A fondo: Nikon D6
Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
A fondo: Nikon D6

29

Jul2020
Nikon D6 | ©Antonio Vázquez Nikon D6 | ©Antonio Vázquez
En el mes de mayo tenía anotado en mi agenda probar la nueva D6 en los Parques Nacionales de Estados Unidos pero la pandemia del coronavirus se llevó por delante todas las previsiones y lo que iba a ser un viaje de ensueño, se truncó en un confinamiento de dos meses y medio en los que no salí a la calle ni un sólo día.

Afortunadamente y pese a estar en Italia en los días más virulentos de los contagios, la enfermedad no se cebó en mi y en la segunda quincena de junio pude salir al campo y probar esta nueva cámara, de montura F y sensor Fullframe, que ha salido para sustituir nada más y nada menos que a la D5, que se dice pronto.

Lógicamente con los vuelos internacionales suspendidos y la mayoría de las Comunidades Autónomas cerradas al transito, todas las fotografías las he realizado en la Cordillera Cantábrica con la ayuda inestimable de mi amigo Bernardo, guía de la empresa Aveshide Crémenes y que me ha ahorrado muchas horas de trabajo de campo y de localización de las especies.

En cuanto a la cámara es un modelo que ha sido diseñado para los profesionales de prensa y para la fotografía de acción.  Para ello se la ha dotado del sistema de enfoque más potente que Nikon ha creado hasta la fecha y se ha mejorado notablemente la transferencia de imágenes en tiempo real, aumentando un 15 % más de velocidad su puerto Ethernet respecto a la generación anterior. Y, por primera vez, se incorpora en su cuerpo un GPS totalmente integrado, sin el cable que tantos problemas daba de roturas antaño.

Dicho esto, vamos a profundizar más en sus características.
Nikon D6 Nikon D6
El cuerpo de la D6 es de magnesio, totalmente sellado, lo que nos garantiza poder trabajar con ella en cualquier condición climática, resistiendo las inclemencias del tiempo sin ningún problema.
El cuerpo

Es el mismo diseño que el de su antecesora la D5. Su peso es de 1450 gramos, con la batería y las dos tarjetas incluidas y su cuerpo es una aleación de magnesio, totalmente sellado lo que nos permite trabajar con la cámara en cualquier condición climática, resistiendo las inclemencias del tiempo sin mayores problemas. La empuñadura es cómoda y profunda.
Dicen que esta cámara es la que ofrece más resistencia al polvo y a la lluvia de todas las que ha fabricado Nikon. Se ha diseñado para repeler la humedad y aguantar las más duras condiciones de trabajo pero al probarla en verano y con mucho calor no lo he podido verificar.


Los botones

La colocación de los botones es la misma que en la D5 y se han hecho leves cambios, como el dial izquierdo que ahora es un poco más alto o la forma de algunos botones que se han modificado ligeramente, pero que no inciden en nada en nuestra rutina de trabajo. Las distancias son las mismas y se encuentran todos ellos perfectamente, tanto en la parte superior como en la trasera.


Las tarjetas

La cámara viene con dos ranuras que aceptan tarjetas XQD y CFexpress (tipo B) que se pueden utilizar independientemente o para el almacenamiento de copias de seguridad, siendo posible copiar imágenes de una tarjeta a otra. Interesante también la opción de JPG + JPG, que nos permite grabar un JPG a tamaño completo en una tarjeta y el mismo, pero a tamaño mediano o más pequeño, en la segunda. Lo que facilita la transmisión más rápida de las imágenes a las agencias.

Para mi es un gran acierto que ambas ranuras acepten tarjetas de ambos tipos ya que siempre podemos cambiarlas sin preocuparnos en que lugar debe ir cada una. Con las CFexpress la velocidad de transmisión de datos es impresionante, ya que se alcanzan los 1.700 MB/s de lectura y los 1.600 MB/s de escritura, lo que nos asegura que el buffer no se llene nunca, incluso cuando filmamos vídeo en alta resolución.

También es muy destacable la gran capacidad de almacenamiento que tienen estas tarjetas, más ahora que con la pandemia cada vez será más complicado llevar equipaje de mano en las compañías aéreas y con un par de tarjetas podemos llevar en nuestra cámara la friolera de 2 TB.
En el bosque de Valgrande en Pajares(Asturias) pude probar como iban los ISOS altos en los paisajes y la verdad es que quedé fascinado | Nikon D6 con zoom de 14-24 mm F2.8 a F8 y 1/50 s, ISO 3.200 y -0,3 EV, sin trípode | ©Antonio Vázquez En el bosque de Valgrande en Pajares(Asturias) pude probar como iban los ISOS altos en los paisajes y la verdad es que quedé fascinado | Nikon D6 con zoom de 14-24 mm F2.8 a F8 y 1/50 s, ISO 3.200 y -0,3 EV, sin trípode | ©Antonio Vázquez
La hembra de un colirrojo real posa en una rama llena de líquenes | Nikon D6 con el 600 mm F4, F8 y 1/640 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez La hembra de un colirrojo real posa en una rama llena de líquenes | Nikon D6 con el 600 mm F4, F8 y 1/640 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez
Una lavandera blanca inicia el vuelo en busca de insectos | Nikon D6 con el 600 mm F4, F8 y 1/600 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez Una lavandera blanca inicia el vuelo en busca de insectos | Nikon D6 con el 600 mm F4, F8 y 1/600 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez
Un pito real se posa en el suelo atraído por las aves insectívoras y granívoras que acuden al comedero. Como no encuentra comida para él se limita a observarlas atentamente desde el suelo | Nikon D6 con el 600 mm F4, F6,3 a 1/320 s, ISO 800 y -0,3 EV | ©A Un pito real se posa en el suelo atraído por las aves insectívoras y granívoras que acuden al comedero. Como no encuentra comida para él se limita a observarlas atentamente desde el suelo | Nikon D6 con el 600 mm F4, F6,3 a 1/320 s, ISO 800 y -0,3 EV | ©A
En todas estas imágenes si algo destaca es la nitidez, la ausencia de ruido y un magnífico color. El sensor nuevo de la D6 para mi ha aprobado con una nota muy alta.
El sensor

Es un CMOS de formato completo (FX) de 35,9 mm x 23,9 mm de 20,8 megapíxeles efectivos, que nos da una imagen final de 5.568 x 3.712 píxeles o lo que es lo mismo, una fotografía de 47,14 x 31,43 cm. Si no necesitamos un tamaño tan grande también podemos optar por la posibilidad de elegir un tamaño medio (4.176 x 2.784 píxeles) o uno más pequeño aún (2.784x 1.856 píxeles).
La gama cromática que capta la cámara, incluso trabajando con ella en días nublados, es fantástica y el detalle simplemente asombroso. La ausencia de ruido y la gran precisión de su fotómetro nos permite trabajar a ISOS altos para este tipo de fotos con total calidad.
Escribano cerillo posado en una roca con musgo | Nikon D6 con el 600 mm F4, F8 a 1/640 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez Escribano cerillo posado en una roca con musgo | Nikon D6 con el 600 mm F4, F8 a 1/640 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez
Escribano soteño | Nikon D6 con el 600 mm F4, F8 a 1/400 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez Escribano soteño | Nikon D6 con el 600 mm F4, F8 a 1/400 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez
El rango dinámico que nos ofrecen sus raws es magnífico y eso nos da una confianza enorme a la hora de exponer porque sabemos que nunca nos van a faltar detalles, ni tendremos problemas a la hora de recuperar luces en las zonas subexpuestas | Nikon D6 con El rango dinámico que nos ofrecen sus raws es magnífico y eso nos da una confianza enorme a la hora de exponer porque sabemos que nunca nos van a faltar detalles, ni tendremos problemas a la hora de recuperar luces en las zonas subexpuestas | Nikon D6 con
Cuando instalamos en la cámara una lente de formato DX (24:16) podemos elegir que el encuadre se active automáticamente a ese formato y nos daría una resolución de 3.648 x 2.432 píxeles sin perdidas en las esquinas, apareciendo una zona gris en el visor que nos indicaría lo que quedaría fuera de la imagen. Eso mismo sucedería si eligiéramos un encuadre (5:4), panorámico (16:9) o uno cuadrado (24:24). Estos dos últimos aspectos se han añadido como novedad, ya que la D5 no los tenía.

Antes de salir el sensor de esta cámara se especuló mucho sobre si Nikon sería capaz de igualar de los sensores que venía instalando últimamente en sus cámaras, fabricados por Sony, y creó que lo ha conseguido sin problemas, si es que no los ha superado.

A mi personalmente lo que más me ha gustado de esta cámara no es el enfoque, como todo el mundo podría suponer, si no el color. Es asombrosamente fiel a la realidad en cualquier condición climática y eso me ahorra mucho tiempo a la hora de procesar las fotos.

También he notado que pese a tener igual tamaño de sensor que la D5, las imágenes de la D6 tienen mayor resolución, no se si es que el enfoque es más exacto o los negros están más definidos pero las imágenes se ven con más nitidez en mi monitor. Hay una ligera diferencia que se aprecia.


El procesador

El procesador de imágenes EXPEED 6, es muy rápido y nos ofrece unas imágenes extraordinariamente limpias. A ISO 1.000, por ejemplo, el ruido no existe y se puede trabajar hasta 8.000 ISO sin mayores problemas. De ahí en adelante, el documento ya debería de primar sobre la calidad.
Una fresa silvestre crece en la umbría del bosque donde apenas llega la luz | Nikon D6 con el 105 mm F2.8, F8 a 1/125 s, ISO 1.000 | ©Antonio Vázquez Una fresa silvestre crece en la umbría del bosque donde apenas llega la luz | Nikon D6 con el 105 mm F2.8, F8 a 1/125 s, ISO 1.000 | ©Antonio Vázquez
La compensación de exposición se puede elegir entre valores de -5 EV y +5 EV, en incrementos de 1/3 EV, 1/2 y 1 EV. Por lo que he podido ver hasta ahora la D6 protege mucho más los blancos que la D5 y donde antes utilizábamos una compensación de 0,0 para conseguir la imagen perfecta ahora nos podemos ir a +0,3 o incluso a +0,7 lo que hace casi imposible que quememos cualquier zona de la foto.

Cuando se graban vídeos la compensación va de -3 a +3 EV, con los mismos incrementos.


El obturador

La D6 posee un mecanismo de obturación perfecto que nos permite disparar a velocidades desde 1/8.000 a 30 s, ampliable hasta 900 s en modo manual.

La ráfaga es de 14 fps a 14 bits con AF/AE continuo, es decir con la visualización permanente de lo que estamos fotografiando y el tamaño de la memoria intermedia es de 200 disparos continuos. La opción de disparo silencioso baja la velocidad de disparo a 5 fps. (que me parece muy lento y ruidoso, si lo comparamos con otras cámaras sin espejo).

No obstante, tengo que decir que el mecanismo del espejo de la cámara se ha rediseñado para amortiguar el rebote y obtener una imagen más nítida y estable en el visor, lo que permite alcanzar esas 14 fps, incluso aunque el enfoque siga trabajando mientras disparamos. Cosa que no sucede en otras marcas, que ofrecen carencias de disparo superiores pero que se ralentizan mucho cuando entra el autofocus en funcionamiento y no alcanzan estas cifras.

La durabilidad del obturador se estima en 400.000 disparos.
 
Ophrys tenthredinifera subsp. ficalhoana, una de las orquídeas silvestres más bonita de nuestros campos | D6 y 105 mm F2.8, F8 a 1/200 s, ISO 200 | ©Antonio Vázquez Ophrys tenthredinifera subsp. ficalhoana, una de las orquídeas silvestres más bonita de nuestros campos | D6 y 105 mm F2.8, F8 a 1/200 s, ISO 200 | ©Antonio Vázquez
Tormenta en los Picos de Europa | D6 y 14-24 mm F2.8 a 14 mm, F11 y 1/200 seg a ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez Tormenta en los Picos de Europa | D6 y 14-24 mm F2.8 a 14 mm, F11 y 1/200 seg a ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
La batería de la D6 es la EN-EL18c recargable de iones de litio y su duración real es de 3.580 disparos efectivos o incluso más si se dispara en modo continuo. Ningún día fui capaz de agotarla y su rendimiento fue extraordinario.
Aster alpinus, una asterácea típica de las praderías alpinas | D6 y 105 mm F2.8, F8 y 1/800 seg. ISO 400 y +0,7 EV | ©Antonio Vázquez Aster alpinus, una asterácea típica de las praderías alpinas | D6 y 105 mm F2.8, F8 y 1/800 seg. ISO 400 y +0,7 EV | ©Antonio Vázquez
D6 con el 200-400 F4 a 350 mm, F5.6 y 1/400 s, ISO 1.250 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez D6 con el 200-400 F4 a 350 mm, F5.6 y 1/400 s, ISO 1.250 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
Un milano negro y un alimoche esperan por los alrededores de un comedero de buitres su oportunidad para poder comer algunas sobras. Su pequeño tamaño les impide competir por el alimento.
D6 con el 200-400 F4 a 380 mm, F5,6 a 1/640 s, ISO 1.250 | ©Antonio Vázquez D6 con el 200-400 F4 a 380 mm, F5,6 a 1/640 s, ISO 1.250 | ©Antonio Vázquez
D6 con el 200-400 F4 a 400 mm, F5,6 y 1/400 s, ISO 640 mm y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez D6 con el 200-400 F4 a 400 mm, F5,6 y 1/400 s, ISO 640 mm y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
Globularia repens. D6 y 500 mm F5,6, F8 y 1/1.250 s, ISO 1.250 y +0,7 EV | ©Antonio Vázquez Globularia repens. D6 y 500 mm F5,6, F8 y 1/1.250 s, ISO 1.250 y +0,7 EV | ©Antonio Vázquez
Mar de nubes en el macizo central de los Picos de Europa. D6 y 14-24 mm F2.8 a 16 mm, F11 y 1/500 seg, ISO 200 y +0,7 EV | ©Antonio Vázquez Mar de nubes en el macizo central de los Picos de Europa. D6 y 14-24 mm F2.8 a 16 mm, F11 y 1/500 seg, ISO 200 y +0,7 EV | ©Antonio Vázquez
La flora de los picos de Europa tiene que aprovechar al máximo los resquicios de las grietas donde el viento y la lluvia depositan la tierra para poder sobrevivir.
Helianthemum urrielense | D6 y el 500 mm F5,6 - F8 y 1/500 seg, ISO 200 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez Helianthemum urrielense | D6 y el 500 mm F5,6 - F8 y 1/500 seg, ISO 200 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez
Un rebeco trepa por un canchal de los Picos de Europa alejándose de la gente | D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/2.500 s, ISO 1.250 y +0,7 EV | ©Antonio Vázquez Un rebeco trepa por un canchal de los Picos de Europa alejándose de la gente | D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/2.500 s, ISO 1.250 y +0,7 EV | ©Antonio Vázquez
La pantalla

LCD - TFT táctil de 8 cm con ángulo de visión de 170º y aproximadamente 2.359.000 puntos y una cobertura del encuadre del 100%. Con ajuste manual del brillo de 11 niveles y control del balance de color.

El sistema táctil de aumento con nuestros dedos es fantástico para ver diferentes encuadres de la imagen tomada pero si vamos con prisa y queremos saber si una imagen está perfectamente enfocada, podemos pulsar dos veces la pantalla o apretar el botón central del joystick y automáticamente obtendremos una vista al 100 % de la zona que hemos enfocado, lo que nos ahorra mucho tiempo.

Si queremos revisar otras imágenes solamente tenemos que desplazar nuestro dedo hacia la izquierda o hacia la derecha.

En condiciones extremas de temperatura el brillo de la pantalla del panel de control y del visor pueden disminuir pero regresarán a la normalidad cuando alcancen la temperatura ambiente.

La pantalla no es abatible y esto para mi es un error de diseño grave. Si alguien necesita trabajar con una pantalla abatible precisamente es un fotógrafo de prensa y ésta es una cámara diseñada específicamente para esa profesión. En Naturaleza, también la encuentro muy necesaria para tomar fotografías a ras de suelo o para hacer macros. Debería de tenerla.
Un rebeco mordisquea la vegetación que nace entre los canchales de los Picos de Europa, ajeno a mi presencia | D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/1.250 s, ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez Un rebeco mordisquea la vegetación que nace entre los canchales de los Picos de Europa, ajeno a mi presencia | D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/1.250 s, ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
El ISO

El ruido en las fotografías ha dejado de ser un problema desde hace unos años y el ojo humano, al menos el mío, ya le cuesta diferenciar una foto hecha a 400 ISO de otra realizada a 1.000 ISO. Esto quiere decir que si nos mantenemos en unos valores lógicos podemos usar el ISO que queramos. Los valores que tenemos para elegir son entre 100 y 102.400, ampliable mediante pasos EV a ISO 50 y 3.280.000.


La batería

La batería es recargable de ion de litio, modelo EN-EL 18c y cada carga nos ofrece 3.580 disparos. Aunque pueden llegar a más de 8.000 si las imágenes se hacen en modo continuo. La duración de cada carga es de unas 2 horas y media, y en esta cámara podemos trabajar sin ningún problema con las baterías que podamos tener de otras cámaras como la D5, D4 o D4s porque todas son compatibles.


El enfoque

En la D6 se ha instalado el sistema AF más potente de la historia de Nikon. Se trata de un nuevo sistema AF de sensor cruzado, de alta densidad y 105 puntos totalmente seleccionables, que permite a los fotógrafos utilizar cualquiera de las zonas centrales del marco sin necesidad de volver a realizar una composición. Estos bloques de puntos de enfoque se distribuyen en tres zonas de 35 puntos cada una, lo que da una densidad de cobertura AF de 1,6 veces mayor, que la que teníamos en la D5.

Es decir y para que todo el mundo lo entienda. Con la D5 el punto central, enfocaba más rápido y con más precisión que los que teníamos en los tercios, ahora con la D6 todos enfocan igual. Lo que se traduce en mejores composiciones e imágenes más nítidas.

Estos grupos de puntos se pueden personalizar, seleccionando por ejemplo la anchura y la altura de un objeto que tenemos en primer plano y que queremos evitar, como puede ser una red de tenis, una roca o cualquier obstáculo, de tal forma que trabajen el resto de puntos y así nos aseguramos que nunca se va a ir el enfoque a un lugar no deseado.

Con el acceso instantáneo a los preajustes podemos elegir entre las varias configuraciones diferentes de enfoque y cambiar en función del sujeto que estemos fotografiando las distintas opciones de AF, como por ejemplo: el AF de seguimiento en 3D, el AF de zona dinámica con más o menos puntos o el AF por grupos. Las opciones son tan amplias como preajustes queramos hacer.

La D6 tiene un total de 14 botones que pueden personalizarse con hasta 46 funciones diferentes para acceder rápida e intuitivamente a nuestras configuraciones personales. Apretando el botón “i” accedemos a ellas directamente, lo que optimiza nuestro flujo de trabajo.

También se ha añadido la priorización de enfoque a los ojos del sujeto cuando se utiliza el AF de zona automática o el seguimiento en 3D, algo muy importante cuando estamos fotografiando deportes de acción o acontecimientos donde el enfoque de las personas no puede fallar. Pero, tenemos que aclarar que este enfoque siempre es para los ojos humanos, que difieren mucho de los que puedan tener otros animales. No obstante, supongo y deseo, que por software se puedan ampliar añadiendo más formas y diseños.
La D6 se portó de una forma excelente con las chovas que sobrevolaban el Parque Nacional de los Picos de Europa, tanto en el seguimiento de los vuelos como en las condiciones lumínicas más exigentes. Su amplio rango dinámico me permitió sacar detalle de las zonas más oscuras de su plumaje, con mucha facilidad.
D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/1.000 seg, ISO 800 y +0,3 EV| ©Antonio Vázquez D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/1.000 seg, ISO 800 y +0,3 EV| ©Antonio Vázquez
D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/6.400 seg, ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/6.400 seg, ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
D6 y 500 mm F5,6, F8 y 1/640 seg, ISO 400 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez D6 y 500 mm F5,6, F8 y 1/640 seg, ISO 400 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
El treparriscos una de las aves más difíciles de observar y de fotografiar del Parque Nacional de los Picos de Europa. En esta ocasión, nos dejó recuerdos imborrables de su presencia. La rapidez de disparo de la D6 fue fundamental para poder captarlo con las alas abiertas, justo en el momento de su despegue.
D6 y 500 mm F5,6 - , F8 y 1/1.000 s, ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez D6 y 500 mm F5,6 - , F8 y 1/1.000 s, ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
El visor

El visor es óptico de 0,72 aumentos y dispone de elementos OLED que nos permiten observar al sujeto con una gran definición y lógicamente sin ningún retraso. Seguramente esto hará que se siga discutiendo en los foros sobre cuál es mejor si éste o el visor electrónico de las sin espejo.

Cuando la batería se ha agotado la pantalla del visor se atenuará, pero volverá a la normalidad inmediatamente cuando se introduce una batería cargada.


El GPS

La D6 es la primera cámara de Nikon que incorpora el GPS integrado, algo tremendamente útil para los que necesitamos recordar la ubicación exacta dónde hemos tomado una imagen de una planta, un animal o un paisaje. Con esto eliminamos el uso del móvil o el antiguo GPS que se conectaba con un cable que siempre se rompía. Un gran acierto.
Su hábitat son los canchales y los paredones de roca caliza donde se alimenta principalmente a base de arácnidos e insectos que atrapa debajo de las rocas y en las grietas | D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/1.000s, ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez Su hábitat son los canchales y los paredones de roca caliza donde se alimenta principalmente a base de arácnidos e insectos que atrapa debajo de las rocas y en las grietas | D6 y 500 mm F5,6 - F8 y 1/1.000s, ISO 800 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
un bisbita ribereño alpino muestra una librea discreta | D6 con el 600 mm F4, F8 a 1/640 s, ISO 200 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez un bisbita ribereño alpino muestra una librea discreta | D6 con el 600 mm F4, F8 a 1/640 s, ISO 200 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
En la zona subalpina de la Cordillera Cantábrica viven una serie de aves que se alimentan de insectos y que presentan plumajes muy distintos entre si. Aquí, un bisbita ribereño alpino muestra una librea discreta.
Un macho de collalba gris posa con su elegante librea | D6 con 600 mm F4, F8 a 1/800 s, ISO 200 | ©Antonio Vázquez Un macho de collalba gris posa con su elegante librea | D6 con 600 mm F4, F8 a 1/800 s, ISO 200 | ©Antonio Vázquez
Un macho de pechiazul marca su territorio cantando a pleno pulmón | D6 con 600 mm F4, F8 a 1/800 s, ISO 200 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez Un macho de pechiazul marca su territorio cantando a pleno pulmón | D6 con 600 mm F4, F8 a 1/800 s, ISO 200 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
El pechiazul es abundante en los piornales y los brezales donde se alimenta de insectos | D6 con el 600 mm F4, F6,3 a 1/200 s, ISO 1.000 | ©Antonio Vázquez El pechiazul es abundante en los piornales y los brezales donde se alimenta de insectos | D6 con el 600 mm F4, F6,3 a 1/200 s, ISO 1.000 | ©Antonio Vázquez
Un macho de roquero rojo posa en una roca mientras amanece | D6 con el 600 mm F4, F8 a 1/160 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez Un macho de roquero rojo posa en una roca mientras amanece | D6 con el 600 mm F4, F8 a 1/160 s, ISO 1.000 y -0,3 EV | ©Antonio Vázquez
El roquero rojo es un habitante típico de los paisajes rocosos de nuestras montañas, que llega a finales de la primavera para criar | D6 con 600 mm F4, F8 a 1/500 s, ISO 200 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez El roquero rojo es un habitante típico de los paisajes rocosos de nuestras montañas, que llega a finales de la primavera para criar | D6 con 600 mm F4, F8 a 1/500 s, ISO 200 y +0,3 EV | ©Antonio Vázquez
Una araña se camufla gracias a su mimetismo en los pétalos de un Leucanthemum sp. esperando a una presa | D6 y 105 mm F2.8, F11 y 1/400 seg, ISO 400 y +0,3 EV, sin trípode | ©Antonio Vázquez Una araña se camufla gracias a su mimetismo en los pétalos de un Leucanthemum sp. esperando a una presa | D6 y 105 mm F2.8, F11 y 1/400 seg, ISO 400 y +0,3 EV, sin trípode | ©Antonio Vázquez
Filtros creativos y exposiciones múltiples

La D6 incluye 20 filtros creativos que se pueden previsualizar en tiempo real y aplicarse a las fotos y a los vídeos. A mi es una cosa que me espanta pero tener los tiene y tenía que decirlo.
La rapidísima velocidad de disparo también se puede aprovechar para crear impactantes imágenes combinándolas de forma continua, o con la recuperación de cualquier foto tomada antes con la cámara mediante el menú Retoque. Esto abre una infinita gama de posibilidades, ¿a quién no le gusta un ave de presa volando con un precioso atardecer de fondo? Ahora es más fácil de hacer que nunca.


Fotografías con apilamiento de imágenes

Hay fotografías que en un momento dado nos hubiera gustado poder realizar con una profundidad de campo infinita, ahora es muy sencillo. La D6 nos permite de forma automática hacer una serie de fotografías (hasta 300) en las que se ajusta continuamente la posición de enfoque a una distancia prefijada y luego mediante un programa (de terceros) se unen todas, dando como resultado una imagen con una profundidad de campo que va desde el primer plano al infinito.


Control remoto

La cámara se puede conectar de forma remota mediante la conexión Wifi y ser disparada desde nuestro móvil mediante la aplicación SnapBridge, pudiendo controlar a distancia parámetros como: el diafragma, la velocidad, el ISO o la compensación de la exposición. Algo sumamente útil, sobre todo cuando estamos trabajando con el trípode a ras del suelo o en una posición incomoda.

También mediante la conexión Bluetooth se pueden mandar fotografías, vídeos o incluso imágenes en formato RAW a otros dispositivos o subirlas a las redes sociales directamente desde el lugar en el que se han tomado.
La D6 nos permite conectarnos a un ordenador a través de la conexión Wifi que lleva integrada o utilizando el transmisor inalámbrico WT-6 compatible para conectarse a una red inalámbrica a una distancia de hasta 200 m.
Conectando un cable de red a la cámara podemos transferir las imágenes directamente a un PC o a un servidor FTP a una gran velocidad, mejorando la transmisión en un 15 % respecto a la D5.
Las imágenes pueden enviarse, protegerse o puntuarse según nos plazca y también se pueden añadir grabaciones de voz. La D6 utiliza metadatos estándar de IPTC, compatibles con XML, por lo que podemos usar el programa Photo Mechanic para confeccionar y editar los metadatos sin ningún problema.


Cerradura antirrobo

La D6 cuenta con una ranura de seguridad de calidad profesional de Kensington para mantener la protección y evitar el robo cuando estamos trabajando con ella en situaciones de disparo remoto. No es el primer equipo que se sustrae mientras lo dejamos cerca de un nido o en un estadio olímpico. El cierre es por combinación de cuatro cifras.


El vídeo

La D6 nos permite grabar en 16:9 y a 4K con una resolución de 3.840 x 2.160 con un ángulo de visión de aproximadamente un 1,5x de distancia focal de la lente. Más o menos, como la D5 pero ahora se puede filmar durante 105 minutos aproximadamente, lo que triplica en duración a su antecesora.


Conclusiones

La cámara es extraordinaria y si que podría tener alguna cosa más: 5 MB más de resolución, un estabilizador como el de la Z7, un visor electrónico, una pantalla abatible, menos peso, menor precio ..... por pedir que no quede. Pero es la mejor cámara de acción que he tenido en mis manos? ... sin ninguna duda y las he probado todas.

Ahora, la pregunta qué todos me haréis: Si tengo una D5, ¿merece la pena cambiarla?: Personalmente lo he hecho, pero cada uno debe de valorar si las mejoras que he reseñado son lo suficientemente atractivas para hacerlo o no. Ya es una valoración muy personal. Todo en ella es mejor, o igual, que en la D5 pero... comprendo que su precio no invite al cambio.

Ahora, lo que no hay ninguna duda es que si tenéis una D4 o una D4s, la diferencia con la D6 es muy grande.
Comentarios
Envianos tu comentario
Opine sobre la notícia que acaba de leer y en breve será publicada.
* Campos obligatorios
Nikon Mirrorless
Nikon Mirrorless - Montura Z
Foto de la semana
Foto de la semana 2020
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Lo más Nikon
Últimos posts Nikonistas Foro
Últimos posts
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.