclaman.
SBalsells03
NKT: ¿Cómo es posible que alguien de nuestro tiempo, y de nuestra sociedad acomodada, viva de forma tan cercana dramas como los que tu has fotografiado, y logre mantener una estabilidad emocional?
SB: -Sandra sonríe- Este es realmente un proceso muy largo. Creo que en mi caso han sido necesarios muchos años para aprender a gestionar mi vida personal, con mis vivencias como fotoperiodista, aunque también es cierto que la estabilidad emocional llega con la edad.
Cuando empecé a trabajar en el tema de los Balcanes era muy joven y creo que a esa edad nadie esta preparado para conjugar la vida personal con esta profesión, pero la experiencia ayuda mucho.
En estos momentos yo ya no realizo trabajos en zonas de conflicto, los años me han convertido en una persona mucho mas prudente y es necesaria cierta dosis de inconsciencia o de imprudencia para trabajar en este tipo de escenarios.
SBalsells01
NKT: El conflicto de los Balcanes ha marcado profundamente tu trayectoria profesional, el resultado es un trabajo de largo recorrido que nos habla de la guerra y de sus cicatrices. ¿Qué te ha supuesto a nivel personal este trabajo?
SB: Lo cierto es que no puedo considerarlo un trabajo. El conflicto de los Balcanes es una parte intrínseca de mi. Es un periodo de tiempo, 12 años, en los que tanto mi vida como mi evolución como persona, han corrido paralelos a este conflicto.
Ha sido una vivencia extremadamente intensa, muchas veces haciendo fotos y otras veces no. A menudo he estado allí solo para compartir mi tiempo con amigos, personas que conocí allí y que ahora considero como tales. Pero en ningún caso lo considero un trabajo, por encima de todo son 12 años de mi vida.

NKT: Ejerces una actividad docente desde hace tiempo como profesora en la Universidad Ramon Llull. ¿Cómo has podido compaginar tu actividad docente con tu vocación de fotoperiodista?
SB: Lo he podido compaginar muy bien gracias al gran apoyo que siempre me ha brindado la universidad Ramon Llull, que ha creído siempre en mi trabajo como fotoperiodista y lo ha potenciado, sin su apoyo me hubiese sido imposible desarrollarlo. Cuando mi trabajo de fotoperiodista ha exigido que me ausentase de forma imprevista, siempre he contado con su ayuda y comprensión.
En cuanto a los temas de largo recorrido, más atemporales, y que son los que han dado profundidad y coherencia a mi trabajo, más allá de las imágenes de pura actualidad, los he llevado a cabo cuando tenia tiempo libre, en vacaciones, Navidad...

NKT: ¿Que esperas aportar a tus alumnos con tu experiencia y tus enseñanzas?
SB: Lo que más me llena es poder transmitir el entusiasmo que yo siento por mi trabajo, aunque no hable directamente de el en mis clases, puesto que no forma parte del programa académico.
Pienso que esta pasión que yo siento por mi trabajo de fotoperiodista se transmite a los estudiantes, de forma espontanea. Esto hace que muchas veces mis alumnos se enganchen a esta materia que de otra manera no se habrían planteado nunca. Creo que los estudiantes que quieren dedicarse a este tipo de trabajo normalmente no viene a estudiar periodismo.Un error, bajo mi punto de vista, pues considero fundamental la formación y la mentalidad periodística, más incluso que la formación estrictamente fotográfica. Realmente es muy gratificante descubrir que he conseguido transmitirles este amor que yo siento por mi trabajo.
SBalsells02
NKT: La situación del fotoperiodismo en los medios de comunicación no goza de buena salud. ¿Qué futuro les dibujas a tus alumnos, en unos medios dominados por los grandes grupos y las sinergias prensa-publicidad?
SB: Yo distinguiría por un lado el ámbito de la prensa diaria, donde el fotógrafo es una figura en vías de extinción que, en mi opinión, se reconvertirá en un futuro como cámara de video.
Y por otro lado está el reportaje y la figura del fotoperiodista, al que le auguro una larguísima vida. Creo que hay muchísimos temas e infinidad de reportajes por hacer. El mercado está cambiando, pero que hay nuevas vías de difusión, alternativas a los medios impresos, costosas, difíciles, pero existen.
Es evidente que las tareas de los profesionales cambian, cambian las tareas del redactor, como desaparecieron en su momento los linotipistas, estamos ante una evolución natural de la imagen fija a la imagen en movimiento, y no deberíamos verlo como un cambio traumático, sino como una forma natural de evolucionar.

NKY: Como fotoperiodista, ¿qué opinión te merece el hecho de que el fotoperiodismo tenga, cada vez más presencia en galerías y museos, a la vez que pierde peso en los canales de difusión masiva?
SB: Es una de las nuevas vías que comentaba, pero aquí también deberíamos hacer una distinción. Lo que solemos ver en las galerías es fotografía documental, no estoy segura que el fotoperiodismo tenga tanta presencia en las galerías, el coleccionista no quiere llevarse a su colección una imagen que recuerde permanentemente un drama. La fotografía de temática dura y violenta, no creo que realmente tenga salida en las galerías, quizás con algunas pequeñas excepciones. No es nada fácil vender un proyecto como Latidos de un Mundo Convulso a una institución, porque una institución preferirá apostar por un proyecto de mayor difusión y dar una visión más amable del mundo, que enfrentar al espectador a este tipo de dramas. La prueba es que exposiciones como la que hemos hecho nosotros en Caja Madrid hay muy pocas.
SBalsells05
NKT: ¿Crees que exponer este tipo de imágenes en una sala de exposición es suficiente para acceder al público y provocar una reflexión en nuestra sociedad?
SB: Lógicamente No. La imagen es solo un instrumento más. Es evidente que este tipo de imágenes tienen un público mucho más reducido en una sala de exposición del que tendría si se difundiera por canales masivos, y con esto perdemos una gran capacidad de penetración, pero es mejor esto que nada. Lógicamente, si los medios no apuestan por este tipo de trabajos, tendremos que buscar canales alternativos, pero en estos momentos son muy reducidos.
Realmente, esto nos está llevando a una situación muy peligrosa y es que han conseguido hacer invisibles muchas situaciones de injusticia porque no aparecen en los medios de comunicación, esto es terrible, porque nos falta información y estamos asimilando una realidad ficticia, que no se corresponde con la verdadera situación de este planeta.

NKT: De la misma forma que se usan imágenes de reportaje en publicidad, como fue el caso de Benetton con el fotógrafo Oliverio Toscani, ¿crees que si accedemos a este tipo de imágenes a través de galerías y museos, en copias de gran formato, impresas en lujosos papeles fine art, corremos el peligro de confundir la fotografía artística con el reportaje de denuncia serio y comprometido?
SB: Yo creo que son cosas que no tienen porque ser incompatibles. No tiene ningún sentido establecer una discusión acerca de si una imagen es fotografía documental o fotografía artística. Una buena fotografía documental tiene una carga artística y plástica, que es precisamente lo que la distingue de una foto mediocre. La estética no es incompatible con el dolor, porque en el dolor hay humanidad y en la humanidad hay belleza. El problema en este caso radica en la lectura que hace el público de la imagen, y aquí los fotógrafos poco podemos hacer.
El espectador, por el hecho de estar ante una fotografía estéticamente bella, no puede perder de vista el contenido y el mensaje de la imagen.
SBalsells08
NKT: Latidos de un Mundo Convulso es una muestra excepcional, de un fotoperiodismo cada vez más difícil de encontrar en los medios de comunicación ¿Qué ha supuesto para ti la responsabilidad de comisariar esta exposición?
SB: Mucho sufrimiento y mucha angustia. Ha supuesto una gran responsabilidad coordinar este trabajo, en el que no solo estaba yo implicada como autora, sino que había 9 fotógrafos más, y yo era la intermediaria entre su obra y el gran público. Por eso he puesto el listón muy alto y me he exigido el máximo. Ha sido realmente un trabajo enorme de coordinación, de selección de los trabajos, edición de las imágenes, positivado de las copias...
Pero a la vez ha sido un lujo y un privilegio poder llevar adelante un encargo como este. Lo cierto es que jamás me habría imaginado que un día asumiría la responsabilidad de trabajar con la obra de autores que ya eran nombres consolidados cuando yo empezaba.

NKT: Suponemos que la elección de los fotógrafos no ha sido fácil, pero has conseguido reunir en un solo espacio el mejor fotoperiodismo que se hace en España. ¿Cuáles han sido los criterios de selección de los fotógrafos y de las imágenes expuestas?
SB: La elección para mi fue una de las cosas más sencillas. En el fotoperiodismo de nuestro país hay una serie de nombres que son imprescindibles, aunque es evidente que no son los únicos. Es evidente que en una selección acotada, como es esta, siempre habrá nombres que quedaran fuera, pero creo que la selección de estos diez fotógrafos es impecable. Fue una selección que contrasté con dos profesionales a los que tengo un enorme respeto, Pepe Baeza, editor gráfico del Magazine de La Vanguardia y el historiador Publio López Mondéjar
EL otro factor fundamental que determinó la elección de estos diez fotógrafos fue su implicación personal en los temas que fotografían. Bajo mi punto de vista, la humanidad del fotógrafo es tan importante como su trayectoria y la calidad de su obra.

NKT: ¿Te apetece repetir esta experiencia en el futuro?
SB: -Sandra abre teatralmente los ojos- Ha sido una experiencia extraordinariamente satisfactoria, pero también extremadamente difícil y absorbente. Creo que en estos momentos necesito descansar. No quiero descartarlo, pero no es lo mismo ser comisaria de un autor o de dos, que de diez autores, pero quiero insistir, como experiencia ha sido muy enriquecedor y no lo descarto en un futuro.

NKT:
Gracias Sandra por concedernos un espacio en tu apretada agenda.
SB: Gracias a vosotros
Microsite
Serie Nikon Z
Foto de la semana
Participa Foto de la semana
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Lo más Nikon
Últimos posts Nikonistas Foro
Últimos posts
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.