Espejo, espejito mágico....
Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Espejo, espejito mágico....
Dicen que la cara es el espejo del alma. Y es adecuado decir que el espejo es el alma de una réflex. ¿Qué tendrá este sencillo elemento que se mantenga inalterado y no superado durante décadas? Intentaré llegar al quid de la cuestión en los siguientes párrafos.

5

Sep2014
Corte reflex Corte reflex
Las siglas DSLR y antaño SLR son actualmente del dominio público. Son el acrónimo de la expresión inglesa Single Lens Reflex y modernamente Digital Single Lens Reflex. En roman paladino Reflex de Lente Única y definen un determinado tipo de construcción de una cámara fotográfica: aquella que integra en su interior un espejo reflectante – de ahí lo de Reflex. Si no hay espejo, no hay réflex.

Hay igualmente Reflex de doble lente….. pero eso es otra historia.

Antes de que apareciera en liza el espejo, las cámaras sólo tenían al obturador entre la lente (mejor la llamamos Óptica para no confundirla con las múltiples lentes que la componen) y el “sensor”, a la sazón un soporte metálico o de vidrio con una capa química sensible a la luz en sus inicios y mas modernamente una película recubierta de la mencionada capa química o un sensor electrónico en las actuales cámaras digitales.

El inconveniente de esas cámara sin espejo era su “desconexión” con el ojo. Así, los visores a menudo no revelaban en enfoque (las tradicionales compactas con visor óptico) o se usaban sistemas de enfoque manual telemétricos, donde el movimiento del anillo de enfoque en la óptica llevaba solidario un enfoque en el visor. Igualmente existía el llamado “error de paralaje” ya que el visor no estaba habitualmente en el mismo eje de la óptica. Todos recordamos con cariño esas marcas de encuadre a un lado de los visores de las compactas sencillas, que nos marcaban donde “empezaba realmente” el área de la foto que íbamos a tomar.

La introducción del espejo vino a solventar esos problemas de forma inmediata: El visor no tenia error de paralaje al proyectar la imagen de la óptica tal cual sobre el visor óptico. El enfoque se podía “ver” aunque se precisaban sistemas de ayuda (prisma partido) para afinarlo. Todo ello antes de la aparición de los sistemas AF (AutoFoco o Enfoque automático).

A cambio, la cámara “engordaba” ligeramente mas al intercalar el nuevo elemento entre óptica y “sensor”.

Aún hoy en día, el espejo mantiene intactas sus inherentes ventajas originales, a pesar de los muchos avances en la electrónica:
  • Permite ver la imagen real que vamos a capturar de forma instantánea y – cosa no despreciable – sin consumo de energía ninguno.
  • No tiene tiempo de refresco ninguno, ni mala representación del color, ni se pixela, ni presenta líneas como hasta los mas resolutivos LCDs color tienen.
  • Permite apreciar la profundidad de campo de una óptica
  • No “cansa” la vista por mucho que se haga uso de él
Pero además, tras la irrupción de la electrónica en las cámaras – que no tiene que ver con la tecnología digital sino con los sistemas de medición y de autoenfoque – el espejo ayudó grandemente al desarrollo de las cámaras y a conseguir esa increíble sensación de “cámara de fotos” que tenemos cuando disparamos con una réflex.

Gracias al espejo, aparte de ver nuestro sujeto al encuadrar, el sistema de medición es capaz de medir la luz instantáneamente y ofrecernos la información precisa para una buena exposición, la clave de una buena foto. Antes incluso de que la luz llegue a nuestra retina, el sistema de medición es capaz de medir luz, color y en las modernas cámaras incluso aportar información al sistema de enfoque.

Además, y gracias a una zona translúcida y un segundo espejo detrás del principal, se deriva esa luz al sistema de enfoque de la cámara.

Fijaos por tanto como un sencillo elemento reflectante es capaz de aportar información instantánea a tres sistemas distintos e independientes de un mismo equipo: el visual (ojo), el de medición de la exposición y el de enfoque.

Cuando nos preguntamos porqué una réflex enfoca tan rápido y bien, hace tan buenas fotos y cada vez que apretamos el disparador, realmente dispara – clack! – no estaría de mas recordar que es gracias al sencillo espejo que la cámara es capaz de hacer todas esas cosas tan bien.

No en vano, las fantásticas cámaras no réflex fueron en su día completamente desbancadas por las réflex. Algo tendrá el espejo para que lo bendigan…
Comentarios
José Luis García
16/11/2014
Me hubiera gustado leer este excelente artículo cuando empezaba a ver si compraba una reflex. Precisamente el porqué de la tecnología reflex. Es el mejor resumen. Para recomendar.
Julio Albi González
16/09/2014
Me gusta,. Falta algo, es como una introducción, una presentación. El peso es el enemigo de las réflex . Enhorabuena
Envianos tu comentario
Opine sobre la notícia que acaba de leer y en breve será publicada.
* Campos obligatorios
Sobre el autor
Salirbien
Carlos Ormazabal
Ingeniero de Telecomunicaciones de formación y Responsable del producto profesional Nikon en España desde la presentación de la Nikon D1, allá por el año 2000, Carlos ha vivido el nacimiento y explosión de la llamada Fotografía Digital desde sus inicios. Ha participado en infinidad de Talleres de fotografía y video tanto nacionales como internacionales. Como responsable NPS, ha vivido experiencias en tres olimpiadas y dos mundiales de futbol e imparte algunos de los cursos y Talleres de las Nikon School de Barcelona y Madrid.
Ver más
Nikon Mirrorless
Nikon Mirrorless - Montura Z
Foto de la semana
Foto de la semana 2020
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Lo más Nikon
Últimos posts Nikonistas Foro
Últimos posts
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.