Tercer Grado | Nikon Z series Jaime Rojo
Descarga la app
Síguenos
web de usuarios de cámaras digitales Nikon, un espacio del grupo Finicon
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Tercer Grado | Nikon Z series
Jaime Rojo

16

Feb2021
Jaime Rojo Jaime Rojo
Jaime Rojo combina su pasión por la naturaleza salvaje, la conservación y la narrativa para crear grandes campañas de comunicación visual que involucren al gran público en temas ambientales. Lleva más de una década trabajando para la protección de los grandes espacios salvajes del planeta y su motivación como fotógrafo es que sus imágenes puedan ayudar a crear nuevos espacios protegidos. Colabora frecuentemente como fotógrafo, cineasta y asesor de comunicaciones con organizaciones ambientales, instituciones educativas y agencias gubernamentales. Entre sus proyectos recientes destacan Andorra al natural para National Geographic, el documental El Triunfo: Forest in the Sky para BBC Earth o la campaña EcoValorMX sobre los servicios ambientales de los parques nacionales de México. Jaime es Senior Fellow de la Liga Internacional de Fotógrafos de Conservación, consejero de WILD Foundation y su trabajo ha sido galardonado en concursos como World Press Photo o Wildlife Photographer of the Year www.rojovisuals.com

Instagram @jaimerojo
Twitter @rojovisuals
Facebook @jaime.rojo.photographer
¿De dónde viene tu pasión por la fotografía? ¿Cómo empezaste?

Desde niño he sido un naturalista apasionado y durante más de 20 años he llevado un diario de campo en el que anoto las observaciones de mis salidas de campo, pero la verdad es que nunca he sido un buen dibujante. La fotografía enseguida se convirtió en una manera de registrar mis observaciones y compartirlas con familiares y amigos

¿Qué fotógrafos te han influido?

¡La lista es interminable! Cada etapa de mi carrera ha tenido influencias diferentes: mis primeros pasos estuvieron marcados por el trabajo del fotógrafo mexicano Patricio Robles Gil, que fue quien me inspiró a convertirme en profesional. A través suyo conocí el trabajo de Jack Dykinga, Tom Mangelsen, Jim Brandenburg, Art Wolfe o Frans Lanting, los grandes de una época dorada en la fotografía de naturaleza en Norte América. Y aquí en España, como olvidar a Francisco Márquez e Iñaki Relanzón, que ahora son buenos amigos míos. Ya como profesional empecé a fijarme mucho más en los habituales de National Geographic: Joel Sartore, Nick Nichols o Paul Nicklen, que incorporaban fuertes elementos narrativos a sus reportajes. También hubo una época en la que me fijé mucho en fotógrafos como Vincent Munier, Florian Schulz, Yann Arthus Bertrand y Sebastiao Salgado, de quienes, además de su enorme talento, me interesó mucho su modelo de negocio, totalmente independientes y libres. Los últimos años me ha influido mucho el trabajo de fotoperiodistas de corte más social, como Brent Stirton, Ami Vitale, Randy Olson, Daniel Berehulak o Marcus Bleasdale. Y también de muchos de mis colegas de la iLCP (International League of Conservation Photographers) como Jasper Doest, Thomas Peschak o Morgan Heim. Como dije, la lista es interminable…

¿Recuerdas tu primera cámara?

Cómo olvidarla. Empecé en el año 1993 con una réflex antigua de mi padre, una Minolta SRT-201. La siguiente cámara, y mi primera Nikon, fue una Nikon F-801 de segunda mano, heredada de mi tía. ¡Tenía motor y autofocus! Que pasada, parece que ha pasado un siglo.

¿Cuál es el equipo con el que trabajas? ¿Cuál es tu óptica favorita?


Me cuesta decidirme por una óptica favorita, pero si tuviese que elegir una sería el NIKKOR 24-70 f/2.8 por antigüedad (fue mi primer objetivo profesional de Nikon). Me ha dado muchas alegrías. El kit básico con el que he estado trabajando últimamente han sido una Nikon D850 con el NIKKOR AFS 24-70 f/2.8 y un NIKKOR AFS 80-400 f/4-5.6, una Nikon Z 6 con el NIKKOR  AFS 24-70 f/4 y una Nikon D500 con el NIKKOR AFS 500 f/5.6 PF. Con esta combinación he cubierto el 80% de las situaciones de los últimos dos años. Pero la realidad es que cada proyecto es diferente: a veces tengo que hacer mucho fototrampeo y necesito muchas cámaras más básicas, otras veces es más fotografía documental de corte social, donde las Z mandan.

El gran diámetro de La montura Z facilita una mayor captura de luz, mayor uso compartido de datos y poder tener objetivos más pequeños.

¿Cómo te afecta esto al tipo de fotografía que realizas? y ¿Cuándo usas el sistema mirrorless?


Empecé con el sistema mirrorless por curiosidad; me llamaba la atención el disparador electrónico silencioso más que todo lo demás. Me pareció un sistema interesante para fotografía documental de personas, al ser más silencioso, más discreto, menos invasivo en general. Luego descubrí su increíble utilidad en el trabajo en escondite o con fotografía con control remoto. Y la verdad es que tras usar un tiempo las cámaras Z me quedé impresionado por la calidad de los sensores y la gran nitidez de los objetivos. Y se agradece la ligereza, la verdad, sobre todo ahora que estoy trabajando mucho en la alta montaña de Andorra. Las Z son una revolución y han llegado para quedarse.

¿Cuánto tiempo dedicas a la edición y organización de las fotografías?


Más del que me gustaría, pero es el precio que hay que pagar para poderte dedicar a esto profesionalmente. Me considero muy afortunado de poder vivir de la fotografía en estos tiempos. Normalmente trabajo en mi archivo todos los días.

¿Utilizas redes sociales? ¿Qué red utilizas más y cuánto tiempo le dedica?

Las utilizo, pero no tanto como debería. Creo que parte de lo que me frena en su uso es que las considero un arma de doble filo: nos alienan y separan de la realidad; preferiría que la gente pasase más tiempo en la naturaleza que en Instagram. Pero reconozco que se han convertido en una herramienta de comunicación extraordinaria y quiero aprovecharlas más. Es uno de mis propósitos en este 2021. La que más utilizo es Instagram, sobre todo cuando estoy en medio de alguna campaña de comunicación de un proyecto, pero apenas le dedico unos minutos al día.

¿Qué fotografía o reportaje que hayas realizado recuerdas con especial cariño?


Mi trabajo con mariposa monarca en México me parece muy simbólico porque varias de esas imágenes marcaron puntos de inflexión muy importantes en mi carrera, como convertirme en profesional o ganar mi primer premio de fotografía en un concurso.

¿Qué consejo darías a alguien que está empezando en esta profesión?


Esta pregunta me la han hecho muchas veces a través de mi página web y no hay una respuesta única porque el camino de cada persona es diferente. Hoy en día, la calidad técnica se da por hecho y creo que es más valiosa la originalidad y sobre todo un estilo propio y reconocible. También es importante tener una visión estratégica a largo plazo y plantear proyectos ambiciosos, con objetivos claros, productos concretos y una visión de negocio. Siempre ayuda tener una pasión por un tema y tratar de concentrarte en eso. Y otra cosa más: hay que saber decir que no; es una de las enseñanzas más valiosas que he tenido en todos estos años de trabajo. Si económicamente te lo puedes permitir, un no a tiempo te puede llevar a muchos éxitos en el futuro.

Explicanos alguna anécdota curiosa que te haya ocurrido realizando alguno de tus trabajos


!!Jajaja!! todos los que nos dedicamos a esto tenemos muchas anécdotas curiosas. El fototrampeo (una técnica que consiste en usar una barrera de infrarrojos para activar las cámaras de manera remota sin que el fotógrafo esté presente) me ha dado todo tipo de alegrías y tristezas, y sobre todo anécdotas. Recuerdo con mucho cariño un pulso que me eché con un oso negro en la Sierra Madre Oriental de México: cada vez que montaba el equipo de fototrampeo y me marchaba, venía el oso a las pocas horas y me destrozaba el equipo. Mordía los flashes, rompía los cables. Yo iba inventando sistemas de seguridad cada vez más originales y absurdos, pero no hubo manera. Era un oso juvenil muy curioso y conseguí una colección muy extravagante de fotos raras de todo tipo de partes de su anatomía, ninguna buena, por supuesto.
© Jaime Rojo © Jaime Rojo
Datos técnicos:

Modelo cámara: Nikon Z 6
Objetivo: AF-S NIKKOR 500 mm f 4 G ED VR
Velocidad: 1/1600 sec
Apertura: f/ 7,1
ISO
2500
Distancia focal 500 mm


Datos de captura:

En la imagen vemos un retrato de un pavo ocelado bebiendo agua en una charca de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, en México. Esta imagen ilustra bien tres de las virtudes del sistema Z: la gran interpretación de color del sensor, que captura las texturas y colores del plumaje con todo detalle; el disparador electrónico silencioso, que me permitió trabajar desde el escondite sin asustar al animal; y el extraordinario rango dinámico y rendimiento con poca luz, ya que la charca estaba en sol y sombra bajo el dosel del bosque y necesitaba una velocidad de disparo alta para detener el movimiento del pavo mientras bebía.
Comentarios
Marcos Lopez
18/02/2021
Muy buen artículo, si os gusta la fotografía os recomiendo esta empresa de fotografía en Madrid!
Envianos tu comentario
Opine sobre la notícia que acaba de leer y en breve será publicada.
* Campos obligatorios
Sobre el autor
Logo Nikonistas (Toni)
Equipo Nikonistas
Eclético grupo de profesionales especializados en varias disciplinas, con un pasión en común por la fotografía digital y las nuevas tecnologías.
Ver más
Nikon Mirrorless
Nikon Mirrorless - Montura Z
Foto de la semana
Foto de la semana 2020
Comunidad Nikonistas
Síguenos
Quiero darme de baja
Lo más Nikon
Últimos posts Nikonistas Foro
Últimos posts
DISTRIBUIDOR NIKON AUTORIZADO. Nikon es una marca registrada de Nikon Corporation. El dominio de Nikonistas.com no está relacionado de modo alguno con Nikon Corporation, ni con ninguna de sus sucursales o filiales.