A fondo: Nikon Z 7II
Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
A fondo: Nikon Z 7II

21

Ene2021
Nikon Z 7II | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II | © Antonio Vázquez
Decía Paulo Coelho, que “lo que ocurre dos veces ocurrirá, invariablemente, una tercera vez”. Es decir, que aquello que se repite por dos veces sucederá una tercera. Y, tengo que decir que en mi caso se ha cumplido, ya que después de probar la cámara D780 y la D6 en el año 2020, me ha tocado probar una tercera antes de que finalizara el año, la Z 7II.

Una cámara que se presentó al mercado como una actualización de la Z 7, un modelo al que muchos considerábamos extraordinario pero que en su día ya presentaba algunos fallos de diseño y de funcionamiento, que en parte se fueron corrigiendo con actualizaciones de firmware.

Al conocerse la noticia, la reacción de muchos profesionales, entre los que me incluyo, fue de desilusión. Nikon, no había dado el paso de sacar una cámara sin espejo profesional y pensábamos que este modelo iba a ser más de lo mismo, pero con algunas mejoras que ya se habían tenido que hacer en un primer momento.

Tengo que ser sincero y decir que probarla no era una de mis mayores ilusiones, y más en los tiempos tan convulsos que nos ha tocado vivir con la pandemia del Covid que nos ha dejado totalmente aislados, no solo de otros países sino de también de muchas Comunidades Autónomas de España.

En esta ocasión, sin la posibilidad de viajar ni de poder alojarme en ningún hotel, decidí hacer lo mismo que cuando probé la D6. Es decir, fotografiar la fauna autóctona de la Cordillera Cantábrica y sus paisajes. Y, como en aquella ocasión también conté con la inestimable ayuda de la empresa Aveshide S.L. que puso a mi disposición todos sus hides y el buen hacer de Bernardo y Jesús que en muchos momentos cargaron mi equipo a la espalda para que yo pudiera subir las laderas que en ese momento estaban cubiertas con más de medio metro de nieve.
Nikon Z 7II Nikon Z 7II
El exterior de la Z 7II no ha cambiado en nada respecto al de su antecesora y sigue manteniendo la misma ergonomía y estanqueidad que tantas satisfacciones a dado a sus usuarios.
Pero bueno sin más preámbulos, vamos a ver que novedades tiene esta cámara, cual es su comportamiento y que saqué en conclusión.

El cuerpo

El exterior de la cámara no ha cambiado prácticamente nada, algo que se agradece mucho, pues nuestros dedos encuentran sin dificultad todos los botones, incluso a oscuras, lo que nos permite trabajar sin ningún problema.

Su ergonomía es magnífica y más ahora que con la incorporación del grip MB-N11 tenemos aún mayor agarre y estabilidad a la hora de trabajar con grandes teleobjetivos. El cuerpo está construido con aleación de magnesio. Es ligero y totalmente estanco. Algo que he probado a conciencia pues la temperatura bajó a -14 ºC y se cubrió la cámara con varios centímetros de nieve, sin que su funcionamiento mostrara ningún problema. El visor no se empaño nunca y su rendimiento no decayó en ningún momento.

La cámara, al igual que el modelo anterior, viene provista de un sistema integrado de reducción de las vibraciones (VR) que compensa las trepidaciones o movimientos que podamos hacer a la hora del disparo y equivale a un aumento de la velocidad de obturación de unos 5 pasos aproximadamente. Lógicamente, el estabilizador también funciona con el adaptador FTZ y las lentes antiguas que no tenían VR, trabajarán exactamente igual que si lo tuvieran, lo que no deja de ser muy interesante.


El sensor
Al igual que su predecesora, es un CMOS BSI de 35,9 mm x 23,9 mm de 45,7 MP, que nos da una imagen final de 8.256 x 5.504px, lo que se traduce en una fotografía de 69,9 x 46,6 cm.
Nikon Z 7II (fotografía con doble exposición). Paisaje: 500 mm F5,6 y el adaptador FTZ, F8 a 1/400 s. e ISO 1000 y la luna: 600 mm F4 y el adaptador FTZ, más el teleconvertidor 1,7x a F5,6 a 1/800 e ISO 1.000. | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II (fotografía con doble exposición). Paisaje: 500 mm F5,6 y el adaptador FTZ, F8 a 1/400 s. e ISO 1000 y la luna: 600 mm F4 y el adaptador FTZ, más el teleconvertidor 1,7x a F5,6 a 1/800 e ISO 1.000. | © Antonio Vázquez
Los nuevos procesadores EXPEED 6 permiten que la cámara enfoque en situaciones donde la luz es muy escasa. Z 7II (fotografía con doble exposición). Paisaje: 500 mm F5,6 y el adaptador FTZ, F8 a 1/400 s. e ISO 1000 y la luna: 600 mm F4 y el adaptador FTZ, más el teleconvertidor 1,7x a F5,6 a 1/800 e ISO 1.000.
Nikon Z 7II con el 500 mm F5,6 y el adaptador FTZ a F8 y 1/3200 s. -2/3 EV e ISO 400 | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 500 mm F5,6 y el adaptador FTZ a F8 y 1/3200 s. -2/3 EV e ISO 400 | © Antonio Vázquez
La estanqueidad y funcionamiento de la cámara ha quedado sobradamente garantizada con las temperaturas que trajo el nuevo año.
Nikon Z 7II con el 24-70 F2.8 a F48 y 1/2000 s. +1/3 EV e ISO 640 | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 24-70 F2.8 a F48 y 1/2000 s. +1/3 EV e ISO 640 | © Antonio Vázquez
Nikon Z 7II con el 70-200 F2.8 y el adaptador FTZ a F8 y 1/125 s. +2/3 EV e ISO 200 | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 70-200 F2.8 y el adaptador FTZ a F8 y 1/125 s. +2/3 EV e ISO 200 | © Antonio Vázquez
La calidad es impresionante y su rendimiento dista mucho del de cualquier otra cámara sin espejo del mercado, aunque tengo que reconocer que hoy en día ya hay marcas que se le han acercado bastante.

Las pruebas que realice oscilaron entre 100 y 4.000 ISO y en todas la calidad es extraordinaria, el color se mantiene siempre perfecto y el ruido es inapreciable. A 1.000 ISO no existe y hasta 4.000 ISO cuesta verlo. A 12.800 ISO las fotografías son perfectamente publicables y por encima de esos valores nunca he tenido la necesidad de usarlos.
Para mi esa limpieza de ruido en las imágenes es lo que marca la diferencia de calidad de Nikon frente a otras cámaras, con y sin espejo. No hay ninguna que se le aproxime.

En el diseño de la cámara sigo echando en falta una cortinilla a modo de obturador que proteja el sensor del polvo, aunque tengo que decir que la autolimpieza funciona realmente bien y hasta ahora solamente en una ocasión se me coló una mota de polvo en las imágenes.

Los procesadores

Esta cámara, a diferencia de su predecesora, lleva dos procesadores EXPEED 6 ultrarrápidos, que nos permite una mayor potencia de procesamiento, un rango dinámico mayor y un rendimiento más amplio en las sensibilidades ISO. El buffer no se llenó en ningún momento y eso que en muchos momentos disparé muchas ráfagas de 10 fps. La capacidad de almacenamiento es portentosa. En raw y a 12 bits, el manual de instrucciones dice que se pueden hacer hasta 77 fotos sin comprimir en una sola ráfaga, pero nunca he llegado a necesitar tal cantidad de disparos.
Nikon Z 7II con el 70-200 F2.8 y el adaptador FTZ, F8 a 1/250, +0,3 EV e ISO 1250 | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 70-200 F2.8 y el adaptador FTZ, F8 a 1/250, +0,3 EV e ISO 1250 | © Antonio Vázquez
La nevada de primeros de diciembre y la posterior subida de temperaturas causaron una crecida inusual de los ríos de Asturias, lo que propició que numerosos salmones atlánticos volvieran a remontar sus aguas, desovar en sus cabeceras y poner a prueba la ráfaga de 10 fps de la cámara.
Nikon Z 7II con el 70-200 F2.8 y el adaptador FTZ, F8 a 1/320 e ISO 1600 | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 70-200 F2.8 y el adaptador FTZ, F8 a 1/320 e ISO 1600 | © Antonio Vázquez
Nikon Z 7II con el 500 mm F5,6 y adaptador FTZ, ISO 400, F8 a 1/3200 s +1 1/3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 500 mm F5,6 y adaptador FTZ, ISO 400, F8 a 1/3200 s +1 1/3 EV | © Antonio Vázquez
La resolución y el rango dinámico que nos ofrecen sus raws es magnífica y eso nos da una confianza enorme a la hora de exponer porque sabemos que nunca nos van a faltar detalles, ni tendremos problemas a la hora de recuperar luces en las zonas subexpuestas. Hembras de ciervo.
El visor

Es un OLED electrónico de 3.690.000 puntos (misma cifra que el anterior) con una cobertura del 100 % aproximadamente tanto vertical como horizontal.

Lógicamente el que sea electrónico implica que cuando miramos por él para componer una imagen lo que vemos es el resultado final. Por tanto, si cambiamos el diafragma, la velocidad o la compensación de la exposición inmediatamente vemos como cambia la imagen y cuando disparamos la cámara lo que va a salir en el archivo es exactamente eso que estamos viendo, lo que nos evita exposiciones innecesarias.

Su calidad para mi es muy superior al visor tradicional, cuando miramos por una cámara con él y luego con otra que no lo tiene, es como si de repente el día se oscureciera. Para mi no hay comparación posible ... pero no todo es perfecto en el paraíso y el mayor problema que tienen estos visores es el retardo que se produce al encender la cámara. Realmente no se cuanto es. Cuando no tengo prisa para hacer las fotos se enciende rápidamente pero cuando hay un animal en movimiento y quiero fotografiarlo antes de que se vaya parece que no se pone en funcionamiento nunca. Creo que esto es el mayor reto que tiene este sistema en la actualidad. Ese y el reducir totalmente el tiempo de apagado del visor cuando hacemos largas ráfagas de fotografías. En esta cámara se ha reducido considerablemente ese factor pero .... por pedir que no quede.

Hay otra cosa importante, cuando acercamos nuestro ojo a la cámara, se activa el sensor de movimiento ocular y se cambia la visualización de la pantalla a la del visor y en el se pueden ver las fotografías que hemos hecho o los menús. Esto es muy útil para la gente como yo, que de cerca ya no vemos bien, pues en cualquier momento puedes ver ampliada cualquier zona de la imagen a través del visor.

Otra de las grandes ventajas del visor electrónico es la visibilidad que nos ofrece cuando las condiciones de luz son escasas, captando mas luminosidad que la que puede captar el ojo humano. Permitiéndonos enfocar y componer en situaciones que sin él, o sin la ayuda de una luz externa, serían muy difíciles de realizar.

Se pueden ajustar las dioptrías de -4 a +2.
Nikon Z 7II con el 500 mm F5,6 y adaptador FTZ, ISO 400, F8 a 1/640 s +1 1/3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 500 mm F5,6 y adaptador FTZ, ISO 400, F8 a 1/640 s +1 1/3 EV | © Antonio Vázquez
En los meses invernales numeroso ciervos se quedan sin alimento y perecen a consecuencia de las bajas temperaturas. Las zonas con matorrales y arbolado son su único refugio. Ciervo.
La pantalla

LCD de 3,2’ tiene 2.100.000 puntos con balance de color, controles de brillo automático y manual de 11 niveles. Es táctil y puede usarse para configurar los ajustes de la cámara, enfocar y abrir el obturador. Revisar las fotos, los vídeos o introducir textos. Es abatible pero no se puede girar, algo que se debería de corregir en un futuro.

Cuando trabajamos con la pantalla o queremos revisar las fotografías que hemos tomado hay que tener presente que el visor siempre tiene preferencia sobre ella y si acercamos nuestro ojo a él se apagará inmediatamente. Pero cuidado lo mismo sucede cuando nos cae una pestaña o se acumula nieve o agua en él. Así que si esto nos sucede no es que la pantalla haya dejado de funcionar por la climatología adversa sino que el visor necesita una limpieza.
Nikon Z 7II, ISO 400, F5.6 a 1/640 s | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II, ISO 400, F5.6 a 1/640 s | © Antonio Vázquez
Mi nieto puso a prueba el AF automático con preferencia a los ojos de la Z 7II y la verdad es que la respuesta fue muy buena aunque tengo que reconocer que a mi me cuesta un poco adaptarme a que sea la cámara la que elija el punto de enfoque y no yo. Lente utilizada en todas ellas: 70-200 F2.8 y el adaptador FTZ.
Nikon Z 7II, ISO 400, F8 a 1/320 s. y -0,3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II, ISO 400, F8 a 1/320 s. y -0,3 EV | © Antonio Vázquez
Nikon Z 7II, ISO 400, F5.6 a 1/640 s. | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II, ISO 400, F5.6 a 1/640 s. | © Antonio Vázquez
Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F6,3 a 1/6400 s, ISO 1000 y -2/3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F6,3 a 1/6400 s, ISO 1000 y -2/3 EV | © Antonio Vázquez
En la Z 7II se ha incorporado un sistema AF de seguimiento a humanos y animales (perros y gatos), similar al 3D que todos conocemos y con el que se obtienen resultados espectaculares.
Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F8 a 1/4000 s. ISO 400 y -2/3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F8 a 1/4000 s. ISO 400 y -2/3 EV | © Antonio Vázquez
Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F5,6 a 1/8000 s, ISO 1000 y -2/3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F5,6 a 1/8000 s, ISO 1000 y -2/3 EV | © Antonio Vázquez
Los botones

Están todos como en el modelo anterior, lo que es un gran acierto.

Extremadamente útil el botón “i” que permite cambiar prácticamente todos los parámetros de la cámara desplazándose por los diferentes cuadros.

¿Quién no ha cambiado un parámetro sin querer alguna vez al trastear con el menú? ... pues ahora eso se soluciona en 5 segundos gracias a este botón.
Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, F8 a 1/200 s, ISO 2000 y +2/3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, F8 a 1/200 s, ISO 2000 y +2/3 EV | © Antonio Vázquez
Las bayas de serval de cazadores atraen en los meses invernales a multitud de especies, como estos zorzales comunes.
Las tarjetas

La Z 7II viene con dos compartimentos, uno para utilizar tarjetas CFexpress tipo B/XQD y otro para tarjetas SD UHS-II, que se puede usar como reserva, para separar los Raw de los JPG o simplemente para hacer copias de seguridad o para pasar determinadas fotos de una tarjeta a otra.

Con esto se solucionó uno de los principales puntos de discusión en el diseño, que lastraba bastante al modelo anterior.

El espacio para introducir las tarjetas no es que sea muy holgado, sobre todo para sacarlas, pero es un gran avance.

La batería

EN-EL15c es recargable de iones de litio y su duración no sé exactamente cual es. El manual de instrucciones te dice que se pueden hacer 420 disparos hasta que se agota, pero os puedo decir que hubo bastantes días en los que pasé de los 1.000. Su rendimiento depende mucho del tiempo que se use la pantalla trasera, si se dispara o no en ráfagas, del número de veces que se enfoca, de cuantas veces se revisan las imágenes ... depende de muchos factores y de la forma de trabajar de cada persona. Pero sea como sea, el rendimiento es superior al de las anteriores baterías entre otras cosas, debido a que la cámara también consume menos energía.

Las baterías EN-EL15b/15a y 15 funcionan con esta cámara pero bajan su rendimiento respecto a las nuevas.

Otra cosa muy interesante, sobre todo para la gente que tiene estudio, es que ahora la cámara se puede conectar a un power bank (e incluso cargar la batería al mismo tiempo) a través de un cable USB de tipo C, lo que es muy interesante cuando trabajamos en zonas donde la electricidad no existe o cuando queremos hacer secuencias en time-lapse.
Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, F6,3 a 1/320 s, ISO 1250 y -2/3 EV. | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, F6,3 a 1/320 s, ISO 1250 y -2/3 EV. | © Antonio Vázquez
En los meses más crudos del invierno llegan a la Cordillera Cantábrica algunos zorzales reales que se alimentan durante unas pocas horas y luego continúan su migración.
El enfoque

Nikon nos ofrece en esta cámara un sistema de enfoque de 493 puntos con una cobertura de autofoco amplísima que abarca el 90 % del encuadre. Es decir, que prácticamente podemos poner el punto de enfoque en el lugar que queramos, incluidos los extremos y las zonas que antes trabajando con una full frame no podíamos llegar de ninguna forma. Para hacer macrofotografía es algo maravilloso y ahora entiendo porque muchos compañeros aprecian tanto este sistema.

El enfoque es ultrarrápido y muy exacto, incluso trabajando con el adaptador y las lentes antiguas.
Pico picapinos. Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F4 a 1/80 s, ISO 2000 y +1 EV | © Antonio Vázquez Pico picapinos. Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F4 a 1/80 s, ISO 2000 y +1 EV | © Antonio Vázquez
El color que nos ofrece la Z 7II en cualquier situación y climatología es excelente.
Pico mediano. Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F6,3 a 1/800 s. ISO 1000 y +1/3 EV | © Antonio Vázquez Pico mediano. Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F6,3 a 1/800 s. ISO 1000 y +1/3 EV | © Antonio Vázquez
Pito real. Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F6,3 a 1/125 s, ISO 1600 y -1/3 EV | © Antonio Vázquez Pito real. Nikon Z 7II con el 200-400 F4 y el adaptador FTZ, F6,3 a 1/125 s, ISO 1600 y -1/3 EV | © Antonio Vázquez
Nikon Z 7II con 70-200 mm F2.8, ISO 800, F5 a 1/320 s, y -0,3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con 70-200 mm F2.8, ISO 800, F5 a 1/320 s, y -0,3 EV | © Antonio Vázquez
Después de las nevadas hubo varios días en los que el termómetro se desplomó alcanzando temperaturas de -14 ºC y la vegetación se quedó atrapada en el hielo. El rendimiento de las baterías no se vio afectado en absoluto.
Nikon Z 7II con 105 mm F2.8 y el adaptador FTZ, ISO 1000, F10 a 1/200 s y -1/3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con 105 mm F2.8 y el adaptador FTZ, ISO 1000, F10 a 1/200 s y -1/3 EV | © Antonio Vázquez
Nikon Z 7II con 70-200 mm F2,8 y el adaptador FTZ, ISO 800, F8 a 1/160 s y -1/3 EV | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II con 70-200 mm F2,8 y el adaptador FTZ, ISO 800, F8 a 1/160 s y -1/3 EV | © Antonio Vázquez
¿Qué ha cambiado respecto a la Z 7?

Pues que ahora esta cámara enfoca sujetos en movimiento con una precisión tremenda. Es lo que realmente marca la diferencia entre este modelo y el anterior. Le han añadido la función AF de detección de ojos que bloquea la imagen en los ojos de las personas, perros y gatos, con una precisión muy notable.

La he probado con perros corriendo y me he quedado asombrado. Aunque también es verdad que a veces se hace un lío si el sujeto presenta una tonalidad uniforme o tiene muchas manchas (como los dálmatas) pero bueno espero que en un futuro esto se vaya corrigiendo y vayan añadiendo más tipos de ojos de animales.

Usando objetivos largos he visto que en ocasiones le cuesta encontrar al sujeto principal aunque este tenga un fuerte contraste. Te enfoca por ejemplo, el fondo y se niega a abandonarlo aunque pulses el botón del disparador varias veces. Es una sensación parecida a la que se tiene con la D6 cuando se usa el teleconvertidor 1,4x y hay poco contraste en la escena. Ese retardo en la localización habría que corregirlo por firmware cuanto antes.
Zorzal charlo. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1000, F8 a 1/640 s, +0,3 EV | © Antonio Vázquez Zorzal charlo. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1000, F8 a 1/640 s, +0,3 EV | © Antonio Vázquez
Ahora dicho esto, tengo que decir que cuando localiza el sujeto (que es prácticamente siempre) la precisión de enfoque es absoluta. No he visto cámara que lo iguale, ni siquiera la D6 y ojo, que siempre estamos hablando de enfocar usando un adaptador ya que aún no hay teleobjetivos largos para este sistema y puede que sin él (sería lo más lógico) el enfoque sea mucho más rápido y exacto.

Cuando la cámara no está funcionando, porque estamos a la espera, se apaga para no consumir energía y cuando la volvemos a encender automáticamente vuelve al punto de enfoque seleccionado que teníamos enfocado antes de que se apagase, lo que facilita mucho la localización del sujeto.

Los nuevos procesadores también permiten que la cámara enfoque en situaciones donde la luz es muy escasa. (-4 EV a F2 o más luminoso).
Camachuelo común. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1000, F8 a 1/640 s, +0,3 EV | © Antonio Vázquez Camachuelo común. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1000, F8 a 1/640 s, +0,3 EV | © Antonio Vázquez
Buitre leonado. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1250, F7,1 a 1/800 s. | © Antonio Vázquez Buitre leonado. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1250, F7,1 a 1/800 s. | © Antonio Vázquez
La Z 7II ha mejorado el enfoque muchísimo respecto a su antecesora y ahora nos permite captar todos los detalles de las aves en vuelo incluso cuando nieva copiosamente.
Buitre leonado. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 2000, F5,6 a 1/3200 s. y -1/3 EV | © Antonio Vázquez Buitre leonado. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 2000, F5,6 a 1/3200 s. y -1/3 EV | © Antonio Vázquez
Velocidad de disparo

La Z 7II nos ofrece una velocidad de disparo de hasta 10 fps una imagen más que su antecesora. No es que sea muy rápida si la comparamos con otras cámaras del mercado, pero si lo suficiente y más si pensamos que estamos trabajando con una cámara de 47 MP.

Personalmente trabajo siempre con el obturador mecánico y la disminución del ruido comparándola por ejemplo, con la D6 es muchísimo más silenciosa. Tanto como para que las aves no se enteren y emprendan rápidamente la huida.
Ratoneros disputándose el alimento. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 800, F8 a 1/800 s, +2/3 EV | © Antonio Vázquez Ratoneros disputándose el alimento. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 800, F8 a 1/800 s, +2/3 EV | © Antonio Vázquez
La ráfaga de 10 fps nos permite capturar imágenes de acción, sin que el buffer se llene en ningún momento.
Ratoneros disputándose el alimento. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1250, F8 a 1/500 s. +2/3 EV | © Antonio Vázquez Ratoneros disputándose el alimento. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1250, F8 a 1/500 s. +2/3 EV | © Antonio Vázquez
Cuervo. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1250, F8 a 1/320 s, +2/3 EV | © Antonio Vázquez Cuervo. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1250, F8 a 1/320 s, +2/3 EV | © Antonio Vázquez
El visor electrónico nos muestra antes de disparar la imagen final y eso nos permite compensar la luz con una precisión exacta, lo que nos evita tener que hacer pruebas de exposición constantemente.
Milano real en vuelo. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1600, F8 a 1/2500 s. | © Antonio Vázquez Milano real en vuelo. Nikon Z 7II con el 200-400 mm F4 y el adaptador FTZ, ISO 1600, F8 a 1/2500 s. | © Antonio Vázquez
Ciervo. Nikon Z 7II con el 24-70 mm F2.8, ISO 400, F8 a 1/3200 s. | © Antonio Vázquez Ciervo. Nikon Z 7II con el 24-70 mm F2.8, ISO 400, F8 a 1/3200 s. | © Antonio Vázquez
La Z 7II ofrece un rango dinámico asombroso que nos permite recuperar cualquier zona de sombras o de luces con total facilidad.
iervo huyendo. Nikon Z 7II con el 70-200 mm F2.8 y el adaptador FTZ, ISO 200, F8 a 1/1600 s, -1/3 Ev. | © Antonio Vázquez iervo huyendo. Nikon Z 7II con el 70-200 mm F2.8 y el adaptador FTZ, ISO 200, F8 a 1/1600 s, -1/3 Ev. | © Antonio Vázquez
Zorro común. Nikon Z 7II con el 500 mm F5,6 y el adaptador FTZ, ISO 200, F8 a 1/200 s, +2/3 Ev. | © Antonio Vázquez Zorro común. Nikon Z 7II con el 500 mm F5,6 y el adaptador FTZ, ISO 200, F8 a 1/200 s, +2/3 Ev. | © Antonio Vázquez
El visor electrónico nos muestra antes de disparar la imagen final y eso nos permite compensar la luz con una precisión exacta, lo que nos evita tener que hacer pruebas de exposición constantemente.
La difracción

La Z 7II contrarresta la difracción que se puede producir al reducir la abertura del diafragma. Ahora ya sea en paisajes o haciendo macro se puede disparar a diafragmas muy abiertos para conseguir imágenes con mucha profundidad de campo, sin tener que preocuparse perder definición.


Fotografías con apilamiento de imágenes

Hay fotografías que en un momento dado nos hubiera gustado poder realizar con una profundidad de campo infinita, ahora es muy sencillo. La Z7II nos permite de forma automática hacer una serie de fotografías (hasta 300) en las que se ajusta continuamente la posición de enfoque a una distancia prefijada y luego mediante un programa (de terceros) se unen todas, dando como resultado una imagen con una profundidad de campo que va desde el primer plano al infinito.

Lo que no me gusta de este sistema es que si dejamos que la cámara haga la secuencia de fotos automáticamente lo que obtenemos son imagenes en JPG y no en raw. Eso hace que algunos de los mejores programas de unión de apilamientos no funcionen porque no admiten ese formato, lo que te obliga a pasarlas una por una a uno compatible. Espero que un futuro esto se solucione pero ahora mismo es un incoveniente.
Cabo Blanco, Asturias. Nikon Z 7II con el 14-24 mm F2.8, ISO 500, F8 a 1/160 s. | © Antonio Vázquez Cabo Blanco, Asturias. Nikon Z 7II con el 14-24 mm F2.8, ISO 500, F8 a 1/160 s. | © Antonio Vázquez
Cuando sopla el viento del norte y hay marejada en el Mar Cantábrico se produce un fenomeno muy curioso. La espuma de las olas se levanta por encima de los acantilados dando la sensación de que estuviera nevando.
Acantilados del Cabo Blanco, Asturias. Nikon Z 7II con el 14-24 mm F2.8, ISO 200, F8 a 1/200 s. | © Antonio Vázquez Acantilados del Cabo Blanco, Asturias. Nikon Z 7II con el 14-24 mm F2.8, ISO 200, F8 a 1/200 s. | © Antonio Vázquez
El grip

La Z 7II ya viene diseñada para poder colocar un grip, concretamente el MB-N11 (se vende por separado) que nos permite realizar disparos verticales y añadir una segunda batería, que entra automáticamente en funcionamiento cuando se agota la primera. Es cierto, que aumenta considerablemente el peso de la cámara, pero nos permite un mayor equilibrio del conjunto cuando trabajamos con objetivos largos.


Control remoto

La cámara se puede conectar de forma remota mediante la conexión Wifi y ser disparada desde nuestro móvil mediante la aplicación SnapBridge, pudiendo controlar a distancia parámetros como: el diafragma, la velocidad, el ISO o la compensación de la exposición. Algo sumamente útil, sobre todo cuando estamos trabajando con el trípode a ras del suelo o en una posición incomoda. También mediante la conexión Bluetooth se pueden mandar archivos (tanto en baja como en alta) a otros dispositivos.


El vídeo

La Z 7II es más competente que su predecesora y ahora incluye capturas en 4K/60p. Este nuevo modelo al igual que su predecesora puede activarse para la grabación de video RAW con grabadores externos, ofreciendo una prestación disponible en camaras mucho mas caras dedicadas al video.
Sabéis que el vídeo no es lo mío pero la he probado a 1920 x 1080 a 60p y los resultados con el AF de seguimiento automático por zonas se ha comportado magníficamente, con una calidad de color tremenda.
 
Conclusiones

La conclusión que he llegado con este nuevo modelo es que el marketing de Nikon no es tan bueno como cabría suponer porque viendo el comportamiento de la cámara y sus resultados, no entiendo como los usuarios del sistema Z de Nikon no dan palmas con las orejas, ya que para mi es la mejor cámara para fotografiar Naturaleza que ha pasado por mis manos, con diferencia y las he probado todas, incluidas las de la competencia.

Me recuerda, con las diferencias lógicas del sistema y de los avances tecnológicos de estos últimos años, D3X con la que trabajé cerca de 4 años y que aún conservo.

Las hay más rápidas de disparo, quizás con mejor seguimiento AF al ojo de los animales, pero no conozco ninguna con esa calidad de imagen y con esa ausencia de ruido a ISOS altos. Extraordinaria.

¿Qué le añadiría? .... AF de seguimiento al ojo de otros animales y un GPS. ¿Si fuera usuario de una Z 7 la cambiaría? .... sin ninguna duda. ¿Es mejor que la D850? .... sin ninguna duda.


Comentario

Si ya tienes un adaptador FTZ requiere su actualización por firmware para poder trabajar con la Z 7II. Una vez realizada funciona sin ningún problema en ambas cámaras.
Nikon Z 7II | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II | © Antonio Vázquez
En la siguiente imágen tenéis un recorte de esta foto, ampliado al 100 %, donde podéis apreciar la calidad que da la cámara y como funciona el enfoque AF para perros con el adaptador FTZ.
Nikon Z 7II | © Antonio Vázquez Nikon Z 7II | © Antonio Vázquez
Comentarios
Roberto R. Herrera
26/01/2021
Yo tengo la Z 7 II he hecho fotos usando el sistema automático de apilamiento de imágenes y sí que hace las fotos en RAW.
J. Andrés
26/01/2021
La cámara, sin duda, es excelente.También es cierto que el autor del reportaje también hace foto fantásticas y ha escrito su texto muy bien. Felicitaciones a Nikon por la cámara y a él por las fotos. Saludos.
Carlos Larralde
26/01/2021
A mí siguen sin convencerme las sin espejo, y si tuviera que elegir entre esta cámara o una D850, sin dudarlo elegiría la D850. Saludos
Luis Monje
22/01/2021
Me ha encantado el artículo Antonio. Ni se me había pasado por la cabeza cambiarme a sin espejo, pero leyéndote empiezo a valorarlo.
Envianos tu comentario
Opine sobre la notícia que acaba de leer y en breve será publicada.
* Campos obligatorios
Sobre el autor
Antonio Vázquez
Antonio Vázquez
Antonio Vázquez (Sama de Langreo, Asturias 1959). Comienza su andadura profesional con la publicación de su primer reportaje en el año 1993 en la revista Natura, a partir de ahí sus fotos aparecen asiduamente en publicaciones españolas, como: National Geographic, Geo, Altair, Viajes de National Geographic o en otras europeas como la Wildlife BBC en la que es uno de los pocos españoles que ha conseguido publicar un reportaje completo. Todo eso le sirve de experiencia y trampolín para poder trabajar, durante casi una década, en la revista "Patrimonio Mundial”, de la UNESCO. Viajando y fotografiando los extraordinarios valores culturales y faunísticos que existen en nuestro mundo.Su obra ha sido galardonada tanto en el ámbito regional como en el nacional, a través de numerosos premios, aunque a partir del año 1.995 ha dejado de presentarse a los concursos, al ser nominado miembro del jurado de muchos de ellos.

Sus exposiciones “Fauna en peligro de extinción”. exhibida en Asturias, Madrid y La Coruña y “Orquídeas de España” en la Feria de Muestras de Gijón han sido un rotundo éxito tanto de público como de crítica. En 2009 es contratado por el Parque Nacional de los Picos de Europa para fotografiar toda la flora de este espacio protegido con el fin de divulgar al público las más de 1850 especies que allí viven. En este ambicioso Proyecto, pionero en España, también participan la Universidad de Oviedo y el Jardín Botánico de Gijón y su conclusión se espera para el 2015.
Ver más
Nikon Mirrorless
Nikon Mirrorless - Montura Z
Foto de la semana
Foto de la semana 2020
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Lo más Nikon
Últimos posts Nikonistas Foro
Últimos posts
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.